Publicidad Superior

Cámara de Industriales de Lara: Mercabar en manos del gobierno terminará en la ruina

Cámara de Industriales de Lara: Mercabar en manos del gobierno terminará en la ruina

Ante los recientes hechos que han ocurrido en torno al Mercado Mayorista de Barquisimeto (Mercabar), las denuncias por parte de la Mesa de la Unidad Democrática en la entidad centroccidental y los anuncios de Luis Reyes Reyes, presidente de la Corporación Jacinto Lara, de las cuales se vislumbra la posibilidad de que este icono pase a manos del Gobierno nacional, se consultó ayer la opinión de representantes de varias organizaciones de productores que en mayor o menor proporción están relacionadas con las actividades comerciales que tienen lugar allí, y por lo tanto podrían verse afectadas, de producirse un proceso de traspaso a manos del Ejecutivo nacional.

En este sentido, Luis Marín, director ejecutivo de la Cámara de Industriales de Lara, declaró: “Tales procesos nunca han sido favorables, ni para el expropiado, ni para el estado, ni para el consumidor.

En el pasado, de las empresas que han sido objeto de esas expropiaciones, aunque no todas, pues cada una ha tenido sus matices, en muchas ocasiones nisiquiera se le han compensado al expropiado sus activos y su propia empresa. En segundo lugar, en el caso de las empresas productoras, dejan de generar productos y bienes al mismo ritmo que los venían produciendo.

Esto significa que habrá menos productos y servicios, pues en lugar de promover la existencia variada de estos en el mercado, en cantidad y con calidad, lo que se hace es reducirla.

Además, en lo referente a los empleos productivos en la empresa privada, estos pasan a ser una carga más para el Estado, porque si esas empresas expropiadas, aunque ya no produzcan lo mismo que antes, deben mantener la misma nómina, se pierden recursos que pueden serles útiles al Estado para atender los servicios de salud, educación, seguridad, entre otros, los cuales, con frecuencia, terminan invirtiéndose en empresas improductivas, que son precisamente las que ya han sido expropiadas”.

En cuanto a la relación entre la Cámara de Industriales y Mercabar, Marín recordó: “Si bien es la Cámara de Comercio el gremio que agrupa a los comerciantes que laboran en Mercabar, de las empresas afiliadas a la Cámara de Industriales, especialmente las del sector agroindustrial, sus productos sí pasan por Mercabar, pues allí están sus clientes naturales.

Esto forma parte de la logística de distribución de la cadena de comercialización de los productos que se elaboran en las industrias básicas, específicamente en lo referente al sector agroindustrial que produce alimentos para el país”.

Empresa barquisimetana

Con respecto a la pérdida que constituiría una medida de estatización sobre Mercabar, el presidente de la Fundación Sociedad Amigos de Barquisimeto, Raúl Azparren, expresó: “Mercabar es netamente barquisimetana.

Fue creado como un producto de la labor de los barquisimetanos, y es un patrimonio municipal. Por lo tanto, no puede ser transferido al gobierno nacional.

Pero no es sólo por tratarse de un patrimonio o que haya constituido una lucha por parte del pueblo de Barquisimeto el poder tenerlo, sino el propio mecanismo de funcionamiento de Mercabar, que no permite su manejo por control remoto. Ese manejo debe ser local.

Y es que la municipalidad de Iribarren no puede renunciar a su patrimonio. Considero que una acción de ese tipo sería ilegal”.Asimismo, destacó que todas las cosas que han sido centralizadas en el país, están funcionando mal.

“Como ejemplo de esto, tenemos el caso de la Energía Eléctrica de Barquisimeto, la cual fue centralizada y ahora es un completo desastre en todos los sentido, es decir, en el servicio que ofrece y en las relaciones con sus trabajadores.

Allí nada funciona. Si tenemos ejemplos tan negativos ¿Por qué insistir en eso?”, se preguntó Azparren, reiterando que Mercabar es un patrimonio barquisimetano que, además, ha sido muy bien manejado desde la Alcaldía de Iribarren. “Entonces ¿Por qué alterar lo que está bien? ¿Por qué cambiar lo que es bueno? Vamos a cambiar lo que está mal para arreglarlo, pero no lo bueno para echarlo a perder”, dijo.

Por su parte, el director de hortalizas de la Federación de Asociaciones de Productores Agropecuarios, Gerson Pavón, indicó: “Yo trabajé muchos años en el estado Lara, y a Luis Reyes Reyes le diría que de todo lo que han estatizado los organismos del gobierno nacional, nada ha funcionado.

En Mercabar lo que debe hacerse es una especie de revisión y darle el objetivo para el cual fue creado. Estamos de acuerdo con que hay que acabar con cierto tipo de roscas, tomando en cuenta que son implementadas por las propias cooperativas del gobierno nacional o las que son sus aliadas. Esto se ha planteado en varias reuniones, porque la verdad es que cuando un nuevo agricultor lleva hortalizas, la rosca en Mercabar es tan grande que acaba con el productor y no le quedan ganas de volver”.

>Para esto, añadió Pavón, sería necesario acabar con la cadena de intermediarios, ya que así el productor podría ir directamente a vender. “Esta revisión debería hacerse desde el fondo de Mercabar, en lugar de buscar traspasarla a manos del gobierno nacional.

Ejemplos palpables de lo que ha pasado con lo que ha tomado el gobierno es Agropatria, la cual, tras cuatro o cinco años, no ha funcionado nunca como lo hizo Agroisleña. Ha operado a medias, pero gracias al respiro que se le da a través de los convenios entre Fedeagro y las asociaciones”, precisó, aprovechando para pedir al gobierno que no acabe con la agricultura del país.

“Mercabar es uno de los pocos mercados mayoristas en Venezuela que funciona a medias, por no nombrar el Mercado de Coche y el Mercado de las Pulgas. El Estado venezolano debería sentarse con las asociaciones del sector y buscar un mecanismo de comercialización que sea mucho más apto y efectivo para los productores agrícolas”.

El Impulso