Visión Global

Chanel vistió a La Habana

Chanel vistió a La Habana


A la nueva Cuba del deshielo sólo le faltaban el glamour y el lujo para demostrar que va cambiando paso a paso tras el acercamiento con Estados Unidos. La famosa casa de moda francesa Chanel fue la encargada de engalanar este martes por la noche a La Habana después de que la banda británica Rolling Stones ya hubiese puesto música hace mes y medio a la apertura cubana, apenas días después de que el presidente estadounidense, Barack Obama, hiciera una histórica visita a la isla.

El diseñador estrella de Chanel, el alemán Karl Lagerfeld, fue esta vez el nombre de la noche. El excéntrico diseñador de la larga cabellera blanca presentó en el célebre Paseo del Prado habanero su nueva colección de entretiempo “Crucero” para la temporada 2016/2017, con un espectacular desfile al aire libre.

La alameda central del Paseo sirvió de pasarela para los modelos de Chanel, que exhibieron los nuevos diseños del “kaiser de la moda” germano entre los árboles y los bancos de mármol de la avenida en el mismo corazón de la ciudad, con las vetustas casas coloniales de La Habana Vieja y Centro Habana como telón de fondo.

Chanel había elegido semanas atrás el Paseo del Prado, una ancha avenida que arranca casi a orillas del mar y termina a pocos metros de emblemáticas construcciones de la ciudad como el Gran Teatro de La Habana, como sede del evento.

En contra de algunos rumores previos, ni los organizadores ni las autoridades impidieron que decenas de curiosos se apostaran en ventanas y balcones vecinos para ver el inédito espectáculo. Tampoco una lluvia ligera que atrasó un poco el arranque del show desanimó a los invitados, entre ellos la supermodelo brasileña Gisele Bündchen o el actor estadounidense Vin Diesel.

Entre los asistentes locales más conocidos estuvieron la cantante Omara Portuondo, Mariela Castro – la hija del presidente Raúl Castro -, el hijo del histórico ex mandatario Fidel Castro, el directivo deportivo Antonio Castro o los músicos de Gente de Zona, uno de los grupos del momento en el panorama internacional por temas como “La Gozadera”.

En boga con el lugar de la puesta en escena, la nueva colección del “kaiser” alemán eligió este año motivos cubanos como inspiración: la propuesta de Chanel incluye colores cercanos al verde olivo, el tono más asociado a la Revolución cubana, boinas estilo “Che” Guevara e imágenes de “almendrones”, como se conoce a los viejos autos estadounidenses que aún circulan por La Habana, en varias prendas.

Chanel alquiló además más de 150 “almendrones”, convertidos en tanto en un emblema de la isla socialista, para trasladar a sus invitados por la ciudad, según sus propias informaciones. Los relucientes “clásicos” descapotables paralizaron por momentos el tráfico en las por lo habitual despobladas calles de La Habana.

Lagerfeld se presentó brevemente al final del show con una chaqueta de brillantes y sus clásicas gafas oscuras. El excéntrico modisto alemán asistió luego a una exclusiva recepción en La Habana Vieja. Los organizadores montaron para la ocasión cabañas que imitaban a los ranchos del campo cubano en la céntrica Plaza de la Catedral.

El glamuroso desfile de la alta costura europea era hasta hace poco impensable en la Cuba comunista. La paulatina apertura de los últimos años ha generado un gran interés en todo el mundo por participar en el momento especial que vive la isla. Muchos artistas y famosos han visitado Cuba después de que se anunciara el deshielo con Estados Unidos en diciembre de 2014, para participar en el supuesto cambio inminente en el país.

Lagerfeld había causado revuelo ya el domingo tras su llegada a la isla. El “kaiser” visitó entre otros lugares una galería de arte en La Habana Vieja, donde se ha montado una exposición de varios días con más de 200 fotografías del modisto sobre “moda, arquitectura y paisajes”, según un comunicado de Chanel.

La famosa casa de la alta costura gala ha llevado en años anteriores su glamoroso desfile para presentar su línea “Crucero” a lugares como Dubái, Singapur o Corea del Sur, siempre con apuestas atrevidas para la puesta en escena del show.

Los Rolling Stones ya habían causado furor el pasado 25 de marzo con el concierto de rock gratuito que dieron en La Habana, décadas después de que su música fuera denostada por los “guardianes culturales” del castrismo en los primeros años tras la Revolución. Chanel le dio ahora otra vez una nueva apariencia a la Cuba de Raúl Castro.

El Mundo

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529