Visión Global

Bloomberg News: Maduro no podrá hacer por Diosdado lo que hizo por el general Hugo Carvajal

Bloomberg News: Maduro no podrá hacer por Diosdado lo que hizo por el general Hugo Carvajal


¿Será esta vez diferente? A lo largo de los años menudearon las denuncias indicando que miembros de las Fuerzas Armadas de Venezuela habían participado en actividades relacionadas con el narcotráfico. Y a la hora de la verdad, las denuncias han quedado en eso, en denuncias.

Venezuela nunca ha sido un gran productor de drogas. El honor les corresponde a Bolivia, a Colombia y a México. Pero es una excelente ruta de tránsito para el transporte de estupefacientes.

El año pasado, la oficina de Control Internacional de Narcóticos de las Naciones Unidas informó de un incremento de los embarques aéreos de cocaína desde Venezuela al África occidental, y de ahí a Europa, así como a Honduras, otro país que tampoco produce mucha droga, pero es el principal punto de trasbordo de cocaína hacia Estados Unidos.

Y el año pasado, un informe anual de la Oficina de Asuntos de Narcotráfico Internacional dependiente del departamento de Estado señaló: “La gran mayoría de vuelos (destinados) al narcotráfico y que parten de América del Sur, se originan en Venezuela”.

Todas esas denuncias tienen un problema: si bien mencionan cifras y desplazamientos, bordean el anonimato y carecen de rostro.

Y de repente, todo ha cambiado: El capitán Leamsy Salazar Villafana, un ex jefe de seguridad del fallecido presidente de Venezuela Hugo Chávez Frías huyó a Estados Unidos y acusó a Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, de ser un capo del narcotráfico.

Chávez le tenía gran respeto y afecto a Salazar. En cierta ocasión dijo de él que era “un humilde y gran marino”.

¿Fue Salazar jefe de seguridad de Cabello? El dirigente chavista ha formulado confusas declaraciones. No se sabe si Salazar lo fue, no lo fue, o todo lo contrario. Pero hay una sola cosa cierta: esta vez, las acusaciones sobre narcotráfico en Venezuela no son genéricas sino muy concretas.

Mac Margolis colaborador de Bloomberg News, y quien está acreditado en Brasil, señaló las peculiares circunstancias en que la Drug Enforcement Administration (DEA) la agencia antidrogas de Estados Unidos, manejó el caso Salazar.

Una vez el ex jefe de seguridad de Chávez llegó sano y salvo a Estados Unidos, informó al periódico ABC de Madrid “que su ex jefe (por Cabello) no solo trabajaba en los ratos libres como narcotraficante, sino que era también el líder del Cartel de los Soles, una sombría organización delictiva presuntamente liderada por la alta oficialidad venezolana”.

Eso no es lo que suele hacer habitualmente la DEA. Proporcionar al ABC una primicia de tanta envergadura como la entrevista exclusiva con Salazar parece tener un solo objetivo: difundir la historia a nivel mundial, y obviamente, sentar a Cabello en el banquillo de los acusados aún antes del inicio del interrogatorio a Salazar o que sus presuntas evidencias puedan ser analizadas en un tribunal.

Algo parecido hizo Wikileaks hace cuatro años, cuando entregó a The Guardian de Gran Bretaña, a The New York Times de Estados Unidos, y a Der Spiegel de Alemania, miles de cables secretos del departamento de Estado.

UN ESTÓMAGO RESFRIADO
Es evidente que la DEA está furiosa con el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela. Ya comentábamos en un trabajo anterior la ira que despierta en los funcionarios de Washington cuando alguien les toma el pelo.

El general Manuel Noriega y Osama bin Laden son buenos ejemplos de que es aconsejable bajar el perfil a la hora de lidiar con el imperio.

El gran error de la administración del presidente Nicolás Maduro fue rescatar al general Hugo Carvajal de las autoridades norteamericanas  en julio del año pasado. Como se recordará, Carvajal fue designado cónsul de Venezuela en Aruba.

Las autoridades de Oranjestad le negaron al militar venezolano el placet, y lo pusieron en una especie de arresto domiciliario, con la intención de entregarlo al gobierno de Estados Unidos, que lo acusaba de narcotráfico.

Venezuela rescató a Carvajal, y Maduro le ofreció un recibimiento de héroe. Los resultados de ese rescate pueden observarse ahora. Carvajal era, después de todo, un engranaje menor. (Esto es, si se comprueba que tuvo algo que ver con el narcotráfico. El general lo niega y ha hecho lo posible y lo imposible por defender su nombre y honor, aunque siempre dentro del territorio de Venezuela).

Las denuncias de Salazar son como un regalo de reyes para la DEA. Según Margolis, si el capitán venezolano puede respaldar sus acusaciones, ayudará a los detectives de la DEA “a conectar los puntos sobre la potente conexión caraqueña que está alterando el rostro del contrabando internacional de estupefacientes”.

¿Qué es lo que convierte el caso de Diosdado Cabello en algo tan interesante? Usualmente, en países con poderosas organizaciones de narcotraficantes, la manera de conducir el negocio de la droga es entre narcos y funcionarios corruptos de mediana importancia que se aprovechan de débiles instituciones gubernamentales. Pero, tal como dice el periodista de Bloomberg News, en Venezuela la mezcla es mucho más explosiva. Altos funcionarios del gobierno “en este caso no solo reciben coimas. Salazar parece aprestarse a testimoniar que son socios ocultos a cargo de prósperas franquicias” de narcotraficantes.

Salazar “dijo haber sido testigo presencial del despacho, por parte de Cabello, de embarques de cocaína”, dijo Margolis. En ocasiones, esos cargamentos fueron emplazados en “aviones propiedad de Petróleos de Venezuela”. Además, José David Cabello,  hermano de Diosdado Cabello,  “se encargaba de administrar las finanzas del cartel”, según Salazar.

La pregunta, dijo el periodista, es si, en caso de que se acumulen los cargos contra Diosdado Cabello, “Maduro podrá, o querrá hacer lo mismo” que hizo con el general Carvajal. Hasta ahora, el presidente venezolano ha prometido defender a Cabello por todos los medios posibles.

Pero, como indicó el autor de la nota, “Si el Número Dos (del gobierno venezolano) enfrenta acusaciones internacionales” de narcotráfico,  será difícil repetir una acción de salvamento.

Todo es posible en el territorio de las conjeturas. Pero al menos en este caso, Diosdado Cabello no podrá eludir la condena internacional con gran facilidad. Al parecer, tras la deserción de capitán Leamsy Salazar Villafana, la cosa será diferente.

Diario Tal Cual

@mszichman
http://marioszichman.blogspot.com/

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529