Hillary Clinton arremetió este jueves contra su probable rival en la carrera presidencial de Estados Unidos, Donald Trump, al afirmar que no es apto para gobernar el país y cuyas ideas de política exterior calificó de “peligrosamente incoherentes”.

“No tiene un temperamento apto para ostentar un cargo que requiere sabiduría, estabilidad, y una inmensa responsabilidad”, dijo Clinton, aumentando la retórica de la ya cáustica de la campaña. “Es alguien que nunca debería tener los códigos nucleares”, añadió.