La ONU y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) alertaron este jueves del “continuo deterioro de la libertad de prensa en Venezuela” y expresaron su preocupación por ese problema.

Los relatores especiales para la libertad de expresión de las Naciones Unidas, David Kaye, y la CIDH, Edison Lanza, hicieron esa advertencia en un comunicado conjunto divulgado en Washington.

“Estamos profundamente preocupados por los recientes ataques contra periodistas y medios de comunicación independientes, que aumentan la presión sobre los medios de comunicación”, subrayaron los relatores.

“Esto -agregaron- es especialmente alarmante dada la escasez de alimentos y medicamentos en el país, la crisis económica y las fuertes tensiones sociales y políticas”.

Kaye y Lanza denunciaron las recientes detenciones, interrogatorios y confiscación de equipos de al menos siete periodistas y trabajadores de los medios en el país.

“Información acerca de los últimos ataques contra los periodistas que cubren el impacto de la reciente crisis económica en el terreno también merece una atención inmediata”, afirmó Lanza.

El relator de la CIDH se refirió a las agresiones registradas contra periodistas que cubrían protestas en Caracas el pasado 2 de junio, y los ataques contra los diarios “El Aragüeño”, “El Caroní”, y “El Nacional” a finales del mismo mes.