Visión Global

Comprar embutidos para la familia venezolana, es casi imposible…

Comprar embutidos para la familia venezolana, es casi imposible…


Rellenar la  con  y queso se puso cuesta arriba para los , ya que el precio de los embutidos se ha elevado considerablemente desde inicios de año. Para una familia de cuatro personas, la inversión semanal en promedio es de 1.600 bolívares, en productos de charcutería, llevando menos cantidad y a mayor costo.

“Antes, con 500 bolívares llevabas de todo un poco, ahorita ni con mil puedes tener variedad porque el dinero no alcanza para todo lo que uno quisiera llevar. Los chorizos y salchichones los saqué de mi presupuesto hace rato. Hago el sacrificio de llevar a mi hogar jamón, queso blanco y amarillo, salchichas y, de vez en cuando, tocineta, que me gusta para algunas preparaciones”, comentó Patricia Maldonado.

Sin embargo, para llevar esos embutidos debe hacerlo en menor cantidad. Y es que si los consumidores antes pedían un kilo o medio kilo, ahora llevan 300 gramos o menos, e incluso algunos piden 100 o 200 bolívares, de tal o cual producto. También hay quienes dejaron de “darse el lujo” de comer jamón y lo sustituyeron por bologña o mortadela, ya que ni siquiera los recortes salen económicos, porque el kilo sobrepasaba los 400 bolívares.

Otros productos, como los jamones curados, chuleta ahumada, chorizos y quesos parmesanos, están incluidos por los clientes en la lista negra de precios. “No se pueden comprar, un kilo de chuleta ahumada se consigue desde Bs. 600 y esas tres o cuatro piezas apenas alcanzan para una comida. El parmesano ya superó la barrera de los mil bolívaresm así como otras delicateses, de las cuales uno no puede darse el gusto”, dijo Liliana Salcedo.

El costo de los productos de charcutería varía, de acuerdo con su calidad y marca. Es así como el jamón se puede conseguir a un precio que oscila entre los 400 y 1.000 bolívares, dependiendo de si es fiambre, de espalda, de pierna, o la pechuga pavo; el queso amarillo tiene un costo superior a los 600 bolívares; las salchichas fluctúan entre Bs. 250 y 600; la tocineta a partir de 680 y hasta 900 bolívares; la bologña en Bs. 280, y la mortadela Bs. 210.

En cuanto a los quesos, valga resaltar que los incrementos han sido constantes desde que empezó el año, la última variación fue después de Semana Santa, que llegaron con precio nuevo. El llanero estaba en Bs. 200 y llegó a Bs. 275; el tipo Paisa a Bs. 510 y estaba en Bs. 480; el amarillo se vendía en Bs. 540 y ahora a Bs. 600, y el parmesano está en Bs. 1.200. Los costos varían. según la marca y el establecimiento.

Se reduce el margen de ganancia

Los elevados costos de producción y también los registrados en unidades productoras ubicadas en los llanos, inciden en el precio final al consumidor, aseguraron los comerciantes. “No está llegando variedad de marcas, y si pedías 10 cajas, ahora te llegan dos y con aumento; por ende, el margen de ganancia se le reduce a uno”, dijo Gladys Rodríguez, propietaria de una charcutería en el mercado Los Pequeños Comerciantes.

¿Hay fallas en la distribución? Sí, agregó la encargada de una charcutería en Barrio Obrero, quien indicó que productos como chorizos artesanales (desde Bs. 400 el kilo) no llegan con regularidad, así como tampoco todas las marcas que antes expendían.

“La prioridad del Gobierno son los supermercados, los demás no tienen derecho a trabajar. La que más se vende es Arichuna, que es la marca más económica. El Plumrose no volvió a llegar, los códigos se perdieron porque el vendedor no regresó. Hay clientes nuevos que tienen productos directos del corral, y uno que tiene años no le llegan. Entonces toca comprarle a otro distribuidor y te sale más caro”, aseveró.

Deficiencia en surtido de otros artículos

Las charcuterías se ayudan con la venta de otros artículos complementarios para la preparación de las comidas, por ejemplo, salsas, panes en distintas presentaciones y fritas, que tampoco son fáciles de conseguir.

—La mayonesa, salsa de tomate y mostaza es un problema para que te las vendan. Si se consiguen, te las promocionan con otros productos, que debes incluir en tu pedido, como salsa de soya, inglesa y ajo, vegetales mixtos, caraotas, en fin. Y digamos que la llegada de las papas fritas ha sido más regular, pero con precios exorbitantes. Un paquete de 900 gramos cuesta casi mil bolívares -dijo Rodríguez-.

Igualmente comentó que el surtido de pan no es constante. “El panadero me dijo que esta semana ni me matara la cabeza porque no me iba a despachar ni pan para perros calientes, y tampoco de hamburguesas. Trabajaré con la existencia que tengo de pan de sándwich. Y veremos la otra semana si puedo surtir el  con más pan”.

Jamones Costo por kilo

Económico Bs. 340

De Espalda Bs. 440 – 600

De Pierna Bs. 480 – 800

De Pavo Desde Bs. 950

De Pollo Bs. 340

Ahumado Bs. 400 – 520

Quesos Costo por kilo

Parmesano Bs. 1200

Amarillo Desde Bs. 600

Tipo Paisa Bs. 510

Llanero Bs. 275 – 400

Cuajada Bs. 275

Duro Bs. 400

Ahumado Bs. 380

Requesón Bs. 250

Otros productos Costo por kilo

Tocineta Bs. 680 – 800

Chuleta ahumada Bs. 600

Salchichas Bs. 200 – 600

Bologña de pollo Bs. 280

Mortadela Bs. 210

Recortes Desde Bs. 500

Chuleta ahumada

Si bien la chuleta ahumada representa un alimento nutritivo y sabroso a la hora de cocinar, para algunos se convirtió en un producto de lujo, ya que su precio se ha incrementado precipitadamente, pasando de 170 a 700 bolívares el kilo, en un par de años. De allí que las familias hayan prescindido de este rico producto, no solo por su costo, sino además porque no rinde. Tan solo tres o cuatro chuletas se consiguen en el mercado desde Bs. 600.

Informe 21

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529