Visión Global

Apolinar Martínez: el reportero deportivo de los juegos olímpicos

Apolinar Martínez: el reportero deportivo de  los juegos olímpicos


Apolinar Martínez es un periodista de amplia experiencia cubriendo el mundo del deporte. Como reportero asistió a dos Olimpíadas, que fueron particularmente importantes: Múnich en 1972 y Moscú en 1980.

En su carrera profesional, fue director de los diarios Meridiano, 2001 y Abril. También ha incursionado con éxito en la televisión y en la radio.

Este jueves estuvo de invitado al programa radial matutino de Radio Venezuela AM790, que modera el periodista Manuel Felipe Sierra. Tuvimos la oportunidad de entrevistarlo a dos voces, a propósito de las Olimpíadas de Río de Janeiro 2016. Juegos que serán realizados a los 120 años de los primeros juegos olímpicos modernos.

Apolinar nos paseó por el mundo olímpico. Nos recordó la trayectoria olímpica de nuestros atletas, las esperanzas y las desesperanzas.

¿Qué recuerda de los juegos olímpico que le ha tocado cubrir como reportero deportivo?

-Es curioso. Acudí a dos juegos olímpicos. Ambos llenos de gran connotación política. Los juegos olímpicos de Múnich en 1972, y los juegos olímpicos de Moscú en 1980 en pleno comunismo. Era Leonid Brézhnev primer ministro de la Unión Soviética.

En la masacre de Múnich

Los juegos olímpicos de Múnich todo el mundo los recuerda porque se produjo la “Gran masacre de Múnich”, cuando un comando palestino tomó la villa olímpica, entró a la delegación israelí y se produjeron una serie de muertos. Incluso suspendieron los juegos, y los paralizaron por unos días.

Es muy curioso. Éramos cuatro periodistas venezolanos que estábamos en esos juegos: Armando Naranjo de El Universal, Luis García de RCTV, el fotógrafo Mata del IND, y yo de Meridiano, que escribía la columna “Apolinar en Múnich”.

Teníamos 15 días en Múnich en la villa de prensa. Quedaba muy cerca la villa olímpica donde entrábamos permanentemente.

Una tarde, estando en la villa de prensa me llama Carlos Sánchez, jefe técnico de la delegación venezolana, y me dice “aquí en la villa está pasando algo rarísimo. Nos han encerrado. No nos dejan salir. Vénganse para acá”.

Llamé a los otros tres periodistas y les dije “vámonos para la villa”. Fuimos los últimos periodistas del mundo que pudimos entrar. Y nos quedamos prisioneros en la delegación venezolana. Todavía sin saber que estaba pasando.

La villa olímpica tenía varios edificios. La delegación israelí estaba como enfrente de la venezolana. Nosotros podíamos ver a gente armada que camina en el pasillo alto de esa sede.

Entremos como a las 4 de la tarde. Como a las 8pm, nos convocaron los jefes olímpicos a una reunión allí mismo en la villa. Nos informaron que estaba pasando. Que un grupo armado se había metido en la delegación israelí; que los juegos estaban suspendidos por tanto, y que había que esperar a qué pasaba. Si los juegos continuaban o no, que ya la situación estaba en manos de la policía y las fuerzas de seguridad de Alemania.

La policía alemana manejó eso con gran cuidado. Primero, para no alarmar a la población de Múnich.

Hay cosas que poco se conocen, como la actitud de la primera ministra de Israel Golda Meier. Cuando se le informó que los juegos habían sido suspendido, ella dijo “no, que los juegos sigan, porque si no sería un triunfo de los terroristas”.

Se sabe en que devino después esa situación. Ellos pidieron unos aviones para salir. Los sacaron por una pista militar. La policía alemana lleva armas para acabar con ellos (los terroristas). Había hubo también un poco de muertos.

Mataron algunos y agarraron a otros. Después, los terroristas secuestraron un avión de Lufthansa, y esos detenidos fueron liberados.

Me recuerdo, que en una película llamada “Múnich”, hay una escena en la cual los servicios secuestros convocan unos agentes y les dicen que deben acabar con ellos en cualquier parte del mundo donde se encuentren. Acabaron con todos.

¿Cuáles han sido los resultados de la participación venezolana en las olimpíadas?

-Desde el punto de vista deportivo, hemos tenido una participación muy triste, muy mediocre, que puede resultar muy fuerte, con algunas excepciones.

En oro, a pesar que Venezuela participó desde 1948 con el ciclista Julio César León, la mejor figuración nuestra había sido en 1952 en Helsinki, cuando el maracucho Arnoldo Devonish ganó la medalla de bronce en salto triple.

Desde allí, no habíamos tenido una actuación buena hasta 1968 en México, donde Francisco “Morochito” Rodríguez se ganó la medalla de oro en boxeo.

Después la otra medalla de oro la obtuvimos con Rubén Limardo en 2012.

Hubo una medalla de oro de Arlindo Gouveia, con el Taekwondo en los juegos de Barcelona en 1992, pero fue una competencia de exhibición.

¿Cuál es la disciplina deportiva en la que los venezolanos más se han destacado?

-Es el boxeo, el deporte en el que los atletas venezolanos más se han destacado. Tuvimos medallas de oro con Morochito en México en 1968. Obtuvimos medalla de plata con Bernardo Piñango en Moscú en 1980. Estuvo a punto de ganar la medalla de oro. La perdió con un cubano, Juan Hernández. La tercera medalla en boxeo (plata) la obtuvo Pedro Gamarro en los juegos olímpicos de Montreal en 1976.

En general, la actuación nuestra en los juegos olímpicos ha sido muy pobre. No ha sido la que se esperaba, a pesar que tenemos valores en el boxeo, en el beisbol.

Obtuvimos también una medalla de bronce en natación, con Rafael Vidal en los juegos de Los Ángeles en 1984.

¿Y en las olimpíadas de Río de Janeiro?

-Tenemos muchas esperanzas otra vez con Limardo, que es una gran figura. Tenemos una muchacha lanzadora que se estima pueda obtener una medalla. Pero de ahí para allá, el boxeo mismo ha decaído mucho.

¿Cuántos son los atletas clasificados para las olimpíadas de Río de Janeiro?

-Son 86 los atletas. Creo que ya están allá.

¿Se ha logrado mantener el deporte alejado de la política?

-Siempre se ha querido mantener al deporte alejado de la política. Pero no ha habido manera de que eso sea así. Habría que recordarse también de los juegos olímpicos de Berlín de 1936, cuando Hitler se negó a darle la mano a Jesse Owens, porque era una atleta negro.

también recuerdo que en los juegos de Múnich hubo un boicot a Suráfrica y Rodesia por el apartheid.

La política termina marcándolo todo.

Los griegos, siempre que surge un conflicto político que amenaza la realización de los juegos olímpicos, reclama que deben realizarse en Olimpia.

-Los griegos fueron los creadores del mundo olímpico. Y los juegos olímpicos modernos, empezaron también en Grecia en 1896.

Siempre la llama olímpica se enciende en Grecia, y de allí va al país anfitrión. La llegada de la llama olímpica es una cosa extraordinaria.

Cada vez el encendido de la llama olímpica es un espectáculo aparte. En cada región se hace de una manera diferente. Recuerdo que en los juegos de Moscú fue espectacular. Yo estaba en la tribuna central. Teníamos enfrente al pebetero olímpico. Le pregunté a Luis García de RCTV: ¿por dónde va a pasar el atleta cuando corra con la llama? No teníamos la menor idea.

Cuando llegó el atleta con la llama, corrió hacía el pebetero que estaba separado por el público, que fueron haciéndole la escalera por la cual subió. En otro juego olímpico, lanzaron una fecha que encendió el pebetero.

¿Es importante el deporte para los políticos venezolanos?

-Para la dirigencia política del país el deporte siempre ha sido un tema secundario. La mejor actuación de Venezuela en unos juegos internacionales fue en los Panamericanos de 1983 de Caracas, estando de presidente Luis Herrera Campíns. Fui jefe de prensa de esos juegos.

Si bien el presidente Herrera en lo personal amaba el deporte, el resto de su gabinete no lo quería. Recuerdo que COPAN, que era el comité organizador de los juegos panamericanos, que lo presidía el doctor Carlos Lovera, asistió la gabinete económico, invitado por el presidente Herrera. Estuve allí. A los miembros del gabinete le parecía una cosa horrible que se gastara un dinero en construir un estadio, hacer una cancha olímpica, hacer un velódromo, etc. Ellos pensaban que habían cosas más importantes. El deporte era una actividad secundaria por la dirigencia política. Y pienso que lo sigue siendo. No hay esa conexión, esa comprensión, de cuanto significa el deporte para el país.

Se decía que el mundo socialista, al contrario, tenían del deporte como un elemento de promoción.

Siendo su estado natal el Delta Amacuro, ¿cuándo tendremos una atleta olímpico deltano?

-Nosotros llevamos a los juegos olímpicos de Moscú un boxeador deltano, Jackson. Es verdad que perdió el primer combate, pero tenía una buena trayectoria.

También el delta ha tenido atletas olímpicos en lucha, buenos luchadores. Han logrados medallas mundiales, pero no olímpicas.

En otro orden, ¿cómo ve el periodismo deportivo hoy en día en Venezuela?

-Me da un poco de pena, porque parece que uno se va a refugiar en el pasado y utilizar la vieja expresión de que todo tiempo pasado fue mejor, no es correcto.

Ahorita, con elementos de comunicación, con internet, en que todo el mundo es hasta periodista porque todo el mundo puede comunicar y comunicarse, observo que tanta facilidad nos ha desmejorado las cosas.

Creo que no solo con el periodismo deportivo, tengo observaciones con el periodismo en general. Pienso que la calidad ha disminuido. El proceso de investigación, la fuerza que tenían los periodistas, siento que se ha perdido. La vocación misma. Sobre todo cuando el periodismo está viviendo un momento difícil, con persecuciones, ataques a la prensa, etc.

Eduardo Martínez/VisiónGlobal/@ermartínez

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529