Visión Global

¿De qué color ve usted la Venezuela de hoy?

¿De qué color ve usted la Venezuela de hoy?


En un país agobiado por la dificultad política, social y económica, los colores de la foto de un vestido publicado en las redes sociales fueron el centro de debate, desde las más encumbradas élites gubernamentales y la farándula, hasta las colas de supermercados

Resulta curioso cómo a veces las cosas más triviales son las que más nos llaman la atención.

Muchos quizás se sorprendan al saber que el tema más discutido en Venezuela el pasado viernes no era el detestable asesinato del estudiante tachirense Kluyberth Roa a manos de un funcionario de la PNB, ni la incesante escasez de productos de primera necesidad, o los suspicaces retrasos del CNE en el cronograma de las elecciones parlamentarias previstas para este año.

En un país agobiado por la dificultad política, social y económica, los colores de la foto de un vestido publicado en las redes sociales fueron el centro de debate, desde las más encumbradas élites gubernamentales y la farándula, hasta las colas de supermercados y patios de recreo en los planteles más precarios.

Al contemplar tan desconcertante cuadro, tal vez la primera reacción sea sucumbir a la tentación de un juicio a priori sobre la frivolidad del espíritu humano en la sociedades tecnificadas, pero si miramos más allá y leemos entre las líneas, encontraremos precisamente lo opuesto.

No es menester de estas líneas dirimir si la infame prenda será en efecto azul con negro o blanco con dorado, sino reflexionar sobre los elementos de esta aparente insignificancia que nos atrae de forma inevitable cual polillas a la flama.

La dicotomía de un argumento despierta nuestra naturaleza como seres gregarios y nos confronta con la necesidad de identificarnos dentro de una masa. Aunque atesoramos las individualidades que nos hacen “únicos”, también nos reconfortamos en las coincidencias que nos agrupan. Queremos pertenecer, ser parte de algo más grande y fuerte que nosotros mismos, saber quiénes comparten nuestra visión del mundo, de cuál lado estamos y si este lado tiene la razón, o si al menos es mayoría.

La realidad del país es un vestido cuyo color, talla y material de confección se aprecian desde el marco referencial de cada individuo y grupo. Para unos Venezuela es rica, opulenta, soberana y debe ser gobernada con puño de hierro, mientras que para otros es un país fracturado, atemorizante y desolado que necesita desesperadamente ser dirigido con inclusión, justicia y transparencia.

Ahora imagínese por un momento que usted está contemplando esta imagen frente a un dispositivo electrónico que lo conecta con millones de personas. Deténgase un instante, póngase los lentes, mire bien cada detalle, respire hondo y marque la boleta en el color de su preferencia.

Por último no olvide depositar el comprobante en la urna y espere la totalización para saber cuántos comparten su visión de país.

.

Diario La verdad

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529