Visión Global

Crónica: El viernes negro de Nicolás Maduro

Crónica: El viernes negro de Nicolás Maduro


La desaparición de los billetes de los bancos, por las últimas medidas decretadas por el presidente Maduro, que incluyen la eliminación de los billetes de 100 bolívares, y la limitación cada vez más baja de retiro de efectivo de las cuentas bancarias, ha sumido al país en un estado de conmoción generalizado.

Este viernes, el sur, centro, norte, oriente y occidente del país, se vieron conmocionados por disturbios, protestas y hechos de violencia, ante la imposibilidad de retirar dinero de cajeros y taquillas bancarias.

Las restricciones que limitaron el máximo de estos retiros, se vieron sobrepasadas por el agotamiento de fondos en la totalidad de la banca venezolana. Las bóvedas se quedaron sin billetes.

Millones de venezolanos, impedidos de obtener parte de su dinero depositados en los bancos, no pudieron comprar alimentos, medicinas, ni disponer de su dinero en efectivo para enfrentar estos y otros compromisos, incluyendo el pago de transporte o gasolina de regreso a casa.

Las empresas que pagan semanalmente a sus trabajadores en efectivo, sobre todo en las zonas rurales y las empleadas domésticas, no pudieron pagar por la semana trabajada. En algunos casos, debieron distribuir el poco efectivo de que disponían, para que sus trabajadores regresaran a sus hogares.

En tanto, a las puertas del Banco Central de Venezuela se agolpaban miles de personas con bolsas de billetes de 100 bolívares para canjearlas por los anunciados billetes de 500 y monedas metálicas de 100. Solo recibieron un certificado de depósito que confirmaba la cantidad de billetes entregados. No hubo el prometido canje.

En Caracas, uno que otro banco honraba retiros de 2.500 o 5.000 bolívares, mientras en las puertas de la mayor parte de las sucursales bancarias, largas colas de clientes esperaron con paciencia la llegada de las remesas, que nunca llegaron.

En el interior los sucesos mostraron la impaciencia y la impotencia. La paciencia del día duró poco y el control se perdió con algunas consecuencias lamentables y no deseadas.

Lo sucedido el viernes fue la escalada del estado de conmoción financiero que comenzó a suscitarse en el país, luego que se redujera la entrega de efectivo y que disparara la eliminación de los billetes de 100, con la subsecuente orden que todos los venezolanos depositaran los billetes de esta denominación, que atesoraran en sus casas y bolsillos.

Sin decir la verdad

Esta desaparición del efectivo, que es lo que los economistas denominan “desmonetización”, ha llevado al gobierno a huir hacia delante. Nicolás Maduro, en cadena de radio y televisión, responsabilizó a mafias colombianas, ucranianas, miamenses, dolartoday y otros lugares, que en complicidad con el “imperio”, habría desatado una desestabilización del bolívar.

En consecuencia a estas acusaciones, Maduro decretó una nueva emergencia financiera que eliminó los billetes de 100, ordenó su entrega en tres días, cerró las fronteras con Colombia y Brasil, prohibió por 72 horas el vuelo de aviones civiles y generó una ola de detenciones y allanamientos, llamados de “supervisión” de las bóvedas bancarias.

Para tranquilizar a los venezolanos, el presidente aseguró que a partir de este pasado jueves 15, se podría canjear los billetes de 100 en el BCV y la banca pública.

Este anuncio del presidente, fue seguido por ruedas de prensa de Nelson Merentes, presidente del BCV, quien mostró a los venezolanos coloridos fascímiles de los nuevos billetes y blanquinegras monedas.

Sin embargo, la verdad sería otra. El jueves ningún banco, público o privado recibió los billetes y monedas de curso legal.

Para el viernes, luego de conocidos los sucesos callejeros de la falta de efectivo, el presidente anunciaría que llegarían para este fin de semana millones de billetes de 50 bolívares. Para lego corregir en otra alocución, y asegurar que vendrían billetes de 500.

Entre las informaciones oficiales, se conoció la especie de que llegarían 76 millones de billetes. A lo que este viernes Henrique Capriles, gobernador de Miranda, alertó que según sus estimaciones “sólo correspondería cuatro billetes a cada venezolano”. Lo que obviamente no cubre las necesidades de efectivo de los venezolanos.

El entramado

Economistas y expertos, como el diputado José Guerra, ha alertado sobre el craso error cometido con el retiro de los billetes de 100 y otras medidas. No entienden que se esconde detrás de estas decisiones.

Guerra advirtió que colapsó el sistema de pagos tras la salida de circulación del billete de 100 bolívares. “Hay un colapso del sistema de pagos causado por esta locura de eliminar el billete de 100 atribuíle a Maduro y Merentes. Son culpables”, sentenció Guerra.

Asimismo, se preguntó este viernes en un mensaje en su cuenta de twitter “¿cómo se paga hoy la camioneta, la gasolina, el mototaxi, en la bodega, la propina, el taxi, en la panaderías?”. A lo que añadió “¿Estos genios pensaron?”. escribió el diputado en la red social.

Al tomar en consideración, que “los billetes con denominación de 100 bolívares representaban casi la mitad del total de efectivo circulante en el país” -como estimó el diario El Nacional- obviamente la justificación de las medidas no habría tenido un origen económico o financiero.

Al descartarse lo económico, quedarían objetivos políticos o de control social de la población. Aunque por las consecuencias perfilan un costo muy alto para las personas, y más duramente, para el propio gobierno y su ya baja popularidad según las encuestas.

Lo inmediato

Este sábado, Julio Borges a nombre de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), responsabilizó a Nicolás Maduro por “los hechos ocurridos en las últimas horas”, y calificó que “forman parte de un plan del gobierno o consecuencia de su ineptitud”.

En razón de los analizado, Borges exigió “la renuncia inmediata del presidente Nicolás Maduro como medida para evitar que continúe destruyendo al país”.

El lunes, los venezolanos seguramente se volcarán a tratar de retirar dinero de los bancos, luego de una semana traumática y de lo que fue probablemente el viernes negro de Nicolás Maduro.

Actualización

Pasadas las 6 de la tarde de este sábado, el presidente Nicolás Maduro reculaba al anunciar  una  prórroga de la vigencia del billete de 100 bolívares hasta el 2 de enero de 2017, así como el cierre de la frontera colombo – venezolana hasta la misma fecha.

Eduardo Martínez/VisionGlobal/@ermartinezd

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529