Visión Global

Análisis de coyuntura: ¿Es suficiente el 6D?

Análisis de coyuntura: ¿Es suficiente el 6D?


Los electores venezolanos llegarán a las elecciones del 6 de diciembre (6D) en un ambiente de incertidumbre provocado por una profunda crisis económica.

Esta crisis el venezolano no la ve solamente en la televisión o en los periódicos. La siente en el bolsillo. Eso marca una gran diferencia.

Evidencia de la crisis

La devaluación del bolívar en la calle es histórica. Pasó de 178 a 826 (4,64 veces). La inflación en 12 meses es cercana al 283% (Cendas). Escasean 21 de los 58 productos que integran la cesta básica. Del resto de productos –no regulados- no menos de 50 no se consiguen.

La escasez ha llevado al gobierno a establecer un sistema de racionamiento electrónico con el uso de captahuellas. Sistema que desde el pasado fin de semana empezó a incluir productos no regulados.

Según concluye CENDAS en su análisis para el mes de septiembre, una familia promedio venezolana necesita casi 100 mil bolívares al mes para poder vivir. Lo que abre un hueco enorme en la finanzas familiares. Si los 5 miembros que integran en promedio a una familia venezolana trabajaran, y recibieran cada uno el sueldo mínimo, aún no les alcanzaría para pagar la cesta básica familiar.

La incertidumbre que experimentan los venezolanos proviene del no saber que pasa –el fenómeno de la inflación elevada tiene la característica de ser, como una mano invisible que saca dinero del bolsillo de las personas- no ver que vendrá después, y que lleva a sentir que no tiene futuro.

Un estado de incertidumbre, al cual contribuye enormemente, la ausencia de cifras y estadísticas oficiales. Desde hace meses, el Banco Central de Venezuela (BCV) no publica los índices macroeconómicos.

La inseguridad

En este ambiente económico la delincuencia está desbordada. Las bandas, la industria del secuestro, el liderazgo de los “pranes” –que gobierna la calle desde las cárceles- se han extendido por todo el país.

Se puede decir, sin error a equivocaciones, que no hay ninguna persona, que en su círculo familiar o de amigos, no haya sido afectado por alguna de las modalidades delictuales en lo que va de año.

El 6D

Los venezolanos, indistintamente de sus simpatías políticas, desean que cambie este ambiente de incertidumbre y crisis política.

Son muy grandes las expectativas de los electores, de cara al próximo 6 de diciembre. Quienes vayan a votar, lo van a ser con el anhelo que de esos resultados surja una mejor Venezuela. Voten por la oposición, o voten por el gobierno.

Por ello es necesario en el análisis  estimar cuáles pudieran ser los escenarios de resultados probables, y dentro de ellos, con cuáles variaciones. Todo va a depender de la magnitud de diferencia que logre el que gane sobre el que pierda.

Un triunfo de la oposición, aunque sea por un diputado más que los logrados por el gobierno, por si sólo será un cataclismo político. Pero no sería suficiente para lograr imponer los cambios que se requieren.

Si es el gobierno que logra uno, o unos pocos diputados más que la oposición, no cambiaría de manera sustantiva la correlación actual de fuerzas en el parlamento.

En todo caso, de acuerdo a la Constitución, son necesarios dos tercios de diputados para imponer parlamentariamente grandes cambios. ¿Es esto posible el 6D?

Recientemente, el profesor José Antonio Gil Yepes, de Datanálisis, ante una pregunta en un programa radial dijo, que la gran diferencia de lo que pudiera pasar a continuación, radicaba en que se produjera una avalancha de votos. Un fenómeno no predecible, y que depende no solo del ambiente previo sino que también de eventos y sucesos –que ocurran o que no ocurran- en el propio día de los comicios.

Las encuestas

Todas las encuestadoras, que operan en Venezuela, llevan meses preguntando a los venezolanos sobre su intención de voto.  

Para el cierre de septiembre, en todas las encuestas, la oposición va ganando. Dadas las características particulares del sistema de elección de diputados, estas encuestadoras tuvieron que adaptar el cálculo de la muestra, para poder estimar cuántos diputados se obtiene, y no únicamente los porcentajes de votos.

La semana pasada, en una presentación privada, cuatro de las principales encuestadoras dieron a la oposición entre 96 y 108 diputados. Representando 110 diputados los señalados dos tercios.

Entre los detalles que llamaron la atención de los presentes, se encuentra: la oposición gana los estados más grandes; el gobierno gana en unos pocos estados pequeños, con una diferencia de votos que no excede el 3% (dentro del margen de error de la encuesta); la oposición gana en la mayor parte de la línea fronteriza; y en Táchira, la oposición triplica al gobierno, en varios estados los duplica.

Como un aspecto relevante, se puede señalar que en la encuesta de la empresa, que se pude decir más afín al gobierno, la oposición tendría cerca de 96 diputados y el gobierno 70.

¿Será suficiente?

Los escenarios posibles están sobre el tapete. No será fácil la realidad que surja después del 6D. Pareciera en estos momentos, que para el gobierno sería más manejable una derrota, que un triunfo para la oposición. Eso no quiere decir que sea imposible, para la alianza opositora, sobrevivir al triunfo.

Eduardo Martínez / @ermartinezd / Visión Global

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529