Visión Global

Baja el apoyo en Colombia a los diálogos de paz con las FARC

Baja el apoyo en Colombia a los diálogos de paz con las FARC


.

En Colombia, por primera vez desde que comenzaron las conversaciones de paz con las FARC, los partidarios de abandonar el diálogo y derrotar a la guerrilla militarmente empatan a quienes apoyan una salida negociada a 50 años de conflicto armado, reveló el miércoles una encuesta.

Según el último sondeo de Gallup, publicado en varios medios locales, el 46% apostó por la estrategia militar para solucionar el problema de la guerrilla, contra el 45% que consideró mejor insistir en los diálogos.

En la última encuesta de abril, más personas creían en los diálogos (52%) que en la guerra (42%).

El gobierno de Juan Manuel Santos sostiene desde noviembre de 2012 pláticas de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), principal y más antiguo grupo rebelde del país, pero las conversaciones, que tienen lugar en Cuba, se desarrollan sin una tregua en el terreno.

En los últimas semanas, las FARC han levantado su alto el fuego unilateral decidido en diciembre para “desescalar” el conflicto, incrementando de manera significativa su ofensiva con atentados que han afectado gravemente a la población civil y el medio ambiente.

En el sondeo, las FARC siguen registrando una opinión desfavorable del 93%, igual que en abril, pero en alza con respecto a febrero (90%).

La opinión favorable sobre la gestión de Santos, reelegido hace un año con el mandato de sellar la paz con la guerrilla comunista, siguió cayendo, ubicándose en el 28% tras el 29% de abril y el 43% de febrero. El exministro de Defensa Juan Carlos Pinzón, flamante embajador en Washington y conocido por su dura posición militar contra la guerrilla, registró más aprobación (30%) que el mandatario, en tanto el expresidente y actual senador Álvaro Uribe, férreo opositor al proceso de paz, recogió un respaldo del 57%.

Paradójicamente, el responsable negociador del gobierno en La Habana, Humberto de la Calle, quien desde hace casi tres años habla con los jefes de las FARC, registra un 47% de imagen favorable, un incremento de cuatro puntos porcentuales con respecto a abril.

En este último sondeo, Gallup evidenció igualmente que el 77% de los colombianos cree que el problema con la guerrilla está empeorando (frente al 70% en abril).

También creció la desconfianza en el éxito de los diálogos, con solo un 33% que cree que se llegará a un acuerdo que ponga fin al conflicto armado, a la baja con relación al 40% de abril.

Como nunca desde que empezó el proceso de paz los colombianos se mostraron contrarios a que los miembros de las FARC puedan participar en política sin tener que pagar cárcel una vez hayan dejado las armas: el 85% se opone, contra el 82% en abril.

La encuesta bimestral de Gallup, realizada en las principales ciudades de Colombia entre el 18 y el 24 de junio, tiene un margen de error de +/-3 y +/-7%.

Paralelamente, Colombia denunció el miércoles la conducta “sicarial y mafiosa” del comandante de las FARC Matías Aldecoa, quien pronosticó un aumento de los atentados de esa guerrilla contra uniformados como parte del conflicto armado.

En una declaración, el ministro de Defensa aseguró que los militares y policías seguirán respondiendo a los ataques de las FARC. “Es una actitud sicarial, es una actitud mafiosa”, dijo Villegas sobre las afirmaciones de Aldecoa, quien según la prensa afirmó desde La Habana el sábado que “pronto la gente va a ver que la guerra está en su última fase y van a ver el número de policías y soldados que mueren”.

El jefe rebelde, miembro del Estado Mayor de las FARC, advirtió además de que se mantendrán los ataques contra la infraestructura, incrementados en las últimas semanas.

La declaración de Aldecoa, cuyo verdadero nombre es Luis Eliécer Rueda, “muestra que los tiempos de la negociación de paz se están recortando”, afirmó Villegas, y añadió que sus declaraciones contra la Fuerza Pública y la infraestructura del país son de “soberbia” y “de inmensa cobardía”.

“Es una actitud absolutamente inaceptable que se encontrará con el temple, la fuerza y la tranquilidad” de las Fuerzas Armadas, aseguró el ministro y anunció que los militares y policías seguirán desplegados en todo el país “para garantizar a los ciudadanos su seguridad”.

El miércoles, el subteniente Jorge Eliécer Alzate y el patrullero Óscar Iván Córdoba murieron durante una patrulla en el departamento del Huila (sur), en un ataque atribuido por las autoridades a las FARC y que fue vehementemente rechazado por Villegas.

Además, un soldado murió y cuatro resultaron heridos al pisar una mina antipersona que pudo haber sido colocada por las FARC, en un paraje rural del departamento de Antioquia, en el noroeste de Colombia, informó el miércoles el Ejército en un comunicado. El hecho ocurrió en “jurisdicción del municipio de Angostura”, cuando la tropa realizaba operaciones “encaminadas a garantizar la seguridad de la infraestructura energética y vial” en la zona, precisó el texto.

Por su parte, el Alto Comisionado para la Paz y plenipotenciario del gobierno en La Habana, Sergio Jaramillo, calificó de “enorme torpeza política de las FARC” la reciente escalada de violencia. “No es fácil hablar de paz ahora, pero no nos vamos a rendir”, afirmó durante un acto en Colombia.

El conflicto armado colombiano ha dejado más de 220.000 muertos y más de seis millones de desplazados.

.

AFP

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529