Visión Global

China busca erigirse como potencia marítima en medio de tensiones con EE.UU.

China busca erigirse como potencia marítima en medio de tensiones con EE.UU.


.

China busca erigirse como potencia marítima en medio de las renovadas tensiones con Estados Unidos por su expansión en aguas del Mar de China Meridional, donde se disputa varios territorios con países vecinos, según su último libro blanco presentado hoy.

“Necesitamos una Marina fuerte para defender los intereses marítimos de China”, dijo hoy Wang Jin, coronel del Ejército de Liberación Popular (ELP), al divulgar en una rueda de prensa el documento sobre la estrategia militar de Pekín para el futuro.

Se trata del noveno documento de este tipo desde 1998, que se define como “más estratégico y previsor” en un contexto mundial “de cambios sin precedentes, y con China en un punto crítico de reforma y desarrollo”.

Un contexto en el que la potencia asiática planea defender de forma incesante y progresiva su presencia en el Mar de China Meridional, que reclama prácticamente en su totalidad pese a ciertas disputas territoriales con vecinos como Filipinas, Vietnam, Malasia, Brunei e incluso Taiwán.

Con ese objetivo hizo acciones recientes como la construcción de islas artificiales en islotes y atolones de las islas Spratly (llamadas Nansha por China), donde hoy comenzó además a levantar dos faros.

Un portavoz del Ministerio de Defensa chino, el también coronel Yang Yujun, aseguró hoy que “esas construcciones no son diferentes a otras (que realiza China) en otras partes del país”, y afirmó que “sirven a objetivos civiles” y que “favorecen no sólo a China, sino a toda la comunidad internacional”.

Las edificaciones en aguas disputadas es uno de los motivos que han aumentado las tensiones entre China y EE.UU., cuyo último incidente se produjo el miércoles de la pasada semana, cuando un avión estadounidense de vigilancia P8A fue advertido por Pekín por volar en torno a las islas Spratly.

Al respecto, Yang enfatizó que “se trata de un viejo truco, algo que ya hemos visto muchas veces a lo largo de la Historia”.

“Existe la posibilidad de que otro país (sin citar expresamente a EE.UU., pero en clara referencia a Washington) quiera buscar excusas para justificar sus futuras acciones”, agregó.

Un tira y afloja entre las dos potencias mundiales por el Pacífico que se ha agravado desde que China ha puesto en evidencia, por activa y por pasiva, que apuesta por reforzar sus fuerzas navales, como demostró recientemente en un ejercicio naval junto a Rusia en aguas del Mediterráneo.

En esta línea, Yang aseguró hoy que China ha pasado de una estrategia única de “defensa de aguas litorales” a otra que combine “la protección de aguas abiertas”.

No obstante, el portavoz no quiso confirmar ni desmentir los planes de China de construir más portaaviones, cuando de momento tiene uno -el “Liaoning”- y varias fuentes oficiales han confirmado la construcción de un segundo, aunque se cree que en realidad hay planes para construir y poner en servicio muchos más.

“Los proyectos se realizarán de acuerdo a las necesidades de desarrollo de China y a sus planes económicos”, dijo de forma alusiva.

Por otro lado, el coronel Wang consideró que “hay que mantener la seguridad aérea del país, pero también prestar alta atención al desarrollo espacial”.

Además, en medio de acusaciones recíprocas entre China y EE.UU. de ciberespionaje, aseveró que “China es la mayor víctima de piratas informáticos”, y advirtió de que aumentarán el control y la defensa del espacio cibernético.

Unas afirmaciones que parecen avivar más la llama de las disputas entre ambas potencias un día después de que el diario oficial Global Times, portavoz del Partido Comunista, advirtiera en un editorial a EE.UU. de que deje de urgir a China a parar sus construcciones o “una confrontación militar empezará antes o después”.

Pese al tono belicoso y a la recién anunciada estrategia militar china, son pocos los expertos que ven realista un enfrentamiento militar en un futuro próximo, y muchos, como la analista en Defensa de la Academia de Estudios Sociales China, Zhang Jie, consideran que “(ambas partes) insisten en resolver sus asuntos pacíficamente”.

“Existen pocas posibilidades. Si leemos bien las palabras de la parte estadounidense y del Ministerio de Defensa chino, podemos ver que hasta ahora no se ha cruzado ninguna línea roja”, dice a Efe.

La experta reconoce que, “aunque el problema del Mar de China Meridional es más complejo que antes”, no hay mucho cambio en la postura de Pekín: “antes también era de defensa”.

De hecho, el coronel Yang recalcó hoy: “No atacaremos a no ser que alguien nos ataque, pero con certeza contraatacaremos si nos atacan”.

.

EFE

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529