Visión Global

Crisis en Venezuela: escasean 9 de cada 10 medicamentos para tratar problemas cardiovasculares

Crisis en Venezuela: escasean 9 de cada 10 medicamentos para tratar problemas cardiovasculares


En Venezuela la enfermedad más común es la hipertensión arterial, alrededor de 35% de los pacientes con problemas coronarios la padece. Esta patología se puede controlar con medicamentos; no obstante, actualmente escasean 9 de cada 10 fármacos para tratar los problemas cardiovasculares.

José Miguel Torres, presidente de la Sociedad Venezolana de Cardiología, ofreció una entrevista exclusiva a El Nacional con motivo del Día Mundial del Corazón, conmemorado cada 29 de septiembre con la finalidad de difundir medidas preventivas para evitar la aparición de enfermedades cardiovasculares y su desarrollo.

Explicó que el principal objetivo de los especialistas es crear conciencia en los venezolanos. Dichas medidas van desde los cambios de hábitos en la alimentación, las modificaciones en la actividad física y el control de las modificaciones metabólicas inusuales.

“Si el paciente controla esos factores de riesgo esenciales, más allá de los fijos que son la edad y el género, puede disminuir la incidencia de enfermedades cardiovasculares hasta 85% “, destacó el cardiólogo.

Crisis venezolana

Torres indicó que en Venezuela el registro estadístico es impreciso. El último se realizó en 2012. No obstante, las enfermedades cardiovasculares son la primera causa  de muerte en Venezuela al igual que en casi todo el mundo.

“En Venezuela en estos momentos tenemos un grave problema de atención a las enfermedades cardiovasculares, porque debido a la crisis que atravesamos hay problemas de disponibilidad de fármacos y dispositivos para el diagnóstico o tratamiento de las patologías. Esto nos hace vulnerables ante los síntomas: ya que una vez que aparece no tenemos cómo tratarla adecuadamente” detalló.

Entre las patologías más frecuentes que afectan a los venezolanos el especialista mencionó la hipertensión arterial, el síndrome coronario agudo y el infarto de miocardio.

El estrés como detonante

El especialista advirtió que las colas por la escasez de alimentos, así como la angustia que viven los venezolanos por la crisis económica, son detonantes de enfermedades del corazón. Las situaciones de estrés crónico están relacionadas con el desencadenamiento de episodios cardiovasculares agudos.

“El estrés crónico genera la liberación de sustancias cardiotóxicas como la adrenalina, la noradrenalina y el cortisol, que actúan como proinflamatorios vasculares: es como tener todo el tiempo una especie de antorcha interna que hace inestables a las células dentro de los vasos del organismo, tanto cardíacos como extracardiacos. Esto predispone a sufrir eventos cardiovasculares desde el corazón hasta accidentes cerebrovasculares”, explicó el presidente de la Sociedad Venezolana de Cardiología.

El especialista reiteró que el estrés crónico genera más hipertensos, más infartos y más insuficiencia cardiaca, sin tener cómo tratarla.

Sobre los centros de asistencia médica en Venezuela, añadió que están en situación crítica con respecto al cuidado cardiovascular porque no disponen de los recursos adecuados.

Escasez de insumos

A su juicio, los equipos médico quirúrgicos de los hospitales tienen entre 40 y 50 años de atraso, pero particularmente en el área cardiaca están muy atrasados porque no pueden atender adecuadamente ni subsanar situaciones de emergencia.

“En muchos centros médicos no tenemos ni siquiera el electrocardiograma para hacer el diagnóstico, y si hay el examen, no cuentan con los elementos bioquímicos para realizar pruebas de laboratorio como troponina (examen que indica los niveles de dos proteínas en la sangre segregadas cuando el corazón resulta dañado)”, explicó.

A su juicio, la tarea del cardiólogo en Venezuela es sumamente complicada, debido a que es casi imposible hacer un diagnóstico en tiempo real, las medicinas son escasas y las cirugías se vuelven muy complejas por la falta de insumos.

“Una intervención coronaria a través de catéter, por ejemplo, no se puede hacer porque no hay catéter ni materiales que lo permitan. En la mayoría de los centros médicos no se pueden hacer tratamientos fármaco mecánico de infartos como se hace en todas partes del mundo incluyendo países fronterizos como Brasil y Colombia. Hasta hace dos años lo hacían en el país”, detalló el especialista.

Prevención

Para prevenir enfermedades, Torres destaca que lo más importante tiene que ver con la dieta. En general se recomienda la dieta mediterránea, que incluye gran variedad de frutas verduras, granos y cereales. Pocas carnes rojas, dos veces a la semana. Es recomendable consumir carnes blancas, como pescados azules o grasosos, por su contenido en grasas poliinsaturadas.

Invitó a utilizar aplicaciones en dispositivos móviles para hacer ejercicio y caminar hasta alcanzar al menos 5.000 pasos, tratando de llegar a los 10.000. “Cada 2.000 pasos que uno agregue al día disminuye el riesgo de tener un padecimiento cardiovascular entre 8% y 10%”.

Por último, recomendó eliminar el tabaco y mantener un peso adecuado. “Todo sobrepeso aumenta la resistencia a la insulina, facilita la aparición de diabetes: la epidemia del siglo XXI asociada con la obesidad. Es una de las generadoras de enfermedades cardiovasculares más contundentes”.

Abel López / El Nacional

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529