Visión Global

“¡Desembucha Tibisay!”, por Ismael García

“¡Desembucha Tibisay!”, por Ismael García


Pareciera increíble y si uno cuenta esto en otra latitud de la tierra, difícilmente le crean, pero en Venezuela, los poderes del Estado que deberían vigilar rigurosamente que se cumplan los lapsos electorales y de poder, se hacen los desentendidos a conveniencia del gobierno, dejando sobre entendido que no tienen autonomía, sino que obedecen a los intereses del Partido Socialista Unido de Venezuela y no a la institucionalidad del Estado, generando un clima de inestabilidad nacional.

 El 10 de septiembre se cumplen 5 años del vencimiento del período constitucional de los diputados electos para la Asamblea Nacional, los cuales fueron electos precisamente por un período de cinco años. A estas alturas no se sabe cuándo y que día serán las elecciones parlamentarias. La señora Tibisay Lucena tiene la más  grande responsabilidad en toda esta inestabilidad política y social que se ha generado,  porque ella es la presidenta de este cuerpo electoral y en respeto a esa investidura debió cumplir con su palabra de anunciar tan anhelada fecha por el pueblo venezolano. Pero sin duda alguna, ella no actúa con autonomía. Debe estar esperando que su jefe político, Jorge Rodríguez y su superior, Nicolás Maduro, le den las instrucciones al respecto. Esto por supuesto, crea un sistema de inestabilidad mayor a la que hoy existe en el país, y por supuesto, ese es el plan del gobierno, vivir de la improvisación y de que las instituciones no funcionen. Es de resaltar que uno de los puntos álgidos del petitorio hecho por los presos políticos que están en huelga de hambre, Leopoldo López, Daniel Ceballos y otros, es entre otras cosas, saber la fecha de las elecciones parlamentarias.

Sin embargo, ellos saben  que este es el fin de su historia y que a partir del día en que se hagan las elecciones parlamentarias, hasta ese día llegará en el país esta anarquía en la cual ha sido sometida Venezuela para que unos cuantos vivos se hagan multimillonario, después de haber saqueado al país, de haber destruido la economía del país, de haber destruido las instituciones, y haber llegado a los niveles de amoralidad en todos los campos.

Una de las cosas que el gobierno tiene que anunciar de manera inmediata, es la fecha de las elecciones parlamentarias a través de su ventrículo Tibisay Lucena, porque el país necesita tener un rumbo cierto en materia electoral. Nicolás Maduro ha dicho que el está dispuesto a firmar un acuerdo para que se respeten los resultados, yo comparto con quienes dicen que estamos de acuerdo en firmar ese acuerdo, pero primero tenemos que tener la fecha definida, en segundo lugar, ese acuerdo no solamente tiene que ser para que el día que ellos canten el resultado digamos amén, sino para que Nicolás Maduro en ese acuerdo se comprometa a no utilizar las cadenas  presidenciales para hacer proselitismo político, que no hagan campaña con los recursos que se roban del Estado, un acuerdo donde se permita la Observación Internacional, antes, durante y después del proceso comicial y que no sólo sea Unasur, sino que la OEA y la UE, también tengan acceso a este proceso,  un acuerdo además  que recoja que se van a respetar los resultados electorales porque así como han montado gobiernos paralelos en las gobernaciones y alcaldías, donde han sido derrotados, pueden pretender hacer lo mismo con el parlamento. No obstante,  unos de los casos más emblemáticos de esta aberración es la Alcaldía Metropolitana, porque reconocer las elecciones Nicolás, no es sólo reconocer los resultados electorales,  sino permitir que el gobierno que gana las elecciones en una instancia de poder, se le respeten  todas las atribuciones y competencias, que por cierto a Antonio Ledezma nunca se les respetaron, a pesar de ser el cargo político más importante después de la elección presidencial. Se vaciaron esa alcaldía, le quitaron todas las competencias y se la entregaron a un fulano gobierno del Distrito Capital, absolutamente ilegítimo que no tiene instancia legislativa que lo controle. Otro caso emblemático de la retaliación del gobierno contra los gobiernos opositores que los han derrotado, es el estado Miranda, donde Nicolás le nombró a Elías Jaua como protector de esta entidad, a través de Corpomiranda, y todos sabemos que lo único que se ha hecho es un derroche parejo de recursos sin ningún control porque como supuestamente los diputados deberíamos controlar al gobierno nacional pero la mayoría del Psuv no lo permite, como deberían hacerlo los concejales y como deberían hacerlo los diputados en los consejos legislativos. Ellos se pagan y se dan el vuelto, porque no hay instancia del Estado que les haga contraloría social.

Por eso insisto, que el acuerdo señor Maduro, no sólo se trata de reconocer el resultado de las elecciones parlamentarias, sino que se respete que los diputados que seamos mayoría en la nueva Asamblea Nacional podamos ejercer nuestra responsabilidad y rendir cuentas al pueblo que nos elija, y no que el gobierno se ponga a inventar un parlamento paralelo y elijan unos delegados y digan que la Asamblea va  ser un Parlamento Comunal. Porque estos señores están dispuestos a todo. Por lo enredado que están, por lo muy comprometido que están por los hechos gravísimos de corrupción,   que algunos de ellos a través de ellos mismos han sido denunciados, tendrán que rendir cuentas, porque el nuevo parlamento tendrá que pedirle explicaciones al gobierno, de todo lo que ocurre en materia de seguridad, de la deficiencia en el sistema eléctrico, de la crisis en la salud, de la vialidad y de todo, el nuevo parlamente propiciará la elección de  los nuevos magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, que tienen el tiempo vencido, de los rectores del CNE, tendremos que exigirle a la Fiscal General de la República, qué ha pasado con todas las denuncias que se han llevado a su despacho, pedirle cuentas al Defensor del Pueblo, que se comporta como un payaso, al servicio del Psuv, dando ruedas de prensa todos los días, que dice de todo para no decir nada, pero que no se ocupa de atender la vida de quienes hoy están en huelga de hambre y de los derechos fundamentales del pueblo venezolano. De tal manera que ese “acuerdo” sí estamos de acuerdo en firmarlo pero para que se respeten de verdad los resultados electorales y  se respete la voluntad de las instituciones electas, por lo tanto, Nicolás Maduro, debe dar la orden a Tibisay Lucena para que en las próximas horas, anuncie al país, la fecha de las elecciones parlamentarias.

 El gobierno sabe que está ponchado, no hay una sola encuesta, ni las que hacen las encuestadoras del gobierno, que les de alguna ventaja electoral. Por lo tanto, vendrán con más violencia, trampas y argucias para mantenerse en el poder como sea. Y en función de toda esta campaña sucia, debo denunciar que el gobierno está preparando para los dos últimos meses del año, una gran importación de alimentos y de electrodomésticos de segunda, para ganar la indulgencia de la gente y que voten por ellos. Yo creo que en esta oportunidad tenemos que aplicar la operación “Agarre”, agarre lo que le den, pero ustedes saben que lo que ellos hagan en las elecciones será pan para hoy y hambre para mañana. Eso hay que denunciarlo y desmontarle esa estrategia de quinta, porque este es un gobierno que actúa sin escrúpulos, no le importa el bienestar del pueblo, lo único que les importa es mantenerse en el poder, y si para mantenerse en el poder tienen que engañar a la gente, es burlarse del pueblo y traer comida porque no han podido calmar la escasez que hay, lo harán. Querrán dar la sensación que el problema del desabastecimiento se resolvió, pero la verdad es que la economía de este país se destruyó, está quebrada y no podemos caer en el peine de la mentira y la manipulación.

Este gobierno es como la “boca del chivo”, lo que muerden lo secan, son como el “Caballo de Atila”, que por donde pasaba, la hierba no crecía. Tenemos que prepararnos para  la gran batalla y la gran  victoria que vamos a dar este año, el día que la señora Tibisay Lucena diga las fecha de las elecciones parlamentarias. Sabemos que vendrán más represiones, más amenazas y más inhabilitaciones como la que acaban de hacer con Manuel Rosales o cualquier atropello contra cualquiera de nosotros, porque ellos saben que por la vía de los votos no nos van a ganar las elecciones, pero le decimos a Nicolás que no tenemos miedo, la verdad, la justicia y la voluntad de cambio se va a imponer en las elecciones parlamentarias. Por lo tanto, ¡desembucha Tibisay!, llegó la hora.

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529