Visión Global

EEUU e Irán empiezan relaciones

EEUU e Irán empiezan relaciones


El intercambio de prisioneros que posibilitó la libertad de Rezaian, junto con la implementación de un acuerdo histórico sobre el programa nuclear de Irán y el consecuente levantamiento de sanciones, llevaron a ese país y a Estados Unidos a comenzar una nueva era de relaciones internacionales, después de más de tres décadas de rompimiento tras la crisis de rehenes de Teherán entre 1979 y 1981.

Tanto EEUU como la Unión Europea ordenaron el sábado el levantamiento de las más duras sanciones en contra de Teherán después de que un organismo de control nuclear de la ONU certificó que la república islámica ha cumplido plenamente las promesas para restringir las piezas clave de su programa nuclear. Horas antes, Irán confirmó la liberación de Rezaian y otros detenidos estadounidenses, a cambio de siete iraníes acusados o encarcelados, así como dejar de reclamar a otros 14 iraníes.

Más adelante, funcionarios de la administración de Obama también confirmaron el intercambio.

Los movimientos de este fin de semana representan una importante victoria diplomática para el gobierno de Barack Obama, que ganó significativas concesiones nucleares de parte de Irán, en un esfuerzo por calmar una crisis internacional que amenazaba con desatar una nueva guerra en Oriente Medio.

Sin embargo, añade The Washington Post, también implica un riesgo político significativo para la Casa Blanca, que se juega su legado en que Irán cumpla con todo lo comprometido. El pacto –condenado en repetidas ocasiones por el gobierno israelí y también por los miembros del Congreso de ambos partidos—le trajo el sábado a Obama nuevos ataques de parte de candidatos presidenciales republicanos.

Rezaian abandonó Irán

En tanto, un alto funcionario de EEUU informó que un avión que transportaba a los ciudadanos irano-estadounidenses liberados en Irán partió ya de Teherán este domingo.

El funcionario, que habló bajo condición de anonimato debido a la sensibilidad del caso, no precisó si los cuatro estadounidenses liberados viajaban en el avión. Se limitó a decir que quienes “deseaban salir de Irán han partido”.

La compañía que publica el diario The Washington Post confirmó que el reportero Jason Rezaian partió del país acompañado de su esposa después de una “pesadilla de 545 días”.

El diario indica que, después de un retraso, Rezaian y otros dos estadounidenses liberados fueron trasladados fuera de Teherán el domingo. El plan indicaba que primero irían a Suiza, y después a una base militar en Alemania para ser examinados por personal médico. Nosratollah Khosravi-Roodsari, uno de los estadounidenses liberados, no habría viajado con los demás, según funcionarios estadounidenses citados por el medio.

“Los amigos y colegas de The Washington Post están eufóricos por la maravillosa noticia de que Jason Rezaian ha sido liberado de la prisión de Evin y ha dejado de manera segura el país, con su esposa, Yeganeh Salehi (…) Estamos enormemente agradecidos con todos los que jugaron un papel en que se lograra su liberación. Nuestro profundo agradecimiento también para líderes del gobierno, periodistas, defensores de derechos humanos y otras personas en todo el mundo que se han pronunciado a favor de Jason y contra el duro régimen que se impuso de manera errónea contra él”, dijo Frederick J. Ryan Jr., editor de The Washington Post.

“Ahora –continuó– como hombre libre, Jason se reunió con su familia, incluyendo a su hermano Ali, su abogado más eficaz e incansable. Esperamos con interés la oportunidad de darle la bienvenida de nuevo a la sala de redacción de The Washington Post”.

Rezaian, de 39 años, con nacionalidad estadounidense e iraní, fue detenido en Teherán en julio de 2014 y acusado de espionaje y de difundir propaganda hostil contra la República Islámica en un juicio que arrancó el pasado 26 de mayo.

Rezaian fue detenido junto a su esposa, Yeganeh Salehí, corresponsal del diario emiratí The National y a una fotógrafa independiente que había trabajado para The Washington Post, y a su esposo, todos ellos excepto Salehí con doble nacionalidad iraní-estadounidense.

La fotógrafa y su esposo fueron liberados semanas más tarde, mientras que Salehí fue puesta en libertad bajo fianza a principios de octubre de 2014.

El caso de Rezaian que se saldó con una condena en firme por espionaje, despertó una oleada de críticas y repudio contra el sistema judicial iraní por su opacidad y su falta de garantías.

Vision GLobal

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529