Visión Global

2016: Venezuela lava sus trapos sucios en los Estados Unidos

2016: Venezuela lava sus trapos sucios en los Estados Unidos


La reciente detención de dos venezolanos en los Estados unidos, padre e hijo de apellido Díaz, ha puesto de relieve que las graves denuncias de presunta corrupción y narcotráfico que presuntamente ha llegado a los más altos niveles gubernamentales venezolanos, solo se ventilaron en el año 2016 ante tribunales del país del norte.

En los últimos dos años, parlamentarios como Ismael García, José Guerra, Ismael León, entre otros, concurrieron ante el ministerio público y a la prensa, para denunciar presuntos casos de corrupción y la presunta complicidad de altos funcionarios civiles y militares con las redes dedicadas al tráfico de drogas.

Solo sería hasta enero del 2016, que con instalación de la nueva legislatura , las denuncias encontraron respuesta en las distintas comisiones de la Asamblea Nacional.

Hasta el momento, el silencio manifiesto de un parlamento presidido por Diosdado Cabello, la Fiscalía General de la República y la Contraloría, había tejido un manto de cobertura que había hecho imposible el adelanto de cualquier investigación. Lo que significaba en la práctica una garantía de manifiesta impunidad.

Detención de Hugo Carvajal

Sería en este contexto en que la justicia federal estadounidense viniera a llenar un vacío en el procesamiento de los trapos sucios venezolanos. Lo que comezó en julio del 2014 cuando es detenido brevemente en la vecina isla de Aruba Hugo Carvajal, alías el pollo, quien desempeñara por largo tiempo funciones como director de Contra Inteligencia Militar (DGCIM) venezolana.

La respuesta del partido de gobierno fue nominar a Carvajal como candidato a diputado por el estado Monagas. Hoy en día goza de inmunidad parlamentaria.

Caso de los primos Flores

Luego continuaría en el mes de noviembre del 2015 con la detención de los primos Flores, Efraín Campo Flores y Francisco Flores, en Haití en el momento en que conspiraban para introducir un cuantioso cargamento de droga en los Estados Unidos.

Es de notar que en este caso de los primos Flores, ya la prensa no adjetiva “presuntos”, por cuanto fueron fueron juzgados y encontrados culpables por el jurado en un proceso federal que agotó todos los requisitos legales. En este momento, están a la espera de recibir la sentencia por sus delitos, por parte del juez federal que presidió el juicio.

Caso Roberto Rincón

En diciembre del 2015, sería detenido el empresario petrolero Roberto Rincón en el estado de la Florida, cuando se aprestaba a celebrar las festividades navideñas.

Rincón, con actividad comercial y residente del estado de Texas, había ganado notoriedad al celebrar la fastuosa boda de su hijo en España, en el mes de noviembre.

Junto con Rincón fue tambien detenido, con respecto al mismo caso criminal, Abraham José Shiera Bastidas, un asociado suyo.

Según reseñara El Nuevo Herald, “el magnate petrolero venezolano Roberto Rincón, quien enfrenta cargos en una corte federal de Texas por corrupción y lavado de dinero, pagaba enormes sobornos a funcionarios de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) para obtener millonarios contratos, en una masiva conspiración que llegó recaudar más de $1,000 millones, según documentos de la corte y fuentes familiarizadas con las investigaciones”.

En este caso, según reportara la agencia Reuters y publicara en Venezuela el portal lapatilla en el mes de marzo del 2016, “tres ex funcionarios de Petróleos de Venezuela (PDVSA) son José Luis Ramos Castillo, de 38 años; Christian Javier Maldonado Barillas, de 39 años; y Alfonzo Eliezer Gravina Muñoz, de 53 años”, se declararon culpables dehaber aceptado sobornos de dos empresarios venezolanos, Roberto Rincón y Abraham José Shiera Bastidas, quienes fueron acusados en diciembre de violar la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero”.

Shiera, también se dclaró “culpable”, en tanto “uno de sus empleados, Moisés Abraham Millan Escobar, también dijo bajo acuerdo en enero ser culpable de conspiración, dijeron los fiscales”.

Posteriormente, el ingeniero Rincón se declaró culpable en el mes de junio de este año en una “corte federal en Houston de dos cargos de conspiración para violar la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero, en los que admitió su participación en un esquema de negocios corruptos para obtener contratos con la petrolera estatal venezolana PDVSA”, informó el Departamento de Justicia, según reseñó el portal de Nelson Bocaranda runrunes.com.

Rincón, quien enfrentaba una posible pena de 100 años de cárcel, habría aceptado “cooperar” para ver reducida su pena.

A pesar de la admisión de culpabilidad de los procesados en una corte de Housnton, en Venezuela el sistema de justicia no tomó acciones significativas. No hay hasta el momento ninguna información que confirme la apertura y presecución de un proceso de investigación, tanto administrativa como judicial.

Caso Illaramendi

Otro caso anterior, ventilado en los tribunales federales de Estados Unidos, es el caso del esquema piramidal que habría sido montado por el venezolano-estadounidense Francisco Illaramendi, en el cual se habría perdido un monto no confirmado del fondos de pensión de los trabajadores de PDVSA.

Illaramendi se declaró culpable en el 2011 “de cinco cargos, entre ellos cuatro por diversos tipo de fraude y uno por conspiración para obstaculizar a la justicia”. Fue sentenciado en enero del 2015 a 13 años de prisión.

En el desarrollo del proceso, “según la fiscalía, Illarramendi pagó un soborno de 3,4 millones de dólares a dos responsables de la petrolera estatal venezolana Pdvsa a cambio de garantizar una inversión de 100 millones de dólares”.

“En el caso también se vieron involucrados un contador venezolano, Juan Carlos Guillen Zerpa, y un supuesto empresario de Florida (sur de EEUU), Juan Carlos Horna Napolitano, que recibieron 1,25 millones de dólares para ayudar a Illarramendi a fabricar falsos documentos. Ambos se declararon culpables de obstaculizar una investigación del SEC y fueron condenados a 14 meses de prisi[on y una multa orrespondiente al pago que habían recibido”, según una nota publicada por el portal noticias24.

En el caso Illaramendi, altos funcionarios de PDVSA habrían entregado importantes montos de dinero del fondo de retiro de la estatal. Previo a que Illaramendi fuera detenido, en Venezuela el diputado Ismael García había denunciado irregularidades en esta operación financiera, sin que la fiscalía ni la Asamblea aperturara una investigación.

Corrupción en PDVSA

En octubre de este año, la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional abrió una investigación sobre la presunta corrucción en PDVSA, durante los 10 años de la presidencia de Rafael Ramírez. En los cuales habrían sido malversados unos 11 mil millones de dólares.

Llevado el informe de la comisión a la plenaria de la Asamblea, fue aprobada la declaratoria de responsabilidad política de Ramírez y de Eulogio del Pino, actual presidente de PDVSA.

La respuesta del gobierno no se hizo esperar. El Tribunal Supremo de Justicia contestó en tiempo record una solicitud de Ramírez para bloquear la investigacion parlamentaria.

Eduardo Martínez/VisiónGlobal/@ermartinezd

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529