Visión Global

A 7,1 salarios mínimos llegaron los útiles escolares

A 7,1 salarios mínimos llegaron los útiles escolares


Fabricantes aseguran que no les otorgaron divisas y que las empresas  trabajan con los remanentes del año pasado. No podrán satisfacer a tiempo la demanda

El monto que tienen que pagar por los útiles de primaria, dependiendo de la calidad de los productos, se sitúa entre 39.477,8 y 81.862 bolívares, lo que significa que se necesitan entre 2,6 y 5,4 salarios mínimos. La lista de bachillerato cuesta entre 19.743,9 y 31.460,25 bolívares y para cubrirla se requieren entre 1,3 y 2 salarios mínimos. Estos presupuestos no incluyen los textos que se utilizarán durante el periodo escolar.

Aunque todavía no le han entregado la lista de útiles de su hija, que pasó a sexto grado, Augusto Reina está considerando pedir un adelanto de  prestaciones sociales para cubrir el gasto, pues gana salario mínimo. “Mi esposa también trabaja y ella va a hacer lo mismo. Pero solo compraremos lo necesario”.

Juan Carlos Viñales, presidente de la Asociación Venezolana de Papeleros y Afines, afirma: “Los padres van a tener que reutilizar los útiles y comprar lo estrictamente indispensable para iniciar las actividades escolares. Van a tener que hablar con las instituciones porque ¿de qué sirve comprar ahora una cartulina que va a usar en marzo? No les alcanza el dinero para todo, si en noviembre o diciembre se acabó la caja de colores es un gasto puntual que se hará en ese momento”.

La madre de una adolescente de 13 años de edad aseguró que desde hace algunos años no le compra libros a su hija porque en el colegio hay un centro de donaciones. “Yo soy madre soltera y tengo que ver cómo resuelvo porque el dinero no alcanza para todo. Por suerte en el colegio algunos padres llevan los libros viejos de sus hijos para que otros niños puedan usarlos”.

Entre los materiales que tuvieron el aumento más fuerte en un año están las láminas de papel bond, que pasaron de 25 bolívares la unidad a 250 bolívares, un incremento de 900%. Los cuadernos costaban 600 bolívares y ahora están entre 850 y 2.999 bolívares, lo que supone un aumento de 41,6% y 399,8%, respectivamente. La caja de 12 colores varió de 800 bolívares a 3.012 bolívares, un alza de 276,5%. Los lápices se comercializan en 43,12 bolívares la unidad, los sacapuntas están entre 327 y 1.999 bolívares, las gomas de borrar en 44,64 bolívares y las reglas de 30 centímetros entre 267,69 y 662,49 bolívares.

El encargado de una librería en Chacao aseguró que los precios de los textos escolares oscilan entre 1.500 y 6.500 bolívares. “Los libros subieron entre 2.000 y 3.000 bolívares, pero no los tenemos todos. Vendemos uno por persona para que más gente pueda comprar”, explicó. En 2015 un texto costaba 800 bolívares, el incremento ha sido de  87,5% y 712,5%, respectivamente.

Situación crítica. Los fabricantes nacionales de útiles y textos escolares señalaron que la situación se complica. “Todo está muy restringido porque no se otorgaron divisas y las empresas están trabajando con los remanentes del año pasado”, dijo Luis Scarcioffo, presidente de la Cámara Venezolana de la Industria Educativa y de Materiales de Oficina.

Explicó que los dólares debieron entregarse a finales de 2015 para poder iniciar la manufacturación en febrero y luego despachar a las librerías y papelerías en junio, como ha sido tradicionalmente. Agregó que por esta razón las líneas trabajan a 30% de su capacidad instalada. “Hay una producción que se ha mantenido con mucho esfuerzo. Otros fabricantes probablemente han importado”, indicó.

Viñales señaló que los productores agrupados en la Asociación Venezolana de Papeleros y Afines no han recibido divisas ni materias primas. “Los afiliados han mantenido una cierta producción con la materia prima que se consigue en el mercado nacional porque no han recibido ninguna divisa, no siquiera por Dicom, aunque algunos cotizan todos los días. Hay líneas paradas por falta de dólares”. Coincide con Scarcioffo en que las líneas trabajan entre 30% y 40% de capacidad total instalada.

“Desde el año pasado solo sacan los útiles más requeridos y en menor cantidad de presentaciones. Si antes expendían cajas de colores de 6, 12, 24 y 48; ahora solo de 12 colores, especialmente en la temporada de demanda escolar”, añadió Viñales.

En su opinión, no hay escasez de materiales escolares porque los comercios tomaron previsiones. “Si vas a una tienda consigues lápices, colores, marcadores. Las librerías tienen inventario porque iban comprando, sabían que este año iba a ser más difícil”.

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529