Visión Global

EEUU: Varios estados del noreste del país se declaran en emergencia gracias a tormenta Stella

EEUU: Varios estados del noreste del país se declaran en emergencia gracias a tormenta Stella


La tormenta Stella azotaba con ráfagas de viento gélido, nieve y granizo el noreste de Estados Unidos, donde las escuelas cerraron y miles de vuelos fueron cancelados, pero en la ciudad de Nueva York la nevada será inferior a lo previsto.

La Gran Manzana parecía una ciudad fantasma a apenas una semana del inicio oficial de la primavera, con la visibilidad seriamente reducida y las calles blancas, semidesiertas. Pero el Servicio Nacional Meteorológico (SNM) degradó el alerta de tormenta para gran parte de la ciudad a una “advertencia de clima invernal”, señaló AFP.

La nevada en Nueva York será de 15 a 20 centímetros de nieve acumulada, y no como se anticipaba la víspera, de 30 a 60 cm, con ráfagas de viento de hasta 90 kilómetros por hora, según el SNM.

Ya más de 15 centímetros de nieve han caído sobre Manhattan, además de hielo y granizo. En barrios como Brooklyn, la nieve se convirtió en una lluvia helada. El termómetro marca -1 grados centígrados y las escuelas, los tribunales y la mayoría de los museos están cerrados.

La nieve y el granizo azotan desde Carolina del Norte hasta Maine, pasando por Nueva York, Nueva Jersey, Philadelphia y el sur de Connecticut.

Aeropuertos casi paralizados

Los aeropuertos de Nueva York -John F. Kennedy o JFK, Newark y La Guardia- están casi paralizados, con cerca del 75% de sus vuelos anulados, según el sitio de rastreo de atrasos y cancelaciones FlightAware.

Los aeropuertos de Washington, Filadelfia, Boston y en menor medida Chicago también se vieron afectados. Más de 7.800 vuelos hacia o provenientes de Estados Unidos fueron anulados entre lunes y miércoles, según FlightAware.

El metro está funcionando por ahora, igual que los buses. El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, dijo que podrían dejar de funcionar más tarde.

“Muchas personas han escuchado y se han quedado en casa y eso es bueno”, dijo Cuomo a periodistas. “La situación en Nueva York no es tan mala como fue anticipado, pero es peor de lo previsto en otras partes del estado”, precisó.

“Tenemos 5.000 máquinas para barrer la nieve y hemos desplegado a 2.000 miembros de la Guardia Nacional, los estamos desplazando hacia el centro del estado de Nueva York… donde aún esperamos unos 76 cm de nieve”, afirmó Cuomo.

El SNM predijo que la tormenta en Nueva York, la mayor ciudad del país con 8,4 millones de habitantes, ya no será la más grande del año porque ha avanzado a lo largo de la costa y está captando aire del agua.

La tormenta obligó a aplazar al viernes un encuentro en Washington entre el presidente Donald Trump y la canciller alemana Angela Merkel, previsto inicialmente para este martes.

En Washington DC, en tanto, una mezcla de granizo y lluvia debía convertirse en nieve a media mañana, con la temperatura cayendo a bajo cero.

Las agencias del gobierno federal abrirán tres horas tarde en DC, y las escuelas con un retraso de dos horas. Los distritos escolares en las vecinas Maryland y Virginia permanecen cerrados.

“Estamos varados”

En la estación Penn Station de Nueva York, todos los trenes a Albany, la capital del estado, y a Boston fueron cancelados, dejando varados a cientos de pasajeros como Andy McKinney, un turista de Arizona de 71 años, que debía partir con su hijo a Boston.

“Hoy no va a pasar nada. Tenemos que regresar mañana. Estamos varados. Estamos solos en el mar, a la deriva”, dijo McKinney, antes de ponerse a buscar una habitación de hotel.

“No es el fin del mundo pero es muy inconveniente”, afirmó.

Aunque el horario de verano comenzó a regir el sábado, atrasando la caída del sol una hora, los neoyorquinos aún enfrentan temperaturas bajo cero.

La temperatura en Nueva York puede caer hasta -6,7ºC el martes y en los dos o tres días siguientes. El promedio para esta época del año es de 1 a 8ºC.

La peor tormenta de nieve en la historia de Nueva York tuvo lugar en enero de 2016, con un saldo de al menos 18 muertos en la costa este del país. En un solo día, el 23 de enero, la ciudad tuvo 69,34 cm de nieve, registrados en Central Park.

Aguanieve en las calles

Nieve y aguanieve acumuladas de más de 30 centímetros en algunas zonas paralizaron la mayor parte del corredor entre Washington y Boston luego que febrero transcurriera apaciblemente e hiciera pensar a la gente que lo peor del invierno había pasado.

180.000 clientes se quedaron sin electricidad en una zona de Virginia hacia el norte, se cerraron escuelas en ciudades pequeñas y grandes y se emitieron advertencias serias para no circular por carretera. Amtrak suspendió su servicio y la oficina de correos paró su servicio de entrega, acotó AP.

Durante la mañana, el curso de la tormenta cambio levemente y la nieve se convirtió en aguanieve en Philadelphia y Nueva York, haciendo que los meteorólogos cancelen las advertencias por tormentas de nieve para las dos grandes ciudades y enmendó su pronóstico, para decir que ahora no se acumularía 30 centímetros (un pie) de nieve o más sino menos de la mitad de esto.

Pero residentes del interior del territorio fueron aporreados. En pueblos en el norte de Pennsylvania se acumularon casi 40 centímetros de nieve antes de las nueve de la mañana, mientras en la capital del estado, Harrisburg, cayeron 30 centímetros y en las Montañas Pocono se acumularon 60 centímetros). En Wantage Township, Nueva Jersey, cayó al menos 43 centímetros.

”Los inviernos parecen estar de cabeza ahora. Enero y febrero fueron lindos y luego marzo y abril parecen ser más invernales que antes”, dijo Bob Clifford, quien se aventuró a salir por la mañana al supermercado para comprar alimentos para su familia en Altamont, cerca de Albany, Nueva York.

Su recomendación: ”Escóndanse adentro. Hibernen”.

Las partes en tierra del sistema de trenes subterráneos de Nueva York fueron cerradas, y las cancelaciones de vuelos incluían más de 2.800 solo en el área de Nueva York, donde cientos de pasajeros estaban varados en el aeropuerto Kennedy.

Laura y Matthew Balderstone, de West Yorkshire, Inglaterra, tenían la intención de pasar su luna de miel en Florida pero estaban varados en el aeropuerto de Newark, Nueva Jersey, y no podían encontrar un cuarto de hotel.

”Mejor es estar seguro que luego lamentarse, especialmente cuando se trata de volar. Supongo que es vergonzoso que no podamos resolver esto de alguna manera. Desafortunadamente, así es como están las cosas”, dijo Matthew Balderstone.

Washington funciona a media marcha

La capital de Estados Unidos, Washington D.C., funciona hoy a media marcha pese a que la tormenta invernal Stella ha golpeado el área menos de lo esperado y ha sido más suave que en otras ciudades del noreste, como Nueva York o Philadelphia.

En Maryland y Virginia se ha declarado el estado de emergencia, igual que en Nueva York, Nueva Jersey y Pennsylvania.

La nieve comenzó a caer el lunes por la noche, acompañada de temperaturas gélidas y seguida de fuertes lluvias, una combinación peligrosa que hizo que carreteras y aceras amanecieran hoy cubiertas de hielo y nieve húmeda.

Los empleados del Gobierno entraron al trabajo tres horas más tarde, mientras que en otras instituciones y empresas se dio la posibilidad de librar o trabajar desde casa, debido al cierre de numerosas escuelas del área, las carreteras deslizantes y los retrasos en el transporte público.

En Maryland y en el norte de Virginia se han registrado 125 choques de automóviles debido al hielo y la nieve húmeda en las carreteras, aunque ninguno fue de gravedad.

El temporal ha dejado sin electricidad a más de 10.000 personas en el área de Washington, la mayoría en el condado Charles de Maryland.

Las atracciones turísticas de Washington también se han visto afectadas: los museos de la Institución Smithsonian abrieron más tarde, a mediodía, mientras que el Zoo Nacional permanecerá cerrado todo el día.

El metro abrió a la hora habitual, las 5:00 de la mañana, pero funciona con la frecuencia de un sábado, mientras que los autobuses urbanos circulan pero con servicio reducido.

El Servicio Meteorológico Nacional prevé que hoy siga lloviendo en el área de Washington, precipitaciones que podrían convertirse en nieve a lo largo de la tarde.

Se teme que las gélidas temperaturas pronosticadas para el miércoles empeoren las condiciones de las carreteras, con más hielo y nieve húmeda.

La tormenta Stella es la primera de un invierno inusualmente cálido en el área de Washington, por lo que había provocado una gran expectación entre quienes echaban de menos las clásicas tormentas de nieve que cada año cubren de blanco la capital.

Las autoridades alertaron con antelación a los ciudadanos para que estuvieran preparados para una gran tormenta y evitaran todo desplazamiento que no fuera imprescindible.

El presidente Donald Trump se reunió este lunes en la Casa Blanca con la alcaldesa de Washington, Muriel Bowser, para abordar los preparativos de la ciudad ante la tormenta.

 

 

 

Con información de EFE, AFP y AP

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529