Visión Global

“El Chavismo en el aire” por Pedro Vicente Castro Guillen

“El Chavismo en el aire” por Pedro Vicente Castro Guillen


Pedro Vicente Castro Guillen/@pedrovcastrog.

 

Esta frase podrá sonar estrambótica, porque el movimiento político de quien afirmamos esta sin sustento está ocupando el poder. Es verdad. Pero es un movimiento que viene en un proceso de franco y permanente deterioro desde mucho antes de morir el jefe. El proceso de desintegración del chavismo se manifiesta con mucha contundencia en el hecho de que el poder a su interior no lo determina el partido o la ideología si no una cúpula totalmente fragmentada, la llamada banda de los 7, que por lo demás no es un núcleo completamente estabilizado, es una bolsa de gatos, hoy está Aristóbulo y sacaron a Jorge y pasado mañana otro del grupo pasará a desgraciada o de candidato a vicepresidente potencial; así de inestables están las cosas a nivel del copito del régimen; los desgarres de franelas por Nicolás son puro teatro, todos lo quieren fuera porque saben que no tiene ninguna posibilidad de sobrevivir, con la pequeña cuestión, que se les olvida a todos es que con ninguno de ellos el chavismo podrá recuperarse, entre otras cosas por ser Maduro, quien de todos tiene “mejores números” en las encuestas.

El PSUV no fue nunca un partido, nunca se pudo consolidar como un verdadero partido de masas de izquierda, fue siempre un movimiento aluvional siguiendo al mesías, para terminar siendo sólo un apéndice del Estado. Funcionó mientras hubo dinero para financiar el clientelismo, pero eso se evaporó con la renta, los alimentos y las medicinas. Hoy es una organización política sin cohesión, sin liderazgo, sin identidad en la medida en que la pobreza, el hambre, la tragedia de la salud borró su narrativa socialistoide y reivindicacionista.

También en el plano militar que es el mayor factor de sostenimiento del régimen hace ya mucho tiempo que se le comenzaron a notar las costuras. Cuando el 2007 la FF.AA. le impuso la derrota al Jefe en el referendo constitucional ahí emergió el primer indicio de la incomodidad de la corporación militar con el régimen del socialismo del siglo xxi. Y desde ese entonces hasta la elección del 6D15 se ha venido abriendo una brecha insalvable entre la mayoría de la Institución Militar y la cúpula militar-cívica del régimen.

En materia social el deslave del régimen no puede ser peor, 93% de los venezolanos manifiesta su acuerdo con el Referendo Revocatorio, manifiesta una clara voluntad de cambio. El hastío y enervación por la situación de precariedad material, inseguridad personal, deterioro generalizado de la infraestructura es cada vez un factor de repudio al régimen; y ahora se suma una cada vez mayor escasez de gasolina que se viene sintiendo con mayor fuerza. Esto no va a cambiar en el próximo futuro porque  no existe una política económica coherente y pertinente para enfrentar la situación, al contrario se está acelerando una escalada de aumento de salarios y precios que aumentará el empuje inflacionario, que ya se puede predecir que con seguridad estará en el orden del 500% con una caída del PIB del 10%.

También están otros factores claves como son las disidencias entre los grupos que apoyan al régimen como REDES, APORREA, Marea Socialista, la propia fragmentación interna del PSUV, la guerra de los colectivos bolivarianos entre sí, La feroz arremetida de los cuerpos de seguridad del estado contra los colectivos a través del dispositivo de las OLP, que han venido rebanando el apoyo de los distintos grupos del chavismo por la represión contra los sectores sociales otrora aliados.

Todo lo anterior es lo que justifica que podamos plantear que el régimen chavista y su cúpula han perdido sustentación y no tiene fuerza como para cumplir sus amenazas de acabar con la Asamblea Nacional y allanar y encarcelar a los diputados opositores de manera generalizada, disolver la MUD como partido y mucho menos acabar con el Revocatorio. Esto significaría pasar a una dictadura pura y dura que no podrían sostener porque perderían la sustentación institucional.

Tener perfecta cuenta de donde está hoy la fuerza social y política es muy importante, porque creernos débiles puede conducirnos a los errores propios de quien se encuentra acorralado. El chavismo perdió la fuerza y la iniciativa y hoy su política es la de la desesperación, la amenaza y la represión desenfrenada.

Hay que tomar en cuenta que la ciudadanía apuesta por el RR, que mientras se mantenga está opción abierta que es la vía constitucional, pacífica, democrática y electoral para salir del Presidente Nicolás Maduro, todo tenderá a discurrir con relativa tranquilidad; pero, desde el mismo momento en que el régimen pretenda hacer cumplir  su amenaza de cerrar la AN, disolver la MUD, desate la represión generalizada o acabe definitivamente el mecanismo del RR, la ciudadanía va reaccionar y va a responder de manera contundente sus pretensiones totalitarias y continuistas. Realizar el RR e iniciar un cambio pacífico, democrático y constitucional es el objetivo fundamental en que converge la voluntad ciudadana y la dirigencia de la oposición agrupada en la MUD.

Pedro Vicente Castro Guillen                        @pedrovcastrog

 

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529