Visión Global

“¿Cumbre o barranco?” por Román Ibarra

“¿Cumbre o barranco?” por Román Ibarra


Román Ibarra / @romanibarra.

Más allá del resultado de la cumbre de Las Américas celebrada en Panamá, queda demostrado que el papel venezolano en el concierto de naciones hemisféricas no es de la mayor importancia. La actualidad advierte que la geopolítica en el contexto americano, tiene una nueva dimensión y esto tiene que ver con el cálculo estratégico del gobierno de Barack Obama de distender las relaciones con Cuba, luego de más de 50 años de bloqueo comercial contra esa Isla Caribeña. El petróleo venezolano, pagado en forma contante y sonante, precisamente por el ¨Imperio¨, debido a la caída de su precio, ya no supone el arma todopoderosa para que el gobierno venezolano derroche a sus anchas para ¨controlar¨ la voluntad de otros países; hoy alcanza solo para la supervivencia del gobierno y los manejos clientelares, y corrompidos de su gestión.

El intento bochornoso de nuestro país, en alianza con socios del Alba, de boicotear la presencia del presidente Barack Obama, habida cuenta de las sanciones aplicadas solo a siete presuntos corruptos y violadores de DDHH, y no al país, como quisieron hacer ver, a pesar de que el gobierno norteamericano aclaró suficientemente el alcance del mal llamado Decreto Ejecutivo, no hizo sino convertirnos en una morisqueta como nación, dejando un espacio vacío para que otro, ¨el super vivo¨ de Raúl castro, se convirtiera en la otra vedette de la cumbre; con su astucia eterna, practicó su deporte favorito: ¨un disparo al gobierno, y otro a la revolución¨. Poco le faltó para tirarle besitos a Obama, las fotos que lo muestran con una reverencia exageradamente amable con el presidente norteamericano son harto elocuentes.

El presidente Maduro, perdió otra gran oportunidad de representar una gran alternativa para favorecer los intereses de nuestro país, proponiendo salidas para el mejoramiento de las relaciones hemisféricas con todos los vecinos, pero especialmente con EEUU, y Canadá, las dos naciones más poderosas del hemisferio, y sobre esa base procurar atraer las inversiones que tanta falta nos hacen en esta hora difícil de nuestra nación. No se ha curado nuestro presidente de la fiebre infantil del comunismo ridículo e improductivo que nos tiene al borde del barranco por su empeño de continuar el camino ruinoso del socialismo del siglo XXI, que su antecesor quiso implementar para desgracia nuestra.

Se nos fue la séptima cumbre, y perdimos la ocasión de convertirnos en un amigo leal, y en un socio confiable de las naciones de toda la América, y así estimular el ya largamente proscrito camino del desarrollo. Como dijo el ex presidente Oscar Arias de Costa Rica, ¿Cuándo aprenderemos? Siempre echándole a los EEUU la culpa de nuestros propios errores. Dice el ex presidente Arias, que uno de nuestros males es no querer reconocer que lo hemos hecho mal, que hemos perdido el tren del desarrollo y el progreso varias veces, pero la culpa es de ¨los gringos¨. Citando al extinto presidente Kennedy, recordó que: ¨un hombre inteligente es aquel que sabe ser tan inteligente como para contratar gente más inteligente que él¨. Y a renglón seguido advierte que ni Fidel Castro, ni Hugo Chávez, siguieron ese sabio consejo, pues de haberlo hecho no estaríamos en Cuba y Venezuela en las condiciones actuales (ruinosas que sus respectivos empeños, y caprichos, nos han impuesto, luego de haber destruido todo el entramado institucional, y convertido nuestros ejércitos nacionales, en sus fuerzas privadas) añadido nuestro.

Lamentamos tener que decirle, señor presidente, que dejó pasar la oportunidad de abrir nuestro país a la construcción de alianzas para el progreso, desarrollo, democracia y paz.

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529