Visión Global

Decisión de la Sala Electoral del 20% evidenciaría una conspiración

Decisión de la Sala Electoral del 20% evidenciaría una conspiración


Entre gallos y media noche de este lunes, la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia resolvió de “mero derecho” que la recolección del 20 % firmas, necesarias para convocar el refrendo revocatorio presidencial, sea cumplida en cada uno de los estados.

La decisión –de la cual no se conocen todavía mayores detalles- fue propuesta a la Sala Electoral por la magistrada Indira Maira Alfonzo Izaguirre.

La interpretación

En una escueta reseña del expediente en la página web del máximo tribunal, que no incluye el razonamiento jurídico sino simplemente la decisión, se informa que se interpretaron los artículos 15 y 29 del reglamento respectivo.

El aspecto relevante de esta decisión, a parte de la forma en que ha sido resuelta, es el relativo al ámbito y naturaleza de la elección del presidente. El principio es que quienes eligen pueden revocar el mandato. Siendo “nacional” la jurisdicción de la elección presidencial, es estadal la de un gobernador y municipal la de un alcalde.

Interpretación política

A menos de una semana para que se inicie la recolección del 20% las firmas, la interpretación de la Sala Electoral pudiera ser calificada de “ad hoc” a lo intereses del gobierno. Un termino puesto de moda en el léxico de la sala.

Tiene más correspondencia con la posición política del gobierno de Nicolás Maduro y del PSUV, que con la Constitución, las leyes y los reglamentos que rigen los revocatorios.

La forma en que se vuelve sentencia la interpretación apunta hacia esa “correspondencia” política. Una nota publicada por el diario El Nacional, hace eco de que “los especialistas consideran que la decisión es bastante irregular, pues no hubo proceso alguno. Simplemente se presentó el recurso”.

El gobierno en su intento, de eliminar cualquier posibilidad de que se pueda realizar el referendo revocatorio, parecería arrastrar tanto a los magistrados del TSJ como a las cuatro rectoras del CNE.

La desesperada posición de debilidad electoral de Nicolás Maduro, que amerita por parte de buena parte del electorado a solicitar la revocación de su mandato presidencial, mostraría todos los signos de una conspiración para impedir el cumplimiento de lo que señala la Constitución.

De ser cierto, estaríamos en presencia de una seguidilla de delitos muy graves: agavillamiento, uso del poder con fines criminales, abuso de poder, extralimitación, concierto para delinquir, concertación criminal y fraude a la Constitución, entre otras tipificaciones que por el número de personas envueltas, perfilaría claramente la figura de la conspiración.

Eduardo Martínez/VisiónGlobal/@ermartinezd

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529