Visión Global

Caracas se muere de hambre con los bachaqueros de bolsas CLAP

Caracas se muere de hambre con los bachaqueros de bolsas CLAP


La escasez y alto costo de los alimentos hacen estragos entre la población caraqueña. A la falta de alimentos, por altos precios que no pueden pagar o porque no los consiguen en los mercados, se ha sumado los sacrificios que deben realizar al permanecer desde madrugada en interminables colas que no garantizan el acceso a los alimentos de la cesta básica.

Luego de tres meses que se anunciara el inicio del plan de distribución de comida ejecutado por los Comités Locales de Abastecimiento y Distribución (CLAP), vecinos de Caracas denunciaron este domingo que en varias zonas del municipio Libertador este sistema no se ha puesto en marcha.

Agregando, que aún es más grave, la reventa de estas bolsas a astronómicos precios. Por lo que responsabilizaron de este hecho irregular –que calificaron de corrupción- al jefe de Gobierno del Distrito Capital Daniel Aponte y a la alta dirigencia del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Clap como sistema de bachaqueo

Carlos Julio Rojas, coordinador del Frente en Defensa del Norte de Caracas, explicó que los Clap más que una solución a la escasez de comida se han convertido en una especie de bachaqueo legalizado, donde los productos son acaparados por los altos jerarcas del PSUV para luego en vez de distribuirlos al pueblo venderlos a altos costos.

“Las bolsas de alimentos pueden ser compradas en el mercado negro entre 10 y 6 mil bolívares dependiente de los productos, las cuales son anunciadas por WhatsApp o mensajes de texto. Esto es un delito grave amparado bajo la sombra del poder”, señaló.

Rojas reveló que la prohibición de facto de venta de productos regulados en pequeños comercios del centro de Caracas por parte de colectivos y cuerpos de seguridad ha generado desesperación en la población que no consigue comida, destacando que muchos de estos camiones son desviados para el Clap o peor aún la mercancía es decomisada con un destino desconocido. “En Candelaria y en otras parroquias de Libertador hemos observado a la Guardia Nacional al momento de llegar el camión con alimentos. Amenazan al comerciante y se llevan los productos regulados para su propio consumo. Todo bajo la mirada de rabia de los vecinos que hacían cola desde la madrugada por un poco de harina pan”, afirmó.

El integrante de la Asamblea de Ciudadanos de Candelaria, señaló que los mismos colectivos asociados al PSUV que controlan las colas y fomentan el bachaqueo, ahora son los encargados de administrar la distribución de comida a través de los Clap. “Lo que está ocurriendo es que el Gobierno de Nicolás Maduro estrega los pocos alimentos que hay, causado por la grave escasez, a quienes comercian con el hambre de la gente”, dijo.

Vecinos de Miraflores sin bolsas Clap 

Vecinos de las parroquias cercanas a Miraflores, también denunciaron que no reciben bolsas de comida por “ser calificados de clase media alta”.

Edgardo Ventura, vecino de La Pastora, relató cómo desde hace meses están esperando las bolsas de comida la cuales no aparecen, siendo el argumento que dan los directivos de los Clap que las zonas alrededor del Palacio de Miraflores -por ejemplo Altagracia o Candelaria- no son prioridad al ser catalogadas de clase media alta.

“También quiero denunciar que el sector Corazón de Jesús de La Pastora, supuestos funcionarios policiales, vestidos de civil, al parecer son colectivos desvían camiones para luego rematarlos en la noche sin ningún tipo de orden. Estamos pasando hambre, las bolsas de alimentos del Clap son una utopía y para colmo los que deben resguardarnos se roban los productos del pueblo”, afirmó.

Hambre en Tacagua

Antonjo Ecarri en visita a Tacagua

Antonjo Ecarri en visita a Tacagua

El educador Antonio Ecarri pudo confirmar este domingo, en visita el sector La Manguera de Tacagua Vieja, el rotundo fracaso de los Comité Locales de Abastecimiento y Producción (Clap). Lo que le llevó a exigir la apertura de un canal humanitario.

En conversación con los vecinos del sector, Ecarri rechazó el hecho de que si reciben alguna bolsa de comida, sea una vez al mes. Alimentos que a duras penas alcanzan para tan solo tres días.

Estabdo a poca distancia de Miraflores, Ecarri se preguntó “¿Cómo será en el punto más alejado de Apure?”.

“Aquí, en Tacagua Vieja, no hay calles, no hay aceras, no hay brocales y los caraqueños deben atravesar desagües de aguas negras para llegar a sus hogares; no hay comida, no hay medicina, aquí lo que hay es hambre”, precisó.

En este sentido, consideró urgente de que el Gobierno permita el acceso de alimentos al país y así se pueda frenar la malnutrición que está dejando daños irreversibles en toda una generación.

“Tenemos que acabar de una vez por todas con la capsula de burocracia que tiene pasando hambre a todo un país, y para eso nos estamos organizando en el oeste de Caracas”, anunció.

Eduardo Martínez/VisiónGlobal/@ermartinezd

 

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529