Visión Global

Cipriano Heredia: Silencio del Gobierno frente a Guyana delata complicidad con arrebato de nuestro territorio

Cipriano Heredia: Silencio del Gobierno frente a Guyana delata complicidad con arrebato de nuestro territorio


El diputado Cipriano Heredia, Coordinador del Centro Popular de Formación Ciudadana, emplazó al gobierno venezolano a hablarle claro al país sobre su posición frente al reclamo territorial sobre el Esequibo.

“A diferencia de apoyar o participar en campañas publicitarias o propaganda gubernamental que cuestan mucho dinero y no le dejan nada al venezolano, queremos hablar de asuntos sensibles para la nación y la Patria y que el gobierno pareciera no querer abordar”, comentó el diputado al asegurar que el silencio sobre la controversia territorial con Guyana hace creer incluso que es una actitud cómplice que pone en riesgo los derechos de los venezolanos.

“La actitud de este gobierno que ha abandonado la posición que Venezuela venía teniendo hace cien años sobre esta controversia parece ser hasta sospechosa, más si observamos que la Cancillería venezolana envía nota de protesta a Exxon Mobil por la exploración y explotación, y no al gobierno de Guyana”, señaló al asegurar que existe negligencia en la defensa del territorio de la República.

“Basta ya de la guachafita con el tema de Guyana”, sentenció Heredia, quien sostiene que es necesaria una explicación abierta ante la ciudadanía de las acciones, de estarse adelantando, sobre el caso de Esequibo.

“El gobierno se ha hecho se hace el loco y nuestros supuestos amigos del caribe dejan a Venezuela tirada en la cuneta cuando se solidarizan con Guyana en su pretensión de adueñarse definitivamente del territorio”, agregó.

Por su parte el doctor en Ciencias Políticas y ex embajador de Venezuela ante Guyana, Sadio Garavini, explicó las implicaciones que tienen las concesiones otorgadas por aquella nación en territorio venezolano, no sólo a Exxon Mobil, sino a otras empresas, e incluso para el área de la pesca en nuestras aguas, asegurando que se están poniendo en riesgo grandes riquezas de hidrocarburos y gas, como crudo liviano, así como pesca de camarones para la exportación. Señaló igualmente que con estas acciones hay un riesgo real de territorio en el estado delta Amacuro, “y esto es sencillamente inaceptable”.

En este sentido hizo recomendaciones al gobierno para retomar una defensa real del Esequibo, que incluyen el mantenimiento permanente del patrullaje en nuestras aguas por parte de la marina venezolana, así como la designación de un negociador a tiempo completo, “porque actualmente el encargado es Roy Chaderton quien tiene cuatro cargos que atender, con lo cual es obvio que no existe la dedicación que amerita este sensible tema en el cual se debe procurar la resolución definitiva de la controversia”.

Igualmente, María Teresa Belandria, profesora de la Universidad Central de Venezuela, sugirió hacer una clara diferenciación en torno a lo enérgico que debe ser el reclamo ante Guyana, y las alianzas coyunturales que pueden surgir. “Uno puede tener una controversia con un gobierno amigo, y eso debe resolverse por las vías diplomáticas”.

Calificó de error inexcusable de la Cancillería venezolana haber oficiado a la Exxon Mobil y no al gobierno de Guyana en referencia a la exploración, con la grave añadidura de haber mantenido silencio frente a acciones hostiles y agresivas de aquel gobierno a las cuales no se les ha dado respuesta.

.

Juan José Ojeda Díaz / Prensa de Solidaridad

Atras
  • Jose Rafael Ortiz Martínez

    Más claro no canta un gallo. Si uno es VENEZOLANO y eso no es otra cosa que colocar siempre los supremos intereses patrios por encima, muy por encima, de cualquier otro interés parcial, grupal, particular o de cualquier subalterna naturaleza; tiene uno que solidarizarse plenamente con iniciativas como las aquí planteadas por estos distinguidos compatriotas. Estamos pasando por tiempos muy críticos, en extremo complejos y difíciles, en nuestra vida venezolana. Sin embargo, por profundas que puedan parecer nuestras diferentes posiciones, todo eso debe perder importancia ante cuestiones como la muy justa e históricamente correcta como la reclamación de soberanía venezolana sobre el Esequibo, vilmente despojada por el Reino Unido e irresponsablemente endosadas por éste a la actual república de Guyana al otorgarle su independencia en un momento en que consideraron oportuno y conveniente a los intereses de Inglaterra cuando Venezuela, al nacer la era democrática, despertaba de años de letargo nacional .y ese eminente estadista venezolano Rómulo Betancourt B. al llegar a la Presidencia por vía indiscutiblemente democrática, emplazó al gobierno inglés a tomar inmediatas acciones a objeto de que nos fuese devuelto nuestro territorio Esequibo, sin más ambages y artimañas, ó el grupo anglo holandés Royal Dutch Shell perdería, de inmediato, las tan codiciadas concesiones petroleras en Venezuela. Así fue como los ingleses se zafaron del bulto y traspasaron su vileza, mediante concesión de independencia a una pequeña y pobre nueva nación suramericana, convirtiéndola en una soberana república hermana, muy digna de solidaridad americana y de respeto. Le toca a los guyaneses ahora reparar la afrenta de sus antiguos colonizadores y reconocer nuestros soberanos derechos sobre ese territorio, lo cual no significa que los guyaneses fuera del Esequibo se conviertan en resentidos enemigos nuestros. Todo lo contrario, de allí nacerán renovados y estrechos lazos de hermandad suramericana entre nuestros pueblos, traducidos en mancomunado trabajo en favor de nuestra Sur América. Debemos cerrar filas, unidos, en procura de supremas metas para todos.

Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529