Visión Global

Diálogo abrió las puertas a ofensiva opositora

Diálogo abrió las puertas a ofensiva opositora


Los resultados de la Mesa de Diálogo, entre el gobierno y la oposición -con mediación papal- abrió las puertas nuevamente a las protestas y los reclamos.

Un mes de discusiones, entre los distintos factores que integran la oposición, llegaron a su fin este martes cuando monseñor Claudio María Celli informó de los resultados de la tercera jornada de diálogo y anunció que la próxima reunión será el 13 de enero.

La percepción que tenían los analistas, pero también la dirigencia de la Unidad, se materializó cuando el gobierno se presentó a la reunión sin haber cumplido con lo presuntamente acordado en las dos primeras reuniones.

Los presos políticos siguen presos; las elecciones pendientes siguen sin compromiso de fecha; el TSJ sigue declarando en desacato a la Asamblea Nacional; siguen las detenciones; el presidente Maduro y su segundo Diosdado Cabello siguen insultando a los opositores; el gobierno sigue impidiendo el ingreso de las donaciones de medicinas y alimentos; y los tres problemas más inmediatos siguen agravándose: escases de productos básicos, el alto costo de la vida y la inseguridad.

Si bien con la dos primeras jornadas de diálogo, la dirigencia de la Unidad trató de mostrar “logros”, la presión de los factores opositores y los resultados de las últimas encuestas, los devolvieron a las calles.

El poder de las encuestas

A finales del mes de septiembre, los estudios de opinión de la encuestadora Keller había señalado que el 45% de los venezolanos se había declarado “opositor”. En la encuesta publicada esta semana, Keller registró que se consideran opositores el 38%. Lo que muestra una caída del 7% en un mes.

Lo preocupante de la medición, y que la oposición debe haber asimilado, es que sigue estable el 19% de los seguidores del chavismo.

Puede resultar paradójico, que ese deslave de la oposición ocurra, cuando el 93% encuentra negativa la situación del país, el 79% dice que el dinero no le alcanza y el 77% rechaza el gobierno de Maduro. Y si a esto se le añade, que la inflación en el 2016 cerrará cerca del 500%, menos se puede entender cómo disminuyó la opinión favorable a la oposición

Para Alfredo Keller, director y socio principal de la encuestadora, la pérdida de apoyo de la oposición se habría generado por la “decepción que generó” entre sus seguidores el inicio del diálogo, y luego que el CNE suspendiera el proceso revocatorio del mandato del presidente Nicolás Maduro.

“Lo que los venezolanos quieren es un cambio. El gobierno ha demostrado que no se quiere ir. Por eso, cuando la oposición ofrece instrumentos de cambio adquiere un respaldo altísimo”, señaló Keller.

Esa aspiración quedó en entredicho con el inicio de las conversaciones el 30 de octubre, 10 días después del bloqueo al referendo, según dicho análisis.

Keller señaló dentro de este contexto de decepción o disgusto de los venezolanos hacia la MUD, también se encuentra la decisión del Asamblea Nacional de suspender la discusión sobre la responsabilidad Nicolás Maduro en la crisis del país.

Regreso a las calles

Es indudable que los resultados de las encuestas hayan influido en la respuesta inmediata de la MUD a los resultados dela tercera jornada dela Mesa de Diálogo.

Para esta semana, se espera el reinicio del juicio político al presidente Nicolás Maduro y su gobierno, suspendido a raíz de presuntos pedidos de monseñor Parolín, secretario de Estado del Vaticano, y de Toma Shannon, subsecretario de Estado de EEUU, bajo la presunción de que eso ayudaría a dar piso al diálogo.

El debate del juicio político a Maduro adquiere especial interés, por la propuesta de varios grupos de diputados de declarar la figura de “abandono de cargo”.

Otro elemento que permite avizorar la arremetida opositora, es el anuncio de la creación de dos plataformas para la elaboración de políticas públicas en el sector agroalimentario y el sector educativo.

En el frente comunicacional, la Unidad dio inicio a una campaña de ataques a los operativos de CLAP, por ser un “esquema de dominación por la vía del hambre y la represión”. A lo que siguió declaraciones de los partidos de oposición en cuanto al drama alimentario del país.

Tal es el caso de Gabriela Torrijos, secretaria política de Un Nuevo Tiempo, quien declaró este viernes que “el gobierno ha demostrado su incapacidad para resolver la aguda crisis en el país”.

Torrijo basó sus declaraciones en los resultados de un estudio de la UCAB, que muestra que “alrededor de 2 millones 400 mil personas comen de la basura, por la escasez de alimentos y porque sus ingresos no cubren sus necesidades básicas”.

La diputada Manuela Bolívar, de Voluntad Popular, reclamó que el “gobierno debe declarar la crisis humanitaria”, y “permitir que la ONU supervisen el sistema de salud venezolano”.

En tanto Antonio Ecarri denunció que “el sistema educativo fue asaltado por el Plan de la Patria”, lo que en su opinión significa “otra patada al diálogo”.

Sin embargo, la posición de mayor peso –por la jerarquía de su cargo como presidente de la Asamblea Nacional- la sentenció Henry Ramos Allup.

“Creo que el diálogo está absolutamente muerto, ya no tiene sentido (…) ha fracasado como instancia”, y que cada quien siga con su agenda. “ Que el gobierno siga con la suya y que la oposición continúe con su agenda democrática”. Dijo entre otras cosas, en la entrevista televisiva de Vladimir Villegas.

De momento, y en las cercanías de la Navidad, todo parece indicar que los del gobierno se quedarán solos con la mesa de diálogo, y la oposición retornará a desempeñar el rol que le toca: de oposición y en la calle.

Eduardo Martínez/VisiónGlobal/@ermartinezd

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529