La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) denunció este viernes la falta de medicinas y alimentos en Venezuela, llamando a las autoridades a adoptar “medidas urgentes” para atender la crisis.

La CIDH “observa con preocupación que esta situación de escasez y desabastecimiento de productos básicos como los medicamentos y los alimentos impacta negativamente en las condiciones para garantizar la vida digna de los venezolanosy urge al Estado a adoptar medidas integrales para superar esta crisis”, reza un comunicado del ente, con sede en Washington.

“Las autoridades venezolanas deben atender las necesidades básicas de la población. Esta situación ha conducido a undeterioro muy significativo de las condiciones de vida en el país y en un incremento de la violencia”.

Ante ello, exhortó al Gobierno a “adoptar medidas urgentes de política pública con un enfoque de derechos humanos“.

Ante la medida adoptada por el Gobierno de colocar en manos de grupos comunitarios la distribución de bolsas de alimentos casa por casa a precios subsidiados, la CIDH señaló que “estas medidas no serían suficientes para asegurar el derecho a la alimentación” a toda la población.