Visión Global

Así fue la maratónica sesión del Senado de Brasil que suspendió a la presidenta Dilma Rousseff

Así fue la maratónica sesión del Senado de Brasil que suspendió a la presidenta Dilma Rousseff


Más de 18 horas duró la maratónica sesión en la que la mayoría del Senado brasileño votó a favor de iniciar el juicio político contra la presidenta Dilma Rousseff.

55 senadores votaron a favor del impeachment y 22 en contra.

La sesión comenzó el miércoles a las 10:00 hora local (14:00 GMT) y terminó el jueves a las 6:30 am de Brasil (10:30 am). Fue seguida por televisión a lo largo y ancho del país, como si fuera el capítulo final de una larga saga de disputas y ácidas acusaciones entre los principales líderes brasileños.

Como telón de fondo de esta decisión está la gigantesca crisis económica y escándalos de corrupción que salpica a la clase política en general, incluidos varios miembros del Senado que se aprestan a suspender a Rousseff.

La caída de la presidenta era el deseo de tres de cada cinco brasileños según reflejaban encuestas recientes.

La sede del Senado de Brasil La sesión del Senado, con sede en Brasilia, duró 18 horas, horas en las que cada senador tenía el derecho a la palabra por 15 minutos.

Después de iniciados los discursos de los senadores era evidente que las manifestaciones a favor del impeachment instantes finales de 13 años seguidos de gobiernos del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT), que tenía un amplio apoyo popular gracias a los programas sociales que sacaron a millones de la pobreza y alentaron la esperanza de un desarrollo económico.

En total 71 senadores hablaron por al menos 15 minutos cada uno.

Poco tiempo atrás nadie imaginaba que Brasil y Rousseff llegarían a la situación política y económica en que están ahora.

Pero no muchos brasileños parecen ilusionarse con que problemas como la corrupción o el avance del desempleo se solucionarán como por arte de magia con la decisión que el Senado está a punto de tomar, señala el periodista de BBC Mundo en Brasil, Gerardo Lissardy.

Protestas e intervenciones

Mientras que cada senador se dedicaba sentar su posición sobre un posible voto a favor o en contra, las calles de Brasilia y de Sao Paulo se fueron llenando de manifestantes con las mismas posiciones encontradas.

Protestas en BrasiliaAl anochecer, en Brasilia la situación llegó a ponerse tensa cuando se presentaron disturbios entre adeptos al gobierno de Rousseff y la policía.

Al anochecer, en Brasilia la situación llegó a ponerse tensa cuando se presentaron disturbios entre adeptos al gobierno de Rousseff y la policía.

El senador Fernando Collor de MelloEl senador Fernando Collor de Mello, quien se vio obligado a renunciar a la presidencia tras haber sido sometido a un impeachment en 1992, fue parte de quienes decidieron el futuro de Rousseff.

Entre las intervenciones de los senadores, recibió especial atención la deFernando Collor de Mello, quien se vio obligado a renunciar a la presidenciatras haber sido sometido a un impeachment en 1992.

Aunque no dejó en claro su postura de voto, criticó al gobierno de Rousseff por haber “hinchado” la maquinaria del Estado y señaló que ofreció varias veces consejo a la presidenta, pero fue rechazado.

Los senadores que reivindicaron la gestión de Rousseff fueron 22, entre los que sobresalió Paulo Rocha por su enérgico discurso a favor de la mandataria: “¡Nuestro Gobierno fue el que sacó a Brasil del mapa del hambre!”, dijo.

180 días

Rousseff deberá abandonar por 180 días el Palacio de Planalto, sede del gobierno brasileño.

El vicepresidente de Brasil, Michel Temer El vicepresidente de Brasil, Michel Temer, asume el cargo de Rousseff.

Rousseff, de 68 años, no está acusada de corrupción sino de haber usado ilegalmente dinero de bancos públicos para disimular la falta de recursos del gobierno, mejorando sus posibilidades de reelección en 2014.

Será reemplazafa por vicepresidente Michel Temer, quien ya tenía preparando su discurso para la ocasión

Según denunció Rousseff este martes, una grabación en la que se oye a Temer dar por sentado que el parlamento dará luz verde al proceso de impeachmentes prueba irrefutable de una conspiración contra su gobierno.

Sus partidarios insisten en que el político de 75 años sólo se estaba preparando, responsablemente, para una eventualidad que terminaría catapultándolo a la presidencia.

La presidenta, sin embargo, ha denunciado que el posible juicio político era un intento de golpe de Estado.

BBC

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529