Visión Global

Cómo y cuánto puede beneficiar a Venezuela y al gobierno de Nicolás Maduro el recorte de la producción del petróleo de la OPEP

Cómo y cuánto puede beneficiar a Venezuela y al gobierno de Nicolás Maduro el recorte de la producción del petróleo de la OPEP


La economía de Venezuela, que se encuentra en medio de una crisis, recibió por fin una buena noticia.

La decisión de los países miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) de reducir la producción diaria para buscar un aumento del precio del barril fue festejada por el gobierno, cuyo futuro también puede depender del crudo.

“Es una solución excelente“, celebró el miércoles en Argelia el ministro de Petróleo venezolano, Eulogio del Pino, tras la decisión del grupo.

Los efectos fueron inmediatos.

Al poco del anuncio, los precios de los barriles de referencia en Estados Unidos y Europa aumentaron un 5% hasta los US$47,05 y US$48,69, respectivamente. El barril de crudo venezolano también se elevó hasta los US$40.

Ahora sólo queda por saber si la medida de reducir unos 750.000 barriles al día, que aún debe ser refrendada el 30 de noviembre en Viena, Austria, tiene un efecto duradero en el alza de precios.

“El único beneficio es que aumente el valor del petróleo. Si no, el acuerdo para Venezuela no sirve de nada“, le dijo a BBC Mundo el periodista Andrés Rojas, experto en la industria de hidrocarburos.

La OPEP considera que la gran caída del precio del crudo (estimada en un 50% desde 2014) es culpa, sobre todo, del exceso de oferta, algo que ahora trata de controlar.

Eulogio del Pino, ministro de Petróleo de VenezuelaEulogio del Pino, presidente de PDVSA y ministro de Petróleo de Venezuela, celebró la decisión de la OPEP de reducir la producción.

La industria del petróleo enfrenta el ciclo de precios bajos más largo en los últimos 45 años y la decisión de la OPEP de reducir producción es la primera desde 2008.

Los países miembros de la OPEP poseen en conjunto el 78% de las reservas de crudo del plantea y extraen cerca de 40% de los barriles que se comercializan en el mercado.

Producción mermada

La reducción seguramente no afectará al cupo de Venezuela, que en los últimos tiempos ya ha visto muy mermada su capacidad de producción.

Según las cifras que la petrolera estatal venezolana PDVSA reporta a la OPEP, a partir del máximo de 3,20 millones de barriles diarios (mb/d) registrados en septiembre de 2008 la producción de crudo empezó a declinar.

A fines del año pasado era de 2,57 mb/d y en agosto de este año cayó hasta 2,33 mb/d.

“Los ingresos de las empresas petroleras han disminuido drásticamente”, justificó la OPEP su decisión.

Eso se aplica especialmente a la estatal PDVSA. Y si PDVSA tiembla, con ella lo hace todo el país. El petróleo representa, según analistas, un 90% de las exportaciones de Venezuela.

Protesta por falta de alimentos en Venezuela.La escasez de alimentos y productos básicos se debe en buena medida a la bajada del precio del petróleo.

Con esos ingresos importa casi todos los bienes básicos que necesita. El bajo precio del crudo hizo menguar la entrada de divisas, por lo que se redujeron las importaciones, principal causa del desabastecimiento de alimentos y productos básicos al que se enfrentan ahora los ciudadanos.

Venezuela aspira a que la cotización del hidrocarburo se eleve a un promedio de hasta US$60 o US$70 por barril, lo que supondría un balón de oxígeno para una economía excesivamente dependiente del crudo y, por ello, muy afectada en el actual momento de precios bajos.

El valor del barril determina también los presupuestos del país.

Y con el crudo Venezuela también paga parte de su deuda con naciones como China.

Cada dólar, 658 millones

Según los datos de la firma de consultoría económica y financiera Ecoanalítica, cada dólar que sube o baja el petróleo tiene un efecto de US$658 millones en los ingresos de Venezuela.

“Eso supone que una subida de US$10 genere US$6.580 millones en ingresos”, explica en diálogo con BBC Mundo Asdrúbal Oliveros, director de Ecoanalítica.

Antes de la caída de la producción, el impacto de cada dólar estaba estimado en700 millones.

Eulogio del Pino, presidente de PDVSA y ministro de Petróleo, y Nicolás MaduroEl futuro de Nicolás Maduro como presidente puede depender también del precio del crudo.

PDVSA aseguró recientemente que lo que busca ahora es aumentar la producción.

Para ello, el 21 de septiembre anunció la perforación de 480 pozos en la llamadafaja petrolífera del Orinoco, ubicada en el este del país y considerada como la mayor reserva de crudo en el mundo.

La meta, según el comunicado oficial, es “incrementar la producción en 250.000 barriles diarios en los próximos 30 meses mediante una inversión de US$3.230 millones”.

“Positiva pero…”

Para Asdrúbal Oliveros, director de Ecoanalítica, la decisión de la OPEP es “positiva pero insuficiente” para Venezuela.

“No se espera tampoco un alza muy fuerte del petróleo”, anticipó el experto, que considera que para que el país esté “en una posición cómoda” para cubrir gastos necesitaría un barril a US$72.

“Cualquier subida del precio ayuda, pero tampoco supone que se acaben los problemas“, agregó.

Extractora de petroleo en Lagunillas, Venezuela.Venezuela aspira a que la cotización del petróleo se eleve a un promedio de hasta US$60 o US$70 por barril.

La decisión de la OPEP sí da oxígeno a un gobierno que podría enfrentarse pronto a un referendo revocatorio al mandato de su presidente, Nicolás Maduro.

“Cualquier respiro del precio petrolero le da al gobierno para gasto social, para importaciones”, dijo Oliveros.

“Pero es insuficiente. Las necesidades de la economía son mayores, aunque cualquier dólar ayuda”, agregó sobre un país que vive una de las peores crisis de su historia por causa de una elevada inflación y el desabastecimiento de alimentos y otros productos básicos.

La oposición, que culpa de la crisis al gobierno, busca canalizar el descontento social para presionar por la pronta celebración del referendo con el que aspira adestronar a Maduro y a 17 años de chavismo.

Para el 12 de octubre los opositores convocaron una nueva marcha y para final de ese mes deberán recoger casi cuatro millones de firmas en apoyo del revocatorio para que el proceso siga adelante.

Por su parte, el gobierno socialista, que culpa a la derecha y a países extranjeros de una “guerra económica“, espera que el precio del petróleo aumente para poder nutrir mejor los anaqueles de los supermercados y aliviar una situación en la que se está jugando su supervivencia.

BBC

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529