Visión Global

Egipto: Con tanques y miles de soldados impiden protesta

Egipto: Con tanques y miles de soldados impiden protesta


Evitaron la protesta de Los Hermanos Mulsulmantes contra las matanzas de las últimas semanas y el golpe militar que derrocó al presidente Mohamed Morsi.

El cerrojo militar sobre El Cairo impidió que se concretara el “viernes de los mártires” prometidos por los islamistas egipcios para protestar por las matanzas de la última semana y el golpe militar del 3 de julio. El plan de Los Hermanos Musulmanes, el partido político/religioso del depuesto presidente Mohamed Morsi era salir al mismo tiempo desde 28 mezquitas de la ciudad y congregarse en las principales plazas. Pero desde la madrugada estaban apostados allí y en los principales puentes, avenidas y calles de El Cairo cientos de tanques color arena y miles de soldados que impidieron el desplazamiento masivo. Las mezquitas estuvieron poco concurridas y cuando se produjo el último rezo del oficio entre la una y las dos de la tarde, algunos grupos salieron a gritar consignas a favor del régimen islamista.

 La principal manifestación ocurrió en el barrio de clase media alta de Mohandiseen. Allí, se encuentra la mezquita de Mostafa Mahmoud que es un punto de reunión de Los Hermanos Musulmanes y donde se produjeron en las últimas semanas decenas de enfrentamientos con la policía y los militares. Esta vez, la manifestación partió de un centro religioso cercano y evitó marchar por la avenida Gam’et El Dowal que estaba tomada por las tropas, así como todos los alrededores de la enorme plaza del lugar. En la mezquita sólo rezó algún que otro joven policía y los soldados la utilizaran, apenas, para sacar agua de un grifo interno.

 Del otro lado, en la marcha, unas mil personas gritaban en contra del golpe del general Al Sisi a quien comparaban en los cánticos con el dictador Honsi Mubarak, que gobernó con mano de hierro Egipto por 30 años y que ayer logró salir de la cárcel tras desecharse algunos cargos de corrupción que tenía en su contra. Permanece, por orden de los militares, en “arresto domiciliario” en un hospital de las fuerzas armadas, pero por lo que se pudo ver en su traslado se encontraba de muy buen espíritu.

 La mayoría de los carteles que se portaban en la manifestación eran de color amarillo y mostraban una mano con cuatro dedos extendidos. Es el signo que popularizaron las redes sociales denominado “R4bia” y que recuerda a los 700 muertos de la represión militar de la semana pasada en la mezquita de Rabaa al Adawiya. En árabe “rabaa” significa “cuatro”. Y bajo esa consigna marchó una mayoría de islamistas pero también algunas columnas de liberales que estuvieron en contra del gobierno de Morsi. “Es que esto supera todo. No podemos avalar una matanza como la que sucedió. Tenemos que estar junto a las víctimas y contra la “baltagiya” (patota) de los militares”, me cuenta Baseema, una chica estudiante de ingeniería mientras camina junto a un grupo numeroso de otras estudiantes y mujeres, algunas cubiertas con su baya negra de cabeza a los tobillos.

 La manifestación recorrió unas 30 cuadras hasta que se disolvió pacíficamente a instancias de algunos dirigentes de Los Hermanos Musulmanes que prefirieron no enfrentarse con los militares que los esperaban al final de la avenida, casi sobre la margen occidental de El Nilo.

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529