Visión Global

Desapariciones y migración en México centran último día de audiencias en CIDH

Desapariciones y migración en México centran último día de audiencias en CIDH


.

Las desapariciones forzadas en México y la situación de los migrantes centroamericanos que atraviesan ese país rumbo a EE.UU. centraron hoy la última jornada de audiencias en la CIDH, que también denunció la “intimidación” oficial a varios activistas de Venezuela por acudir a hablar ante este organismo.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) mantuvo hoy audiencias sobre México, Brasil y sobre los derechos humanos de los habitantes de “villas miseria” en el continente, en la última jornada de audiencias públicas de su 154 periodo de sesiones.

En una audiencia sobre México, familiares de desaparecidos y organizaciones instaron al Gobierno mexicano a dar una respuesta a los miles de casos de desapariciones forzadas que llevan años sin resolverse en el país y que no han recibido el mismo grado de investigación que el de los 43 estudiantes de Ayotzinapa (Guerrero).

“El caso de Ayotzinapa nos dolió muchísimo, porque significa que nunca buscaron a los nuestros, que nunca hicieron caso de nuestras demandas de (que hubiera) garantías de no repetición”, dijo Diana Iris García, cuyo hijo Daniel Cantú desapareció en 2007 en el estado de Coahuila (norte).

“Creo que ahora hicieron una investigación más científica (en el caso de Ayotzinapa). Y ¿qué pasa con nuestros casos, que tienen más (tiempo), ocho, siete, seis, cinco años? Todos los nuevos protocolos están hechos para una búsqueda inmediata. Y los que tenemos más tiempo, ¿cómo se les va a buscar?”, se preguntó.

Al respecto, los representantes del Gobierno mexicano en la audiencia respondieron con un reconocimiento del problema de la desaparición forzada en México y la promesa de que el Ejecutivo está trabajando en un proyecto de ley sobre la materia.

Según datos oficiales, más de 100.000 personas han muerto violentamente en México desde que comenzó la guerra contra el narcotráfico en 2006 y al menos 23.000 han desaparecido.

En otra sesión, el Gobierno de México se comprometió a crear de manera “inmediata” un mecanismo trasnacional que buscará facilitar el acceso a la Justicia de los familiares e inmigrantes centroamericanos que pierden la vida o sufren agresiones durante su camino a Estados Unidos.

El secretario ejecutivo de la CIDH, Emilio Álvarez Icaza, expresó a Efe el deseo del organismo de desempeñar un papel de “articulador” en este nuevo sistema de justicia trasnacional, que tiene intención de abarcar a todos los países que recorren los inmigrantes en su persecución del sueño americano.

Álvaro Botero, especialista de derechos de los inmigrantes en la CIDH, explicó a Efe que el primer paso es lograr una vía de comunicación entre los estados de la región donde aparecen los restos de los inmigrantes desaparecidos, como México, y los países centroamericanos de donde salen la mayoría de inmigrantes.

De forma paralela a las audiencias, la CIDH emitió una medida cautelar por la que insta a Venezuela a proteger la vida del defensor de derechos humanos venezolano Marco Antonio Ponce, y denunció en un comunicado que él y otras seis personas que viajaron a EE.UU. para hablar ante ese organismo fueron intimidados por altos cargos del Estado.

“Es extraordinariamente inusual que se hagan comunicados de prensa antes de que terminen las audiencias. Debe de entenderse como una señal de alerta”, destacó Icaza en declaraciones a Efe.

El titular de la CIDH consideró “absolutamente preocupante” que el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, diera datos de las personas que iban a participar en las audiencias de la Comisión en el programa de televisión del canal del Estado VTV “Con el mazo dando” emitido el 11 de febrero pasado.

“Es muy delicado. Es responsabilidad del Estado que los que acudan al sistema interamericano de derechos humanos tengan garantizada su integridad”, advirtió Icaza.

Además, la CIDH abordó hoy por primera vez la situación de los derechos económicos y sociales de los asentamientos urbanos en el continente, donde vive “la cuarta parte de la población” de la región, unos 113,4 millones de personas, según la treintena de organizaciones que solicitaron la audiencia.

En otra audiencia, la CIDH dio la bienvenida al informe final de la Comisión Nacional de la Verdad de Brasil sobre las violaciones de los derechos humanos cometidas durante la última dictadura en el país (1964-1985), que consideró “un antecedente” para la sanción y castigo de los responsables.

.

EFE

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529