Visión Global

Cavidea presenta soluciones estructurales urgentes ante problemas de abastecimiento alimentario

Cavidea presenta soluciones estructurales urgentes ante problemas de abastecimiento alimentario


“Precios han permanecido congelados desde hace 539 días

Soluciones estructurales urgentes a fin de solventar los problemas de abastecimiento alimentario, que se prevé, empeorarán en enero y febrero del próximo año, solicitó al gobierno nacional la Cámara Venezolana de la Industria de Alimentos, Cavidea.

Manuel Felipe Larrazábal, presidente del organismo, planteó a las autoridades un plan de cuatro propuestas que contribuiría a restablecer y mejorar el abastecimiento alimentario en el país a más tardar en 120 días.

Larrazábal explicó que en vista del estado actual de la industria de alimentos si se acepta, autoriza y aplica de inmediato la propuesta, en marzo se verán los resultados.

El plan consiste en la asignación oportuna y suficiente de las divisas que se requieren para la importación de insumos, repuestos y empaques que la industria requiere para optimizar y hacer fluida la producción. La revisión adecuada y pertinente de los precios regulados; privilegiar la producción nacional sobre la importación de bienes extranjeros terminados; que se privilegie el trabajo productivo a través del cumplimiento de la Ley Orgánica del Trabajo, la cual, precisó, no debe ser derogada ni revisada pero sí aplicada adecuadamente para conjurar el ausentismo laboral que afecta al 1% de la masa de los trabajadores del sector y a la cadena productiva.

“Creemos en el trabajo de equipo. Desde hace 10 años hacemos propuestas que no han sido escuchadas y estos mismos planteamientos los formulamos en marzo, pero tampoco se nos atendió. Queremos que la industria alimentaria nacional recobre la preponderancia que siempre tuvo cuando abasteció suficientemente a la población”, amplió

Señaló que este año “se han incrementado los costos de manera importante “303% en materiales de empaque, 238% en gastos de administración, 189% en gastos fabriles y 370% en fletes para transportar los productos a los centros de distribución”, contabilizó.

Están dispuestos al diálogo abierto con el Poder Ejecutivo, el Legislativo o con cualquier organismo que quiera atenderlos para solventar la situación que amenaza con recrudecerse si no se imponen los correctivos adecuados, apuntó Larrazábal.

“Si se pone en práctica la estrategia que amerita el país, se puede incrementar en 25% la capacidad productiva de la industria alimentaria, lo que favorecerá a todo el país decantó Larrazábal.

En torno a la situación de la harina de maíz, producto de gran consumo ciudadano, dijo que el precio justo del kilo oscila entre Bs 65 y 70 porque con el reconocimiento de ese costo de comercialización se recuperaría la producción, precisó Larrazábal.

“Las empresas que hacen vida en la industria tienen una capacidad instalada de producción de 49%, se está trabajando al 100% y aún así no se puede responder a toda la demanda. El Estado cuenta con el 51% de esa capacidad, pero tiene que echarla a andar para cubrir lo que requiere el mercado”, amplió.

La industria alimentaria nacional necesita del 10% de los recursos petroleros que ingresan al Fisco.

“Aún con los precios deprimidos de $40 por barril sobre la base de una producción de 3 millones diarios, si se le aportan $3.500 millones de los $35.000 millones que percibe el país por este concepto, se reactivaría la industria, se restablecería la cadena de suministros, que en este momento está rota”, indicó Larrazábal

IVONNE AYALA PERDOMO |  EL UNIVERSAL

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529