Visión Global

“5 de julio 2016:Dos caras del país” por Román Ibarra

“5 de julio 2016:Dos caras del país” por Román Ibarra


Román Ibarra / @romanibarra.

Acabamos de conmemorar, sólo conmemorar la fiesta patria del 5 de julio, pues no hay nada que celebrar en términos de Independencia, por la obvia razón de que nuestro país no es independiente como quisiéramos mayoritariamente los venezolanos. Hoy, nuestro país está asediado por la colonización cubana por voluntad de Chávez y Maduro, quienes en su delirio comunista y militarista nos entregaron para ser dirigidos y expoliados por una dictadura asesina, y corrupta como la de los Castro.
Este acto del 2016, ha sido el menos lucido de todos cuantos se han realizado porque nos exhiben como un país dividido política, social, y emocionalmente. Por una parte, la Asamblea Nacional, es decir la representación soberana del pueblo venezolano decidió sabiamente invitar como orador a Américo Martín, un dirigente social, civil, inteligente, culto, curtido en las luchas políticas e intelectuales de la Venezuela contemporánea, para dar luces sobre el significado de una fecha tan importante y respetada por los venezolanos, como fue el 5 de julio de 1811, y para llamar la atención acerca de lo que debemos hacer –todos, y principalmente el gobierno- como sociedad en la realización de los fines del Estado marcados en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.
Por otra parte, el Presidente Maduro en un acto de malcriadez, e inmadurez, en vez de acudir como siempre ha ocurrido en esta fecha a la sede del parlamento nacional, prefirió irse a celebrar un acto mediocre y sin brillo con los militares en Los Próceres, en un desfile carente de gracia, y con muy poca participación popular, lo cual, evidencia la exigua representatividad que le va quedando a su mal gobierno.
Desperdició el tiempo -otra vez- en un discurso lleno de improperios contra la alternativa democrática que lo derrotó con la amplísima mayoría de dos tercios de la población electoral, y a cambio para congraciarse con la fuerza armada, les ofreció más poder del que ya exageradamente disponen, y que ha sido utilizado pobremente al servicio del país, pero muy productivamente para el enriquecimiento de unos cuantos a su paso por la administración más corrompida del hemisferio en estos 17 años, que hoy exhiben impúdicamente como una humillación a quienes les confiaron su fe y esperanza para ser ahogada en incumplimientos, pobreza, inseguridad, corrupción, y miseria.
No quiso escuchar, y saboteó con su cadena de radio y televisión la importante pieza oratoria de Américo Martín, que a decir del Presidente de la Asamblea Henry Ramos Allup, le hubiera servido para aprender de lo mucho que no sabe; de lo mucho que desconoce y necesita para entender que la vida que los venezolanos hemos decidido darnos, es irreversiblemente civil, pacífica, constitucional, y electoral. Queremos ser y seremos libres, y para ello, como dijo Américo: ¨ … el diálogo es necesario, pero no es incondicional¨. Le molestó profundamente que dijera que el Revocatorio no es negociable, y no puede serlo porque es la voluntad del pueblo venezolano, incluyendo a quienes antes le acompañaron y que hoy están decididos a salir democráticamente de su gobierno, pues de lo contrario, sería su gobierno el que acabaría con la vida de los venezolanos por inseguridad, por hambre, miseria, y muerte.
Le quedan dos caminos Presidente: negociar con la oposición las condiciones para darle al país la gobernabilidad necesaria para llegar a la celebración del Revocatorio, y las elecciones de gobernadores en paz, o la renuncia para evitar la más grande derrota posible, y la desaparición de su partido. Decídase!

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529