Visión Global

Bolivia reanudará relaciones con Chile si deja el enclaustramiento

Bolivia reanudará relaciones con Chile si deja el enclaustramiento


 

Efecto. Santiago ofreció normalizar el estatus diplomático tras mensaje de Francisco

.

Bolivia aceptará reanudar relaciones diplomáticas con Chile, interrumpidas desde 1978, pero si se llegara a resolver el “enclaustramiento marítimo” en el que se encuentra el país por efecto de la Guerra del Pacífico (1879-1883). Esta posición fue fijada ayer por el canciller David Choquehuanca, quien respondió a una propuesta lanzada por su colega chileno, Heraldo Muñoz, al calor del mensaje que el papa Francisco emitió el miércoles en la Catedral de Nuestra Señora de La Paz. “Estoy pensando en el mar. El diálogo es indispensable”, dijo entonces el Santo Padre.

“Dicen que ellos estarían escuchando al Papa y quieren retomar las relaciones diplomáticas (…) Si el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Chile va a resolver el enclaustramiento de Bolivia, estamos dispuestos a retomarlas, no hay problema”, afirmó ayer el jefe de la diplomacia boliviana durante una rueda de prensa celebrada en Santa Cruz, en la que también estuvo el presidente Evo Morales y el gobernador cruceño Rubén Costas.

Embajadores. Un estatus de relaciones diplomáticas plenas supone el intercambio de embajadores y un fluido diálogo político. Esta vinculación entre Bolivia y Chile ha sido ríspida desde 1879, cuando se produjo la invasión militar al antiguo puerto boliviano de Antofagasta que provocó que el país pierda 120.000 kilómetros cuadrados y una costa de 400 kilómetros.

En 1964, por efecto del desvío de las aguas del río Lauca, Bolivia retiró a su embajador en Chile. En 1975, se reactivó este vínculo de diálogo político a raíz de la negociación que se inició para que el país retorne al mar a merced de una franja ubicada al norte de Arica. Las conversaciones fracasaron y las relaciones se rompieron finalmente en 1978. Desde entonces, Santiago y La Paz tienen relaciones a nivel de consulados.

“Chile está disponible para restablecer las relaciones diplomáticas de inmediato si hay voluntad política”, afirmó sorpresivamente ayer el canciller chileno, Heraldo Muñoz, durante una entrevista concedida a radio Bio Bio, que giró en torno al llamado que hizo el Santo Padre para que ambos países encuentren soluciones “compartidas, razonables, equitativas y duraderas” a sus diferencias. El mensaje fue destacado por el presidente Evo Morales.

En 2013, Bolivia demandó a Chile ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ) con la idea de que este tribunal emita un fallo que declare que Chile está obligado a negociar un acceso soberano al mar sobre la base de anteriores compromisos unilaterales. Chile, que argumenta que el tema fue zanjado después del conflicto bélico con un tratado de paz firmado en 1904, impugnó la competencia de la CIJ, que antes de fin de año deberá declarar si tiene tuición para continuar con la demanda marítima de Bolivia.

Evo y Francisco hablaron del mar

Durante los dos años del pontificado de Francisco, el presidente Evo Morales pudo reunirse con él en tres ocasiones. El gobernante reveló ayer, durante una entrevista con Radio Santa Cruz, que en todos esos encuentros habló sobre el reclamo marítimo del país.

“En la primera reunión me pidió más documentación. Para la segunda, personalmente, llevé el documento, informé”, afirmó el Jefe del Estado, quien el miércoles sostuvo una reunión con el Santo Padre en el Palacio Quemado. Allí también le entregó una copia de El libro del mar, el texto que divulga el país con las razones de la demanda contra Chile ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

Tras la reunión con Morales, Francisco habló en la Catedral de Nuestra Señora de La Paz con autoridades locales y representantes del Cuerpo Diplomático. Allí afirmó que “el desarrollo de la diplomacia con los países del entorno que evite los conflictos entre pueblos hermanos y contribuya al diálogo franco y abierto de los problemas, es indispensable”. Luego remarcó: “Estoy pensando acá en el mar (…) Todos los temas, por más espinosos que sean, tienen soluciones compartidas, razonables, equitativas y duraderas”.

Morales valoró esta declaración, que marcó la visita del Santo Padre a Bolivia. “Que diga que hay un tema pendiente, es un apoyo importante”, señaló Morales en una entrevista con Radio Santa Cruz, en la capital oriental.

Morales aclaró que en un primer momento había pensado en pedir la mediación papal, pero luego dejó esta posibilidad debido a que la demanda marítima se halla ya en instancias de la CIJ. La diplomacia chilena siguió de cerca el acercamiento entre el Gobierno boliviano y el Vaticano a propósito de la visita del Papa. La presidenta chilena, Michelle Bachelet, y su canciller Heraldo Muñoz viajaron entre mayo y junio al Vaticano para presentar su postura frente al diferendo.

Mesa pidió diálogo en 2004 y recibió oferta de relaciones

Carlos Mesa, cuando fue presidente de Bolivia, pidió en 2004 en la Cumbre de las Américas de Monterrey dialogar sobre la demanda marítima. Su interlocutor, el presidente chileno de entonces Ricardo Lagos, ofreció restablecer relaciones diplomáticas “aquí y ahora” —de manera inmediata— en la línea de la declaración del canciller Heraldo Muñoz, aunque en otro contexto.

La frase del Pontífice que provocó ofertas de diálogo 

“Estoy pensando acá en el mar. El diálogo es indispensable (…). Todos los temas, por más espinosos que sean, tienen soluciones compartidas, razonables, equitativas y duraderas”, declaró el Santo Padre, el miércoles 8 de julio, en la Catedral de Nuestra Señora de La Paz. El mensaje provocó que el Canciller de Chile ofreciera la disposición al diálogo en al menos tres oportunidades.

El desafío es la integración de la ‘patria grande’

En su mensaje del miércoles, pronunciado en la Catedral de La Paz, el Santo Padre se refirió al papel integrador de Bolivia, que “está llamada a ser esa multiforme armonía que atrae (…) y que atrae en el camino a la consolidación de la ‘patria grande’ (…) Bolivia transita un momento histórico: la política, el mundo de la cultura, las religiones son parte de este hermoso desafío de la unidad”.

En el respeto de la libertad religiosa, ‘la fe no obnubila’

“La fe es una luz que no encandila, las ideologías encandilan, la fe no encandila; la fe es una luz que no obnubila sino que alumbra y guía con respeto la conciencia y la historia de cada persona y de cada convivencia humana”, afirmó el Santo Padre al referirse al respeto de la libertad religiosa, aunque valoró el papel del cristianismo en la “formación de la identidad del pueblo boliviano”.

.

La Razón

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529