Visión Global

Conservadores lograrían sorprendente victoria en comicios GB

Conservadores lograrían sorprendente victoria en comicios GB


.

El primer ministro británico, David Cameron, parecía a punto de lograr la reelección el viernes, con los primeros resultados de los comicios parlamentarios británicos y las encuestas a boca de urna apuntando que su Partido Conservador logró una importante victoria y que volverá a ocupar el 10 Downing Street en una posición más fuerte que antes.

La oficina de Cameron dijo que el político visitará más tarde el viernes el Palacio de Buckingham, donde se espera que comunique a la reina Isabel II que tiene suficientes apoyos para formar gobierno.

Esto cerraría el proceso mucho antes de lo previsto. Las encuestas previas a la jornada electoral del jueves mostraban a los conservadores y la oposición laborista en una carrera muy apretada, planteando la posibilidad de días o semanas de negociaciones para formar un nuevo gobierno.

El Partido Laborista sería el más perjudicado tras los comicios, perdiendo gran cantidad de escaños en favor de los revitalizados nacionalistas escoceses que arrasaron en Escocia.

Con los conservadores de Cameron rozando la mayoría de los 650 escaños de la Cámara de los Comunes, las elecciones parecen haberle reportado un resultado mucho mejor del que pronosticaban las encuestas, e incluso su propio partido. Con el escrutinio de 625 circunscripciones ya cerrado, los Conservadores tienen 310 representantes y los Laboristas 228.

El primer ministro estaba radiante la madrugada del viernes cuando se anunció su victoria en el distrito Witney, en el sur de Inglaterra.

“Esta es claramente una noche muy importante para el Partido Conservador”, dijo parándose justo antes de anunciar la victoria general.

“Quiero que mi partido, y espero que el gobierno que querría liderar, reclame un manto que nunca deberíamos haber perdido — el manto de una nación, un Reino Unido”, dijo Cameron prometiendo contrarrestar el aumento del nacionalismo escocés con más poderes para Escocia y Gales.

El Partido Laborista, liderado por Ed Miliband, fue aplastado en Escocia por el Partido Nacionalista Escocés (SPN, por sus siglas en inglés), que ganó casi la totalidad de los 59 representantes de la región.

“Lo que estamos viendo hoy es a Escocia votando para depositar su confianza en el SNP, para hacer que se escuche la voz de Escocia, una voz clara para terminar con la austeridad, mejor servicios públicos y políticas más progresistas en Westminster”, dijo la líder del partido, Nicola Sturgeon, a la BBC.

“El león escocés ha rugido esta mañana en todo el país”, dijo el ex líder de la formación nacionalista Alex Salmond, que fue elegido en Gordon.

El líder de los laboristas escoceses, Jim Murphy, insistió en que no dimitirá a pesar de haber perdido su escaño pero el liderazgo de Miliband en la formación parece más débil, luego de que el partido no pudiese lograr las victorias previstas frente a los conservadores en el resto del país.

“Esta ha sido una noche muy decepcionante y difícil para el Partido Laborista”, dijo Miliband.

“No logramos los avances que queríamos en Inglaterra y Gales y en Escocia hemos visto una oleada nacionalista que ha sobrepasado a nuestro partido”, agregó.

Miliband, que enfrentó peticiones de dimisión desde dentro de sus filas, dijo que quien se convierta en primer ministro tendrá por delante el reto de unir al país tras una campaña electoral divisiva.

El socio de la coalición de gobierno de Cameron, el Partido Liberal Demócrata, sufrió una debacle en las urnas, perdiendo la mayoría de sus representantes como castigo por apoyar el programa conservador desde 2010.

“Ahora está dolorosamente claro que esta ha sido una noche cruel y de castigo para los liberal demócratas”, dijo el líder de la formación, Nick Clegg, que no logró revalidar su propio escaño. El político discutirá su fututo con sus colegas más tarde el viernes, agregó.

Casi 50 millones de personas estaban registradas para votar en los comicios del jueves, unos de los más impredecibles de las últimas décadas. Las encuestas de opinión realizadas durante el mes que duró la campaña electoral apuntaban que el resultado estaría próximo al empate.

El Partido por la Independencia de Gran Bretaña (UKIP) ocupaba la tercera posición en las encuestas de opinión, pero durante la madrugada del viernes concretó solo un representante porque sus apoyos no se concentraron en zonas específicas. Su líder, Nigel Farage, no logró el escaño al que optaba por Thanet South.

.

AP

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529