Visión Global

Aseguran que hay factores que impedirán que el Simadi absorba bolívares

Aseguran que hay factores que impedirán que el Simadi absorba bolívares


La liquidez monetaria continuará su ascenso este año a pesar de la puesta en marcha de un nuevo esquema cambiario que podría contribuir a absorber bolívares en el mercado interno.

Según analistas consultados la baja oferta en divisas, la indisciplina fiscal y monetaria, así como un mayor desembolso de recursos públicos, se reflejará en el exceso de liquidez que se mantiene en el sistema monetario.

Hasta el pasado 13 de febrero, la liquidez se colocó en más de 2 billones de bolívares, lo que significa un alza de 58,6 % en el último año. Economistas sostienen que el principal motivo del sostenido aumento del dinero circulante en poder del público, es el financiamiento que ha realizado el Banco Central de Venezuela a Pdvsa.

Para el economista Jesús Casique en teoría el Sistema Marginal de Divisas (Simadi) debería restringir o absorber liquidez en el mercado interno, pero que las política fiscal y monetaria del Gobierno son de fuerte expansión, por lo que con el nuevo esquema cambiario no se resuelve el problema estructural que tiene Venezuela.

Analistas han señalado que la petrolera estatal podrá vender parte de sus divisas en el Simadi, lo que le reportará mayores recursos en moneda nacional para cumplir con sus pagos. Sin embargo, Casique destacó que si Pdvsa vende dólares en el esquema, obviamente le dará oxígeno en bolívares, pero que esos mismos bolívares serán invertidos en programas sociales y estarán de vuelta en el torrente monetario.

“Ante esta situación difícilmente pueden controlar la inflación con la ayuda del Simadi, porque aunque Pdvsa ayude a aumentar la oferta de divisas en este esquema, va a inyectar liquidez para poder cumplir con sus compromisos en bolívares. Lo que si puede pasar es que el financiamiento del BCV a Pdvsa se desacelere”, afirmó Casique.

Daniel Raguá, economista de la firma ODH Consultores, resaltó que el crecimiento de la liquidez monetaria se ha desacelerado, pero que aún se mantiene notablemente. Indicó que las distorsiones asociadas al mercado cambiario no mejoran sustantivamente, en primer lugar, con la permanencia de tres tipos de cambio en un rango de Bs./$ 6,30 a Bs./$ 170, y en segundo lugar, con altas restricciones de acceso a las divisas, “no solo por las crecientes trabas burocráticas sino por la mermada disponibilidad vinculada a la caída de las exportaciones del país”.

Raguá recordó que 96 % de las divisas son provenientes del petróleo, cuyo precio promedio en lo que va de año es la mitad del registrado en 2014.

Lo transado

Durante la semana inicial del Simadi, el BCV informó que de las liquidaciones que se realizaron el viernes, 1,32% fue a través del nuevo esquema cambiario, mientras que 98,61% se transó vía Cencoex y Sicad 1. No se ofrecieron detalles del monto transado.

Cálculos de la firma Ecoanalítica señalan que alrededor de $7.500 millones podrían ofertarse en el Simadi durante este año, de los cuales $2.000 millones serían provenientes de Pdvsa y $1.500 millones de empresas petroleras y asociados, $1.000 millones de fondos extrapresupuestarios y $3.000 millones en bonos de la República y Pdvsa. Mientras que representantes del sector financiero prevén que unos $7.000 millones lleguen vía remesas. De ser así, esta cantidad de divisas podría absorber un importante monto en bolívares.

“Si bien la apertura de una parte del mercado cambiario es un factor primordial, hay temas de política económica que aún no terminan de tocarse y que ayudarían a equilibrar las finanzas públicas, entre ellas la contracción monetaria”, indicó Ecoanalítica en un informe.

La consecuencia

Raguá resalta que más allá del tema cambiario, la inflación no puede mejorar sin acciones de política económica orientadas a la recuperación de los incentivos a la inversión y la producción en el país. Sostiene que de seguir en la dirección actual, es razonable esperar para 2015 una tasa superior a la de 2014, que probablemente se coloque por segunda vez en la historia en los tres dígitos.

“De acuerdo con nuestras estimaciones, y tomando en cuenta la fuerte incertidumbre que atraviesa el país, el fenómeno inflacionario podría llevar a un alza en los precios de entre 100% y 150%.

Para Casique la meta de inflación que estableció el Gobierno de 25% a 30% es “inviable e insostenible. “En primer lugar, los rubros que anteriormente eran atendidos por Cencoex a 6,30 pasarán al Sicad a una tasa de Bs./$ 12 y en segundo lugar, aumentará el gasto del Ejecutivo ante la realización de las elecciones parlamentarias. Además de la indisciplina fiscal y monetaria. Calculo una inflación para el cierre de este año de 105%”.

.

Emen

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529