Visión Global

Análisis: Maduro con todas las de perder tras tres rounds con los pro-revocatorio

Análisis: Maduro con todas las de perder tras tres rounds con los pro-revocatorio


Comienzan a perfilarse las dos estrategias enfrentadas con la activación del proceso revocatorio del mandato de Nicolás Maduro.

Las acciones de la Unidad son claras y directas para la consecución de su objetivo: sacar a Maduro. La Unidad cuenta con gran apoyo popular, que excede con creces las más optimistas estimaciones de los líderes opositores, y que demás, sigue tomando por sorpresa a los estrategas de Nicolás Maduro.

La primera línea en la defensa del gobierno, ha sido colocar trabas para retardar lo más posible el proceso revocatorio iniciado por los opositores. Tarea que se le empieza a dificultar al gobierno.

En ese divorcio que parece existir entre lo que piensa la gente en la calle y lo que piensa le gobierno, situaciones de calle con el racionamiento eléctrico y las colas en supermercados, obligó al Consejo Nacional Electoral a entregar la planilla oficial de recolección de firmas. Una acción dilatoria que se habían trazado, pero para la cual no habían diseñado un Plan B, o alternativo por “si algo les salía mal”.

El primer round

Para ese miércoles, la oposición había convocado una manifestación hasta el CNE en Caracas, y a cada una de las sedes en las capitales de estado.

Jorge-RodríguezSeñalan fuentes del chavismo, que la decisión de entregar las planillas, habría sobrevenido por la opinión de Jorge Rodríguez de que le sería muy difícil a la oposición recoger las firmas antes de una semana. Por lo que tenían tiempo todavía para ver cuál sería el siguiente paso.

A Rodríguez se le vio la “mano” en esta posición, cuando esta semana declaró de que no habían recogido ni la mitad de las firmas.

Además, llamó profundamente la atención, de que el 12 de mayo se presentara en rueda de prensa con “fotocopias” de huellas dactilares, denunciando presuntos delitos de usurpación de firmas.

¿Habrá sido una estrategia desesperada del oficialismo haber contribuido con esta usurpación, para luego pedir ahora la nulidad dela recolección de las firmas?

La verdad es, y así lo señalan afectos al entorno del señor Rodríguez, que la respuesta de la población tomó por sorpresa al gobierno, a su comisión y en especial a Jorge Rodríguez.

Entregadas las planillas en la tarde y anunciado el operativo de recolección de firmas para la mañana siguiente, las firmas se recogieron en unas pocas horas. Seguiría al día siguiente, hasta que en poco menos de tres días había recogidas más de dos millones de firmas, cuando solo se necesitaban 197 mil firmas.

Aplastados por la realidad, solo llegaron a esbozar la intención de que no aceptarían las firmas hasta haber transcurridos los “hasta 30 días establecidos” en el reglamento del CNE que regula la recolección de firmas.

Un madrugonazo opositor, lograría tener mayor velocidad que los lapsos burocráticos del ente comicial, siempre confabulado con el alto gobierno. así el lunes 2 de mayo, la oposición entregó un millón 850 mil firmas al CNE, en las instalaciones de Fila de Mariches. Fueron 200 mil planillas archivadas en 80 cajas.

Jorge Rodríguez, en su pataleo de esta semana, denunció que el 11% de estas cajas tenía hasta 100 planillas con una sola firma. Lo que al realizar las operaciones aritméticas elementales, demuestra que sería una cantidad irrisoria que no representa riesgo alguno para el cumplimiento del requisitos de firmas mínimas que activen el proceso revocatorio.

Tania D´Amelio, algo así como un bufón de la corte presidencial a través de su mensajes en las redes sociales, adelantó que habría que esperar a que se cumpliera el lapso de 30 días. Una acción de desespero, que busca tiempo para el desarrollo de una estrategia alternativa ante la solicitud, que en estos momentos el régimen no parece encontrar.

El segundo round

La respuesta de la oposición, fue convocar una marcha hacia el CNE en Caracas para el miércoles 11 de mayo. Lo que obtuvo de inmediato la respuesta del oficialismo, con una marcha gubernamental para el mismo día.

¿Para qué marchó el oficialismo? Eso fue lo insólito, por lo atropellado de la convocatoria. Marchó para repudiar la entrega de la propiedad de los venezolanos que ocupan viviendas construidas por la Gran Misión Vivienda.

¿Quién –a menos del alto gobierno- se puede oponer a tener la propiedad de la vivienda que ocupa? Ese fue el tema que entretuvo –con gran sorna- a los analistas televisivos de las grandes cadenas de información del mundo.

De esta manera, el miércoles avanzaron por las calles de Caracas dos marchas: una por el revocatorio y otra contra la entrega de las propiedades. Lo que hizo que la característica fundamental, no fuera la cantidad de personas que congregaron, sino el “porqué” -pocas o muchas- esas personas manifestaban.

La historia estaba contada. Los oficialistas que hubieran debido llegar al ministerio de la Vivienda, pudieron llegar frente al CNE. En tanto a la oposición le fue impedido avanzar.

Lo único que lograron quienes apoyan a Maduro, fue que la prensa reseñara que bailaron frente al CNE. Mientras a los manifestantes pro-revocatorio los agredieron represivamente. Incluso al gobernador Henrique Capriles, le lanzaron gas pimienta en la cara, entre otros menos conocidos manifestantes.

diego hernandez-cnePara la mala suerte del gobierno, la imagen más difunda en la prensa de todo el mundo ese día, fue la del estudiante Diego Hernández quien se paró frente a las puertas del CNE con una hojita tamaño carta de papel bond escrita a manos que decía “Revocatorio Ya”.

“Efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana detienen a un estudiante que llegó a la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE) en Caracas para ejercer su derecho constitucional a la protesta pacífica. Su arma era solo una pancarta que decía “revocatorio ya” y mientras declaraba a los medios de comunicación allí presentes, le fue arrancada violentamente la pancarta por un funcionario de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y posteriormente detenido”. Así lo reseñó el periódico “El Correo del Orinoco”, perteneciente a la red de hegemonía comunicacional del gobierno.

Además agregaron que “El oficial fue identificado como “segundo comandante Lugo”, el mismo le arrebató el cartel que portaba mientras declaraba a la prensa”.

Doce horas después, las gestiones sensatas de Tarek William Saab, defensor del Pueblo, lograrían resolver el entuerto, logrando la liberación de Hernández.

Todo indica, que la detención del estudiante habría sido originada por la rabia en los mandos de la GN, cuando este joven se les logró “colar” a un lugar que consideraban seguro y ajeno a la ofensiva pro-revocatorio.

Lo que los estrategas gubernamentales no lograron entender el miércoles pasado, es que nunca antes el dicho “Con la intención basta” tuvo tanta vigencia.

El éxito de la convocatorio opositora estaba garantizado desde un principio, no importaba si llegaba o no hasta el CNE o si lograban ver la regordeta cara de su presidenta. El éxito se lograba al romper la inercia de la oposición debida a titubeos y cavilaciones de los últimos meses.

Pensando al contrario, si la marcha hubiera llegado al CNE, y le hubieran entregado algún papelito a su presidenta, o a alguno de los rectores, la prensa oficial hubiera pontificado sobre las bondades imparciales del ente electoral.

Un día después, la acción de la oposición ya no hubiera tenido importancia alguna en la prensa.

El tercer round

Sin embargo, victimizados por la desproporcionada represión de la Guardia Nacional, la oposición convocó nuevamente un acto de protesta para el sábado. Lo que otra vez provocó como respuesta la convocatoria de una marcha del chavismo gubernamental. Esta vez, bajo el lema de apoyo al decreto de “estado de emergencia” firmado por Maduro el día anterior.

En esta ocasión, la protesta opositora estuvo más bien orientada a la consolidación del activismo pro-revocatorio. Algo así como un marcaje de terreno.

Desde la semana pasada, la oposición se ha movido cómodamente en territorio considerado anteriormente del exclusivo uso del proselitismo chavista. Ahora las protestas de la oposición se realizan en la jurisdicción del municipio Libertador, donde Jorge Rodríguez es alcalde.

Pero esta comodidad no debe extrañar. Los resultados de las pasadas elecciones parlamentarias del 6 de diciembre, dejaron al descubierto y vulnerables al PSUV, al gobierno y a sus aliados. Ya no son los dueños del patio.

Lo que viene

De momento la oposición ha convocado una tercera demostración de calle para este miércoles 18 de mayo. Los pro-revocatorio tienen viento a favor. El gobierno no solo no resuelve los problemas mas sentidos por los venezolanos. La crisis de la escasez, la carestía, la inseguridad, la falta de agua y los racionamientos, se profundiza y día a día se les suman otros problemas.

El gobierno responde con amenazas, mayor represión y el decreto de estado de emergencia. Acciones que ya no parecen atemorizar o preocupar a la gente.

Ha sido el mismo gobierno quien ha convencido a la gente de que solo una salida de Maduro y de su séquito, es lo que podrá comenzar a dar solución a los gravísimos problemas.

Lo que atemoriza al venezolano es el hambre, que ya no es una amenaza. Es una realidad. Los efectos del nuevo salario mínimo, ya se los comió con creces los aumentos de precios de los productos de primera necesidad.

Por otra parte, la paranoia presidencial debe estar en un máximo crítico. Esta semana cayó Dilma Rousseff. Lo que le debe sonar en la cabeza presidencial a algo así como “venimos por ti”.

Esa es la explicación del uso extremo que ha hecho el gobierno de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, anulando una y cada una de las leyes que aprueba la Asamblea Nacional (AN). Incluyendo la suspensión de los diputados electos en el estado Amazonas. Con esos diputados en la AN, a estas alturas estaría Maduro a punto de caramelo.

Todas estas situaciones lleva a visualizar, que en este choque de estrategias, el gobierno está a la defensiva violando cuanta norma, ley o previsión constitucional existe. Es un mamífero herido muerte. Lo que lo convierte en un animal letal, por ahora.

El chavismo

La estrategia desarrollada hasta ahora por el gobierno no está protegiendo a Maduro. Está protegiendo a sus compañeros de gobierno. Todo apunta a querer lograr que se realice el referendo revocatorio el año próximo. Con lo cual quedaría en ejercicio el que sea vicepresidente para ese momento.

Esto evidencia que la lucha dentro del chavismo es a cuchillo. No es para proteger a Maduro. Es para hacerse con el poder a partir del 2017 y hasta el final del mandato iniciado en el 2013.

Esa lucha no es para preservar los presuntos logros de Hugo Chávez. Tampoco para salvar a Nicolás Maduro. Es para defender pequeñas parcelas de poder heredadas en el anticipado fin de quien los agrupó; y apuntando a un milagro que los perpetúe más allá del 2019.

Eso debe flotar en la mente del presidente Nicolás Maduro.

Eduardo Martínez/VisiónGlobal/@ermartínezd

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529