Visión Global

Cada vez más frecuentes agresiones al personal por caos hospitalario

Cada vez más frecuentes agresiones al personal por caos hospitalario


Los casos de agresiones a personal de salud se hacen cada vez más frecuentes, según denuncian médicos, enfermeras y trabajadores de los hospitales.

Una semana después de que dos indigentes asesinaran a golpes a la enfermera Milagros Franco dentro de la Maternidad Concepción Palacios, ocurrió una situación en el Hospital Dr. Osío de Cúa, cuando la madre de un paciente de siete meses de edad golpeó a la enfermera Emilse Hernández porque la medicina que le aplicó le generó una reacción alérgica al bebé. La enfermera le devolvió el golpe a la madre del paciente y se generó una riña por la cual ambas fueron detenidas.

“Estamos en una situación completamente anormal”, enfatiza Yorelis Acosta, psicóloga social, quien explica desde la preocupación cómo los venezolanos “hemos tenido que desarrollar comportamientos irregulares para responder a un contexto de país en el que todo va en sentido opuesto”.

Asegura que en los hospitales el entorno de precariedad es un detonante de reacciones negativas, pero tanto el personal como los pacientes son afectados.
“Cuando se trata de una persona cercana que sufre un malestar de salud pero hay un exceso de elementos negativos que no tienen respuesta, la persona reacciona como una fiera. Es como una explosión”, apunta la especialista.

No acostumbrarse.

“¿Sabes cuántas veces al día tengo que explicar que no hay cama, que no tenemos el medicamento y todos quieren que le atiendan primero cuando no hay ni una camilla para acostarlos? La gente llega pero no sabe cuántas horas tiene uno sin dormir, viendo de todo, expuesto al peligro. Con las condiciones en las que trabajamos más bien hacemos magia”, dice una enfermera del Hospital Miguel Pérez Carreño que reservó su identidad.

Pero los pacientes tampoco la pasan fácil. El lector Leopoldo Yerena envió un correo contando parte de su experiencia: “Si usted, un familiar o un amigo llega a un hospital por una dolencia, lo primero que recibe son cuatro gritos de una enfermera o un médico, ‘anótate tú mismo en esa hoja’, donde hay veintipico de pacientes. Ya con ese trato la gente se va molestando, sin contar que no importa si esperas desde las 3 de la mañana tirado en el piso”.

La premisa firme que da la psicóloga social es no acostumbrarse. “Bajo ningún concepto podemos legitimar la violencia. Hay que insistir en que las instituciones respondan y exigir que las cosas funcionen bien, porque el resultado es que pierde espacio la solidaridad con el otro”.

Gabriela Roja | ÚN

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529