Visión Global

“Carmela y Ada, las rebeldes” por Bernardo Kliksberg

“Carmela y Ada, las rebeldes” por Bernardo Kliksberg


Bernardo Kliksberg.

Se han convertido en un símbolo de esperanza y de los mejores valores para el género humano

Fue un terremoto social. Las dos ciudades más importantes de España, Madrid y Barcelona, eligieron alcaldesas a dos mujeres, que se salieron de todos los libretos políticos tradicionales.
No eran líderes políticos, ni pertenecían al poder en ninguna de sus expresiones. Estaban dedicadas a los demás, y además mujeres en una sociedad con serios problemas de violencia contra la mujer.

Carmela Carmena que tiene todas las posibilidades de tomar la alcaldía madrileña, tiene 71 años. Exitosa jueza, cuando se jubiló en lugar de disfrutar viajando por el mundo, abrió un taller de producción de ropa infantil para dar trabajo a las reclusas a punto de salir de la cárcel, o que salían de ella, y darles la oportunidad de reintegrase a la sociedad. Cuenta que los jóvenes comenzaron a presionarla para que fuera la candidata a alcalde. Dice: “Siempre había rechazado ofertas por el estilo que las hubo, y me parecía que tenía que ser alguien joven. Lo sigo creyendo. Pero eran jóvenes los que insistían. Tanto lo hicieron que se volvió contradictoria mi negativa porque yo decía que eran los jóvenes que tenían que tomar la iniciativa y la iniciativa que tomaban era pedirme que los secundara”. Carmela iba a las manifestaciones en bicicleta. Se propone en los 100 primeros días, cubrir con protección en salud a las multitudes de excluidos por las políticas de austeridad, asegurar alimentos para todos, apoyar a los desempleados de edades mayores, paralizar los desalojos, refortalecer la educación recortada como todo lo social. Llama a su gestión “un puente entre generaciones”.

En Barcelona ya es alcalde electa Ada Colau, de 41 años. Cuando las políticas aplicadas llevaron a más del 25% de desempleo, y millones no podían pagar sus hipotecas, se produjo una ola de desalojos. Llegaron a ser 500 por día en Barcelona en el 2012. Algunos se suicidaron, y se ahorcaron en sus casas cuando llegaba la policía. Ada salió a la calle, creó la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, y a través de resistencia pacífica impedían los desalojos, y convocaban a la población a protestar por ellos.

Ambas fueron apoyadas por Podemos, encabezado por jóvenes, que surgió de los indignados, y que en poco más de un año se convirtió en un movimiento social masivo.

Carmela dice que va a eliminar los lujosos coches oficiales, va a bajar su sueldo y otros a la mitad, y recomienda a sus funcionarios caminar o ir en bicicleta al trabajo “porque es lo más sano”.

Ada narra: “cuando empezó la crisis, las víctimas no se percibían a sí mismas como tales. En lugar de protestar frente a los bancos y el gobierno, estaban pensando en tirarse por el balcón o irse del país”.

Carmela y Ada se han convertido en un símbolo de esperanza y de los mejores valores para el género humano.

Por algo ante la victoria de Carmela y Ada, los ciudadanos coreaban “Basta de tristeza”.

Presidente de la Red Latinoamericana de Universidades por el Emprendedurismo Social

El Universal, 03 de junio de 2015
Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529