Visión Global

Con la llegada del premier, China quiere ampliar su huella en América latina

Con la llegada del premier, China quiere ampliar su huella en América latina


.

China ampliará esta semana un poco más su huella cada vez más profunda en América latina. El primer ministro, Li Keqiang, viaja a Brasil y tres países de la Alianza del Pacífico -Colombia, Perú y Chile- para la firma de una serie de ambiciosos proyectos de inversión con algunas de las naciones con las que mantiene una relación comercial más intensa.

Los cuatro países, entre las economías más liberalizadas de la región, acaparan el 57% de una relación comercial entre China y América latina que se ha multiplicado por más de 20 desde 2000 y supera ya los 262.000 millones de dólares.

Incluso la inversión china en América latina, casi inexistente hace unos años, supera ya los 100.000 millones de dólares. En la reunión de enero con los países de la Celac en Pekín, el presidente chino, Xi Jinping, prometió inversiones por valor de 250.000 millones de dólares en una década para la región.

Pekín, ha afirmado el viceministro de Comercio, Tong Daichi, “está comprometido a diversificar el comercio con los países latinoamericanos y a importar productos de mayor valor añadido”.

“Esperamos que los países latinoamericanos, especialmente estos cuatro, puedan desarrollar más el mercado chino y exportar más productos que satisfagan a los consumidores chinos”, declaró el funcionario chino.

Uno de los grandes proyectos que recibirán un espaldarazo esta semana será una futura línea férrea -de construcción china- que conectará Brasil con Perú.

Para el gigante comunista, que aún recuerda con amargura el fiasco de la cancelación del contrato para construir la línea de alta velocidad México-Querétaro el año pasado, el desarrollo del proyecto forma aparte de la estrategia de exportación de su tecnología ferroviaria, una alternativa para este sector ante la ralentización de la economía interna y su exceso de capacidad.

La nueva línea ferroviaria permitirá la salida hacia el Pacífico de las exportaciones a China de soja, hierro y azúcar brasileños.

“Será un gran corredor para las exportaciones”, afirmó el subsecretario general del Departamento de Política de la cancillería brasileña, José Alfredo Graça Lima. Perú, por su parte, considera que la línea férrea “aumentará la integración nacional” de su territorio y la conectividad entre los países de la región -cuya potenciación es uno de los principios de la Alianza del Pacífico, precisamente-, según apunta su embajador en Pekín, Juan Carlos Capuñay.

Durante el viaje de Li se dará vía libre al inicio de los estudios de viabilidad de la línea férrea.

Un posible trazado más directo por el Amazonas, aunque ahorraría tiempo de transporte, podría acarrear un grave impacto ambiental. Un recorrido más hacia el Sur permitiría incluir en el proyecto a otros países, como Bolivia.

El más beneficiado

La visita de Li incluirá otros acuerdos. Brasil, el principal socio comercial de China en América latina, espera, según Graça Lima, firmar una treintena de pactos por valor de unos 50.000 millones de dólares en las áreas de agricultura, aeronáutica, automoción, infraestructura, energía y siderurgia.

Entre ellos se encuentra la firma de un acuerdo para la compra de 22 aviones Embraer a dos aerolíneas chinas, parte de un pacto para la venta de 60 aeronaves de la empresa brasileña a compañías chinas. El viceministro Tong ha mencionado asimismo un acuerdo para la exportación de vacuno brasileño.

En Colombia, donde Li conmemorará el 35° aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas bilaterales, el primer ministro se reunirá con el presidente Juan Manuel Santos y, según Tong, abordará la cooperación en asuntos como el desarrollo de infraestructura, capacitación en recursos humanos e inversiones.

Perú, que ya cuenta con un tratado de libre comercio con Pekín y es hogar de la segunda mayor comunidad de origen chino en toda la región, abriga grandes esperanzas sobre la visita de Li.

Las inversiones chinas en minería ya representan un tercio de los nuevos proyectos en este sector en el país, y Lima aspira a transferencias de tecnología e inversión en áreas como la energía o las telecomunicaciones.

La gira de Li concluirá en Chile, donde se reunirá con la presidenta Michelle Bachelet.

Según el embajador de este país en Pekín, Jorge Heine, en esta visita Santiago quiere “dar un impulso a la inversión” del coloso asiático, que hasta ahora apenas ha alcanzado unos cientos de miles de dólares en este país.

Allí se firmarán acuerdos para evitar la doble imposición y para el intercambio de divisas, entre otros asuntos.

El hombre que controla la economía china

Li Keqiang

Primer Ministro chino

Después del presidente Xi Jinping, Li, de 59 años, es el segundo entre los hombres más poderosos del régimen comunista. Asumió el cargo el 15 de marzo de 2013, después de cinco años como viceprimer ministro de Wen Jiabao

Prioridad

En el reparto de funciones en el complejo liderazgo chino, sobre el primer ministro recaen la administración del país y la conducción económica de la segunda economía global

.

© El País, SL

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529