Visión Global

EEUU-Venezuela: Una decisión que interpela a los líderes de la región

EEUU-Venezuela: Una decisión que interpela a los líderes de la región


.

El gobierno de Barack Obama se convirtió ayer en el primero de la región en aplicar sanciones a autoridades de Venezuela por violaciones de los derechos humanos.

Lo hizo al recoger los datos del creciente deterioro sobre la calidad institucional en el país sudamericano, la detención de dirigentes de la oposición y la represión de quienes se manifiestan en forma crítica contra gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Esa reacción coloca a Washington en soledad frente al resto de gobiernos y de entidades regionales. Ninguna, hasta ahora, abrió la boca para señalar los excesos de la administración de Maduro.

Las pocas excepciones han sido ex presidentes, que intentaron gestiones ante Caracas. El chileno Sebastián Piñera fue uno de ellos, pero no obtuvo respuestas.

El primer dato es que el gesto del presidente demócrata obliga a una reacción por parte de sus pares regionales. Una pregunta tácita que llega con una fecha precisa: la próxima Cumbre de las Américas, que deliberará en la segunda semana de abril en Panamá.

Uno de los consensos es que, con su decisión de ayer, Obama acaba de sentar la agenda para esa cumbre regional y orientarla, posiblemente, a un debate sobre la calidad de sus instituciones, que, hasta ahora, no ha querido darse.

Ni la Organización de los Estados Americanos (OEA) ni la Unasur ni mucho menos el ALBA, de inspiración chavista, han dicho palabra sobre la represión de voces críticas que lleva a cabo Caracas.

La cumbre en Panamá empezó a perfilarse ayer como uno de los posibles escenarios para esa deuda regional.

El debate llegará, en todo caso, en un momento curioso. Después de años de hielo, Washington y La Habana trabajan en la reanudación de relaciones. De hecho, ése iba a ser el gran tema de la cumbre, con un esperado encuentro entre el presidente cubano, Raúl Castro, y Obama.

Quedan 30 días por delante para sentar la posibilidad de ese acercamiento o para desbaratarlo por completo, con la atención puesta en la presión que ya ejerce Caracas para que la región reaccione en contra del llamado de Washington.

¿Será el acercamiento con Cuba la víctima del llamado de atención que hizo ayer Obama sobre Venezuela? ¿Será el precio que pague por haber intentado poner un freno a las persecuciones?

Desde que, hace un par de meses, Obama y Castro sorprendieron con la ratificación del deseo de empezar un deshielo luego de décadas, se hizo evidente la intención del gobierno de Maduro de recoger la baza de la enemistad a ultranza con Washington.

Desde entonces ha intensificado su campaña de denuncia de “conspiraciones golpistas” supuestamente tramadas desde la administración de Obama.

La credibilidad de esas denuncias es escasa. Y no sólo porque el Departamento de Estado norteamericano las haya negado una y otra vez.

La política regional entró ayer en una nueva dinámica. Una en la que el acercamiento con el régimen cubano parece ahora abrir paso a una renovada tensión con Venezuela. Y, en medio, el silencio de los gobiernos y de entidades de América latina sobre la persecución a líderes y referentes de la oposición en ese castigado país.

.

lanacion.com

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529