Visión Global

Cuadro médico de Ceballos se deteriora a pasos acelerados

Cuadro médico de Ceballos se deteriora a pasos acelerados


La situación médica del preso político tachirense Daniel Ceballos se deteriora a pasos acelerados, debido a lo prolongado de su huelga de hambre y a la inclemente temperatura que reina en San Juan de los Morros: 38 grados a la sombra.

El calcinante clima es apenas una de las tantas dificultades que confronta el exalcalde de San Cristóbal, quien se encuentra recluido en la Penitenciaría General de Venezuela – rebautizada por el régimen, en oda a la efemérides revolucionaria cubana “26 de julio -, en San Juan de los Morros, estado Guárico.

Como se conoce, las autoridades adoptaron la súbita y arbitraria medida durante la madrugada del 23 de mayo pasado, apenas horas después de que el dirigente opositor decidiera no ingerir más alimentos como medida de protesta por la crítica situación de Venezuela.

Durante la semana que acaba de transcurrir, los asesores legales del joven dirigente de Voluntad Popular manifestaron que Ceballos, quien cuenta con 31 años de edad, se encontraba en una preocupante condición corporal. “Lo vimos fuerte de mente, pero ya se empieza a notar su debilidad física”, acotaron.

Los abogados Juan Carlos Gutiérrez, Salvatore Lucchese y Lester Toledo declararon, tras reunirse con su cliente, que el detenido había perdido, por lo menos, 10 kilos de peso, secuela de la huelga de hambre, además de emplear silla de ruedas y usar tapabocas, amén de presentar la cabeza rapada y de vestir el uniforme amarillo que tanta indignación provocaron entre los venezolanos.

Por su parte, Patricia de Ceballos, esposa del confinado líder partidista, señaló que respaldaba a su cónyuge en su drástica decisión: “Yo apoyo a mi esposo, al hombre que amo, tengo siete años con él y esto es algo así como un ayuno espiritual por la libertad de los presos políticos”, dijo.

Si bien la actual titular del ayuntamiento de la capital tachirense empleó una metáfora para referirse a la coyuntura por la cual atraviesa su pareja, ningún símil puede describir con absoluta precisión la “infrahumana” reclusión de Daniel Ceballos.

Otros voceros de VP que tienen cercano acceso al dramático cuadro, tales como David Smolansky, alcalde del municipio mirandino El Hatillo, indican que Daniel Ceballos, pese a la descompensación que lo afecta, mantiene con firmeza y claridad sus exigencias, las mismas de su compañero en esta cruzada, Leopoldo López: Libertad plena para los presos políticos, definición de la fecha de las elecciones legislativas, observación internacional imparcial para dichos comicios y que cesen la represión, la persecución y la censura.

Mientras, los profesionales del Derecho que asisten a Ceballos, aseveran las deplorables circunstancias que envuelven el presidio: “Está durmiendo en un cuarto de 2×2, sin luz ni aire acondicionado, acostado en una colchoneta de cinco centímetros que está en el piso, con un calor como el de Maracaibo y tomando solamente agua. Se supone que en las huelgas de hambre, tú tienes que tomar agua y suero, pero en la cárcel no le están dando suero”, fueron declaraciones sobre el terrible caso suministradas por Lester Toledo.

 Además, entre otros cuestionamientos, se subraya la inobservancia del régimen de visitas que puede recibir el preso político y el derecho a una llamada telefónica diaria, por no hablar de los trámites estrictamente jurídicos como, por ejemplo, la firma por parte de la jueza que ventila el proceso de la boleta de traslado desde la cárcel de Ramo Verde, en Los Teques, documento que, según  sostienen, no observaron en momento alguno los abogados.

Son 38 grados a la sombra en medio de una huelga de hambre. Sin embargo, es la llama de la democracia y la libertad la que, realmente, abrasa a Daniel Ceballos.

Prensa Unidad Venezuela

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529