Visión Global

Activado el reloj de “La Salida” constitucional

Activado el reloj de “La Salida” constitucional


Lo ocurrido ayer en sesión de instalación de la asamblea Nacional, adelanta los nuevos tiempos que vivirá el poder legislativo, y el ambiente que prevalecerá en el país, en correspondencia con las aspiraciones ciudadanas de una mejor Venezuela.

La colorámicamente visible, y marcadora de esos nuevos aires, fue la práctica desaparición del color rojo en la vestimenta de los diputados. Ni siquiera los diputados del PSUV se vistieron de rojo, a excepción de la autodenominada primera combatiente, cuya camisa roja constituyó el símbolo evidente de un régimen derrotado.

Estos cambios se perfilan no solo en lo sucedido en el proceso de acreditación, juramentación de los diputados, y elección de la directiva, sino también en los los discursos pronunciados por Henry Ramos Allup, nuevo presidente de la Asamblea, y de Julio Borges, jefe de la fracción mayoritaria.

Ambos delinearon, sin ningún elemento de distorsión, los parámetros que signarán el trabajo parlamentario. Ramos Allup recordó el marco constitucional. Borges anunció la agenda inmediata.

Ambos lineamientos expresan, la voluntad de la oposición, de cumplir con la promesa realizada a los electores en la pasada campaña electoral. No hubo sorpresas en ese sentido.

Tampoco hubo sorpresas por los discursos de la exigua representación de la nueva minoría, representada por los 55 diputados del PSUV,

Ramos Allup asomó “la salida”

El líder parlamentario de la oposición, Henry Ramos Allup, hizo uso de su larga experiencia parlamentaria -que recordó es de 26 años- para advertir cuáles serán los objetivos del trabajo parlamentario: legislar y controlar al gobierno de Nicolás Maduro.

Sin entrar en mayores detalles, le recordó a la Sala Constitucional del TSJ, que “quien nombra, disciplina”. A los ministros, les adelantó que serán interpelados e investigados. A los diputados que fueron ministros, que también deberán rendir cuenta. Y a los diputados, propios y extraños, también les recordó en que, a pesar de las diferencias ideológicas y de posiciones, “donde no hay afecto, no hay equipo”, Lo que señaló es necesario para hacer un buen trabajo.

En cuanto al informe de la gestión 2015, que deberá presentar el presidente Nicolás Maduro en los próximos días, le garantizó que “lo recibirán con dignidad y respeto”.

El discurso de Ramos Allup fue respetuoso y abierto al diálogo, pero fue firme al precisar que “el cambio no es cuestión de calendario, es un hecho de cambio de sistema, de cambiar lo que está muy mal (…) Vamos a legislar no a delegar”.

Recalcó que el trabajo está en cambiar una realidad que lleva 17 años y que le ha hecho mucho daño a la nación. “El cambio que proponemos es constitucional, pacífico y electoral, Nuestro compromiso es rescatar la autonomía del parlamento”, dijo al fijar un plazo –o pre aviso- de seis meses.

Finalmente, convocó el inicio de las sesiones ordinarias para este miércoles 6 de enero.

El orden del día

La Asamblea Nacional abrió su nuevo período legislativo 2016-2021 sin mayores aspavientos. Esto a pesar de la historia de tres lustros de abusos y manejo abusivo de la mayoría oficialista que prevaleció en el parlamento.

Los temores previos, desarrollados desde el 6 de diciembre cuando la oposición logró los dos tercios de los diputados, fueron superados en la jornada en la medida en que empezó a materializarse el ejercicio de la nueva mayoría.

La tradición revisión de las credenciales de los diputados electos, transcurrió sin inconvenientes., solo perturbado ligeramente por la suspensión de las proclamaciones de los 4 diputados elegidos en el estado Amazonas, por parte de la Sala Electoral.

También como estaba previsto, el nuevo parlamento eligió su junta directiva. La preside Henry Ramos Allup, con Enrique Márquez en la primera vicepresidencia y Simón Calzadilla en la segunda vicepresidencia.

La secretaría de la Asamblea estará en las manos del abogado Roberto Marrero, y la subsecretaría será ejercida por el también abogado José Luis Cartaya.

No hubo manera, dada su escuálida representación, que el oficialismo pudiera oponerse a las propuestas de la oposición.

Fueron infructuosos los intentos de saboteo de la nueva minoría en el desarrollo de la sesión inaugural. Alegaron violaciones al Reglamento Interior de Debates de la AN. Lo que resultó sorprendente, dado el comportamiento reiterado y usual de la gestión del anterior presidente, Diosdado Cabello.

Como acto final de la nueva minoría en su primer día, los 54 diputados el PSUV abandonaron el hemiciclo en una retirada digna de un ejército derrotado masivamente: en desorden y sin coordinar sus acciones.

Muestra de la huida, y en señal de lo que serán los nuevos tiempos, Diosdado Cabello declaró al canal oficial VTV desde lo que aparentemente será su nueva tribuna, los jardines del Palacio Legislativo.

Mientras tanto, en el hemiciclo se desarrollaba la sesión sin mayores contratiempos, en la cual Julio Borges, jefe de la fracción de la Unidad, delineaba los puntos a cumplir de la agenda parlamentaria.

Entre otros, Borges anunció la Ley de Amnistía y Reconciliación, los títulos de propiedad para los beneficiados por la Gran Misión Vivienda, los cesta tickets de alimentación y salud para los pensionados, y una ley de favorezca la producción nacional.

Chinazo inaugural

El descalabro de la huida de los diputados del PSUV, dejó al descubierto la improvisación. Se les olvidó que debían quedarse para proponer sus representantes en las cuatro comisiones, que protocolarmente se designan, para comunicar a los otros poderes de la instalación de la cámara.

La oposición les remendó el roto, dejando en blanco los espacios para que, por secretaría, anotaran posteriormente los nombres.

Nota: No pasamos por alto la actuación errática, de naturaleza etílica, o de otro tipo de sustancias, de un diputado del oficialismo. Por considerarla un elemento de provocación, dejamos la misma “en suspenso” dentro del análisis.

Eduardo Martínez/VisiónGlobal/@ermartinezd

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529