Visión Global

Argentina: Cristina logra un respiro judicial pero el descrédito se mantiene

Argentina: Cristina logra un respiro judicial pero el descrédito se mantiene


El juez Daniel Rafecas desestimó la denuncia que había presentado el fiscal Alberto Nisman contra la presidenta por el supuesto encubrimiento de los iraníes acusados de ser los responsables del ataque terrorista en AMIA.

.

La decisión de un magistrado de desestimar la denuncia contra la presidenta argentina, Cristina Fernández, por presunto encubrimiento a terroristas da un respiro judicial a su Gobierno; sin embargo, resulta insuficiente para revertir el descontento social, según analistas consultados por Efe.

El juez Daniel Rafecas rechazó la denuncia que presentó el fiscal Alberto Nisman y que tras su fallecimiento, el 18 de enero pasado en circunstancias sin aclarar y en la víspera de su comparecencia ante el Congreso para detallarla, impulsó su colega Gerardo Pollicita.

“Me sorprende la contundencia con la que el juez desestima la denuncia”, dijo a Efe Patricio Giusto, de la consultora Diagnóstico Político.

La decisión judicial beneficia a Fernández, al canciller Héctor Timerman y a otros dirigentes oficialistas, acusados por Nisman, quien investigaba el atentado de 1994 contra la mutualista judía AMIA, de presunto encubrimiento de los iraníes sindicados como los responsables del ataque.

“Rafecas fue más allá de desligar a la presidenta, pues dice que no hay ningún elemento para inculpar al resto de los involucrados, cuando todo lo que se fue revelando del contenido de la denuncia claramente los involucra”, consideró Giusto.

Para Jorge Arias, de la consultora Polilat, el fallo resulta “llamativo” y tiene un impacto negativo entre la gente, “que reacciona incrédulamente”.

“No parece muy simple que el Gobierno pueda recuperar credibilidad por el hecho de que uno de los cuestionados jueces federales de Argentina haya dictado la inocencia de todos los involucrados”, dijo el analista.

En la misma línea, Giusto apunta que la decisión de Rafecas da un respiro al Gobierno en los Tribunales –donde varios funcionarios tienen causas abiertas– pero “no implica ningún alivio” para “lo comprometido que ha quedado” con el caso del fiscal Nisman, hallado muerto de un disparo en la sien días después de denunciar a Fernández.

“Más allá de la esfera judicial, lo más importante es lo que pasa en lo político y social. La gente ya salió a la calle y se constató que masivamente hay un reclamo de justicia. Lo que diga un juez no va a revertir el manto de duda que hay sobre el Ejecutivo con respecto al caso Nisman”, dijo Giusto al recordar la multitudinaria marcha de homenaje al fiscal realizada la semana pasada.

CAMBIOS EN EL GABINETE

Según un sondeo de la consultora Management & Fit, el nivel de desaprobación a la gestión del Gobierno creció del 58,6% al 63,5 % tras la sacudida política generada por la aún no esclarecida muerte de Nisman.

“La imagen institucional de este Gobierno ya no tiene retorno. Hay una profundización del desgaste propio del final de mandato, que concluye en diciembre, con un empeoramiento de las perspectivas del oficialismo de cara a las elecciones de octubre”, dijo Giusto.

Los cambios en el Gabinete también no han sorprendido a los analistas, para quienes las salidas de Jorge Capitanich de la Jefatura de Gabinete y de Juan Manzur del Ministerio de Salud les dan vía libre para entrar en la carrera electoral en sus respectivas provincias.

La elección de Eduardo “Wado” de Pedro, uno de los líderes de la agrupación juvenil kirchnerista La Cámpora, para la Secretaría General de la Presidencia, y de Aníbal Fernández como jefe de Gabinete es interpretada como un intento de la presidenta de cerrarse sobre su “núcleo duro” de colaboradores.

Para Giusto es “sorprendente” que Aníbal Fernández, que había sido designado secretario general de la Presidencia en diciembre, “siga subiendo cuando es uno de los personajes del Gobierno con peor imagen”. “Lo veo casi como una provocación. Podría haber recurrido a otra figura que dé imagen de gobernabilidad, que es lo que necesita este Gobierno”.

Para Rafael Correa, “se acabó la farsa” contra Cristina Fernández

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, dijo que “se acabó la farsa” al comentar que un juez argentino desestimó la denuncia presentada por el fallecido fiscal Alberto Nisman contra la presidenta Cristina Fernández por presunto encubrimiento de terroristas.

Añadió que “con el intento de restauración conservadora vendrá esto y mucho más contra los gobiernos progresistas de la Patria Grande. ¡Prohibido olvidar! ¡Hasta la victoria siempre, Argentina querida!”

Rafael Correa y Cristina Fernández hicieron noticia en enero pasado por la inau-guración de una polémica estatua del fallecido ex presidente argentino Néstor Kirchner (2003-2007) que ahora adorna la nueva sede de Unasur, en Quito. La obra costó más de 100 mil dólares y fue adjudicada sin licitación previa.

.

EFE

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529