Visión Global

Daniel Romero: Maduro y Cabello no tienen vida

Daniel Romero: Maduro y Cabello no tienen vida


Desde su exilio Daniel Romero analiza la actual coyuntura venezolana, y repasa tras casi 14 años los hechos del 11 de abril del 2002.

Todos recuerdan a Daniel Romero, el abogado que leyó el 12 de abril el llamado Decreto Carmona. Designado Procurador de la República, por el designado presidente temporal Pedro Carmona Estanga, debió leer el primer decreto del nuevo gobierno.

Un decreto que no redactó, pero dada la nueva labor que le habían encomendado, se decidió que fuera él quien lo leyera en cadena nacional.

Con el regreso de Hugo Chávez, Romero fue detenido en el Palacio de Miraflores, y gracias a la manera de actuar del finado presidente, fue calificado como “pendejo” y liberado por sus órdenes el día lunes.

Consciente de las graves circunstancias del momento, y las eminentes retaliaciones que vendrían en su contra, Romero entró en clandestinidad justo para salir al exilio que ya está por alcanzar los 14 años.

Maduro, con incipientes canas en las sienes, Romero aceptó a conversar con VisiónGlobal sobre la actual coyuntura venezolana. No perdimos la oportunidad de traer a colación los hechos del 11 de abril del 2002.

¿Cómo estás viendo el desarrollo de la crisis política en Venezuela, luego de las elecciones del 6 de diciembre?

Venezuela al tomar un camino de avance, de progreso y de rescate va a requerir de la voluntad de todos los venezolanos de buena fe. Cuando hablo de todos, es de todos los sectores. Inclusive de todas las ideologías. Lo que necesitamos es gente de buena fe. Que quieran llevar adelante al país, y van a faltar venezolanos.

Vamos a requerir de grandes recursos que se han ido del país y que vamos a necesitar que vuelvan, para que puedan asumir esta tarea de reconstrucción que es tan profunda. Profundidad que tiene que ver con la refundación de las instituciones.

Para las propias posiciones oficiales no tenemos suficiente gente para cubrir las responsabilidades que va a generar esta reconstrucción nacional.

Quiero ser positivo. Soy positivo. Creo que estamos efectivamente en vías de rescatar al país. Para ello vamos a necesitar una gran voluntad, un gran tesón, porque vamos a tener muchos inconvenientes, muchos obstáculos.

¿Cuáles son esos obstáculos?

El totalitarismo que se dirige desde La Habana, va a tratar de obstaculizar. Estos talibanes que encabezan Nicolás Maduro y Diosdado Cabello, van a atrincherarse y defenderse en el poder, porque no tienen vida.

¿Por qué no tienen vida?

No tienen vida porque tienen el sol de espalda. Porque se les acabó. Porque sencillamente sus vinculaciones con el narcotráfico internacional, con el lavado de dinero, con la legitimación de capitales, con delitos que van desde al robo hasta el asesinato dentro de Venezuela, hacen que ellos no tengan futuro. Que sean prácticamente, desde el segundo siguiente que salgan del amparo de la sombrilla del poder, pasan a ser reos de la justicia internacional, inclusive por delitos de lesa humanidad.

¿Cuál es tu apreciación, en base a tu experiencia de lo que ocurrió a partir del año 2001, y que no se debe hacer?

Lo que sucede en Venezuela en ese proceso, es la respuesta necesaria de una sociedad que había vivido durante 40 años una democracia, con defectos y virtudes y con muchas cosas que había que arreglar, pero que eran susceptibles de ser arregladas, ante una avasalladora pretensión de un sector extremista de querer cambiarnos el modelo en un 100%, en base a una acción de orden vengativa.

¿Venganza?

Ellos buscaban una venganza, que nos llevó al caos que vivimos hoy en día. En el 2001 ya se manifiesta la disidencia frontal ante las medidas, con la promulgación de aquellas 49 leyes. Empezó la desestabilización social y política del país, la persecución a la disidencia y todo lo que se ha venido presentando.

Luego en el 2002 eso cuaja, al punto que llega a presentarse una situación de ingobernabilidad en los primeros meses del año. Eso llevó a un clímax el día 11 de abril del 2002. Donde el régimen decide acallar las voces de la disidencia, que era la mayoría de los venezolanos.

La marcha más grande hasta la fecha es atacada a tiros por el régimen. Son asesinadas 19 personas y hay más de 120 heridos. Eso desencadena los hechos que conocemos, como la renuncia de Chávez ante la imposibilidad de activar el Plan Ávila. Un plan de represión a la población por medio de la Fuerza Armada y el desacato del sector militar a llevar a cabo ese genocidio. Posteriormente, la situación del vacío de poder que todos conocemos, y que ellos trataron de hacer ver como un simple golpe de Estado.

¡Pero no fue un golpe?

Eso no fue así. Sin embargo, había una situación muy complicada en donde teníamos al presidente de la República como jefe de una banda que había cometido un delito, y donde la Asamblea Nacional para ese momento desaparece. No asume su responsabilidad. Y el poder judicial inmediatamente lo que hace es renunciar.

Todos quieren hacer ver como que en esos hechos en los cuales participé, y me siento sumamente orgulloso de haber participado, porque si fuéramos a tratar de hacer cualquiera tipo de comparación, nosotros fuimos los precursores de lo que vamos a terminar de hacer al final que es liberar a Venezuela.

¿Pero se dice que ustedes llegaron quitando a todo el mundo?

Nosotros no llegamos quitando como dijeron. La Corte Suprema de aquel momento, renuncia cuando ven la situación que está viviendo el país. Cuando ven que el presidente de la República ha generado una masacre, y pretendía hacerla aún mayor con la activación del Plan Ávila, inmediatamente dan un paso atrás.

La asamblea de aquel momento hace nada, se queda callada. No enfrenta la situación.

Entonces un grupo de venezolanos, entre ellos un grupo de jóvenes entre los cuales yo participaba, tuvimos la osadía de tratar de asumir el control de una situación muy difícil, y prestamos nuestros nombres para dar una escapatoria al país. Independientemente que pudiesen haber habido agendas paralelas ahí.

A lo que a mi respecta, y al grupo de jóvenes que era muy grande, el primer gran acto de éxito de esos hechos se gestó el 9 de abril. Fue la toma de la Universidad Central de Venezuela por el movimiento estudiantil, y la declaratoria de territorio liberado.

Esos son hechos históricos que han pasado por debajo de la mesa, porque quienes han manejado los medios y la propaganda ha sido el régimen. Han querido encajonarnos como golpistas, arrastre popular, cosas que no son ciertas.

Por el contrario, gracias a esa situación de apoyo, fue que se pudo llegar hasta ese momento. De otra manera, no se hubiera podido llegar.

Como todos sabemos, es la Fuerza Armada la que en definitiva nos traiciona y traiciona al pueblo de Venezuela, y eso se ve hoy en día. No han pasado en vano 14 años de eso. Es la Fuerza Armada la que logra y vuelve a apuntalar al dictador en el puesto. Por eso es que he afirmado que este es un régimen militar.

¿Sigue la Fuerza Armada actuando de igual manera?

Hoy en día, gracias Dios, hemos visto que dentro de la Fuerza Armada queda todavía queda una base que tiene dignidad, que entiende lo que está pasando.

¿Qué ha hecho esa base militar?

Esa base es la que no ha permitido que volviesen a ejecutar un fraude el día 6 de diciembre, y que impidiera la instalación de la Asamblea el 5 de enero. Estamos esperanzados que ese sector militar, que estimamos es la mayoría, se haga sentir y se imponga ante efectivos militares de alto rango que todavía siguen vinculados al régimen, sobre todo porque están involucrados en actos, que los hacen en un momento al menos investigables, si no reos de la justicia a nivel interno o externo.

¿Cuál es la actitud correcta en la actual Venezuela?

En mi criterio, no solo en el gusto de decirlo sino de exhortar al los venezolanos todos, del sector del que vengan, que tenemos que mantener una unidad monolítica.

La Asamblea Nacional en este momento, es el instrumento de rescate de las libertades, abriendo la brecha para que volvamos a tener un país de oportunidades y de futuro. Con lo cual, todos los sectores políticos, que estamos involucrados en esto.

¿Perteneces a la MUD?

No formo parte de la MUD, pero apoyo a la MUD. Soy venezolano, y como venezolano, tenemos que estar juntos. Seguir adelante. Y no dar un paso atrás, en función de lo que tenemos que lograr. El régimen no tiene salidas. Todas sus salidas, todas sus escaramuzas, terminan en un solo muro: el muro de la inconstitucionalidad. Todo lo que ellos tratan de hacer va en contra de la Constitución.

Esa Constitución, que ellos hicieron, es la misma Constitución que servirá de guillotina para sacarlos del poder.

Finalmente, y “como las oportunidades no las pintan calvas” no pude concluir la entrevista a Daniel Romero sin preguntarle ¿Quién redactó el Decreto Carmona?

El decreto de abril del 2002, es el resultado de la consulta a todos los sectores nacionales, y sobre todo, a todos los sectores políticos.

Esa redacción es el producto de la preparación, por parte de un equipo de abogados diversos, de tendencias diversas, que pusieron en el papel lo que era el deseo y la motivación que tenía el pueblo venezolano, ante los desmanes que ya estaban viviendo.

Los detalles acerca de quién escribe, muchos detalles, estoy trabajando en ello. Cuando yo esté en Venezuela –muy pronto estaré en Venezuela- empezará a hablarse de la cosas, y empezaré a hablar de las cosas como son, como yo las vi al menos, de como yo las presencié y se podrá hacer un despeje de tanto rumor y conjeturas que no tienen base, y que sencillamente han sido manipuladas, no solamente por aquellos que han querido hacerse protagonistas y no lo fueron, sino porque hay la mano de los laboratorios comunicacionales del gobierno, y específicamente, los que vienen de Cuba.

Tratan de deslegitimar, y hacer de aquellos eventos una cosa mala que no lo fue.

Los eventos del 11 de abril del año 2002, los recogerá la historia como de los precursores del rescate de la democracia. Al final, todos estamos aquí, buscando el regreso de un país de libertades y oportunidades para nuestros hijos.

Eduardo Martínez / Visión Global / @ermartinezd

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529