Visión Global

Así fue la captura en Colombia de Gerson Gálvez Calle, “El Chapo” peruano

Así fue la captura en Colombia de Gerson Gálvez Calle, “El Chapo” peruano


“De alta peligrosidad, violento y agresivo”. Así describía el Ministerio del Interior de Perú a Gerson Aldair Gálvez Calle, alias “Caracol”, el delincuente más buscado de ese país y capturado este sábado en Colombia.

Los días de libertad de “Caracol”, acusado de ser uno de los principales narcotraficantes y cabecillas del crimen organizado de Perú, acabaron cuando la policía colombiana lo encontró caminando la tarde del sábado en un centro comercial de Medellín.

A “Caracol”, de 34 años, se le señala como el jefe de la peligrosa banda “Barrio King”, del Callao, el principal puerto de Perú.

Sobre “Barrio King” pesan acusaciones por 101 muertes violentas ocurridas en un año y por decenas de robos agravados en Lima y el Callao, según el Ministerio del Interior peruano.

Para la dirección antidrogas de Perú, “Caracol” es quien controla las salidas de cargamentos de cocaína al extranjero a través del puerto del Callao.

La propia policía colombiana, que asegura que “Caracol” también buscaba exportar cocaína por las costas de ese país, lo calificó como “El Chapo” peruano.

Desde diciembre del 2015, Gálvez tenía una orden de captura internacional.

¿Cómo cayó finalmente este delincuente de alto calibre?

Lujoso departamento

La policía de Colombia cuenta que hace dos semanas, la policía de Perú alertó sobre el posible paso de “Caracol” por Ecuador y ese país y dio información para identificarlo.

CallaoEl Callao, donde se ubica el principal puerto del país, es una de las zonas más peligrosas de Lima.

Además, las autoridades peruanas ofrecieron una recompensa de 500.000 soles (US$150.000) por su captura.

Según las autoridades colombianas, “Caracol” había ingresado al país por tierra.

Mediante tareas de inteligencia, la policía colombiana descubrió que el prófugo había alquilado un “lujoso departamento” en el sector de El Poblado, en Medellín, en el que vivía solo.

Un ciudadano ecuatoriano, que lo acompañaba desde hace algunos meses, “le hacía las diligencias” en la calle. Este habría sido el mismo que lo ayudó a entrar a Colombia, según la policía.

Pero ¿con qué fin llegó a ese país?

La pista de la novia

Según la policía, tenía dos motivos. Uno de negocios: contactar a exmiembros del extinto cártel de drogas “Oficina de Envigado”, para ampliar sus actividades ilícitas en Colombia.

Y otro sentimental: estar cerca de su novia, una venezolana que vive en Medellín desde hace un par de meses, según la policía.

La investigación entró en su recta final el viernes pasado, cuando el director de la Policía Nacional de Colombia, el general Jorge Hernando Nieto Rojas, regresó de Perú tras participar en una conferencia internacional sobre control de drogas. Y lo hizo con información sobre “Caracol”.

Aviso de recompensa por información de CaracolLa policía peruana dijo que no pagará la recompensa porque la captura de “Caracol” fue resultado de un trabajo articulado entre las autoridades peruanas y colombianas, según se explicó.

Nieto asumió la dirección de la última fase de una operación secreta de las Policías de Colombia y Perú, que identificaron la rutina diaria del supuesto narcotraficante.

Así, “Caracol” fue capturado finalmente en un centro comercial el sábado, trasladado a Bogotá con la misma ropa que llevaba puesta y de ahí a Lima, Perú, el domingo.

La policía colombiana dijo en un comunicado que al momento de su detención estaba indocumentado. Pero la policía peruana asegura que llevaba un pasaporte ecuatoriano falso.

El director de la Policía Nacional de Perú, general Vicente Romero, viajó a la capital colombiana para llevar a “Caracol” de vuelta a su país, donde debe responder por múltiples cargos.

Intento de homicidio

La historia delictiva de “Caracol” data de hace varios años atrás. En 2003, cuando tenía 21 años, Gálvez Calle fue detenido y condenado a 15 años de cárcel por intento de homicidio y tenencia ilegal de armas.

Pero en octubre de 2014 salió libre de manera irregular. Desde la clandestinidad, no perdió tiempo en volver a operar.

Es el principal sospechoso del intento de asesinato de Gerald Oropeza, conocido como el “Tony Montana” peruano, ocurrido en abril de 2015 mientras se movilizaba en un Porsche por un barrio de clase media de Lima.

El ataque atrajo la atención de las autoridades sobre Oropeza, quien se fugó pero fue capturado en Ecuador en 2015.

Colombia usó la figura de la “expulsión” para entregar a “Caracol” a las autoridades peruanas.

“Es un certero golpe contra el crimen transnacional. Ninguna nación del hemisferio será refugio de narcotraficantes”, dijo el general Nieto, director de la policía de Colombia.

BBC

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529