Visión Global

“1/9/16 Ganemos el futuro” por Román Ibarra

“1/9/16 Ganemos el futuro”  por Román Ibarra


Román Ibarra/@romanibarra.

Por más que el gobierno y sus radicales se empeñen en destruir las posibilidades de una salida cívica, pacífica, electoral, y constitucional a la crisis que ellos generaron, no van a poder lograrlo porque la ciudadanía toda, harta de tanta miseria y tristeza, se yergue sobre su propio sufrimiento para actuar con serenidad, pero con firmeza y encontrar una salida que permita alcanzar mejores condiciones de vida para toda la población en paz.
Por eso es tan importante que el primero de septiembre, atendiendo la convocatoria de la MUD, salgamos todos los venezolanos de bien a manifestar en la calle de manera democrática en una demostración de fuerza cívica inédita en Latinoamérica para concitar la emoción y el acompañamiento mundial para presionar al gobierno de Maduro, a objeto de que se siente a pactar la gobernabilidad que no existe hoy, gracias a la irracionalidad con la que actúan los voceros más feroces del oficialismo.
Son innumerables las voces calificadas que en el ámbito internacional claman por una salida política a la crisis venezolana, desastrosa en sus resultados, que destruye nuestras posibilidades de desarrollo, y desestabiliza la región y buena parte del mundo, habida cuenta de su condición de país petrolero.
La crisis humanitaria que padecemos ha sido advertida, entre otros personajes muy influyentes, como su santidad el Papa Francisco, líder mundial de la iglesia católica, el secretario general de las naciones unidas, el secretario general de la OEA, los parlamentos democráticos de Europa, Estados Unidos, centro, y Suramérica, llamando al gobierno venezolano para que contribuya a ofrecer salidas pacíficas, y el oficialismo se niega a todo evento, sin medir las consecuencias y pensando sólo en mantener sus privilegios y bienestar.
Es alarmante el deterioro social, económico, político, y espiritual de la nación, sin que el gobierno haga absolutamente nada por contener y revertir la situación. Parece un esfuerzo intencional por la destrucción del tejido de la sociedad con el deseo de mantener a todo el mundo controlado en el puño gubernamental y someterlo a la necesidad de recibir migajas sobre la base de la obediencia ciega, y servil.
La protesta nacional del primero de septiembre es para los demócratas venezolanos de vida o muerte, pues de su éxito dependerá la posibilidad de que el gobierno entienda la necesidad de pactar mecanismos que viabilicen la trascendencia del sistema político; de lo contrario está cerrando las puertas a la paz, e impulsando una guerra insensata, e innecesaria entre hermanos. Se trata de hallar cauces que garanticen la supervivencia de todos los ciudadanos del país en condiciones de dignidad, sin revanchismos, ni odios.
La gobernabilidad del país nos conviene a todos: gobierno y oposición; la sociedad necesita emprender el camino del desarrollo en un ambiente tranquilo, sin sobresaltos; un país que pacte los mecanismos para desarrollar la economía mediante el tripartismo: gobierno, empresarios y trabajadores; desmontar los controles que asfixian la economía; disminuir la conflictividad social; enfrentar y derrotar la inseguridad; generar riqueza, muchas nuevas empresas y empleos; derrotar la inflación que se come los menguados bolsillos de nuestros compatriotas. En fin, se trata de negociar democráticamente las salidas a la crisis antes de que terminemos todos lamentando no haber cedido un poco para conseguir el bien común que tantas veces se ha postergado, y que toda la ciudadanía reclama con legítimo derecho.
Llegó la hora de salir a conquistar democráticamente el futuro, para que el mundo entero sepa que los venezolanos somos capaces de dirimir nuestras controversias en paz. El 1º. De septiembre ganamos el futuro!

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529