Visión Global

El dólar paralelo, sin techo en Venezuela: superó los 600 bolívares

El dólar paralelo, sin techo en Venezuela: superó los 600 bolívares


.

El dólar en el mercado negro en Venezuela no tiene techo: ayer quebró la barrera de los 600 bolívares, tras aumentar más de 23% en menos de una semana, y superar así 97 veces la tasa oficial más baja en el control de cambio que el gobierno asigna exclusivamente para alimentos y medicinas.

De acuerdo con el sitio web DolarToday -muy criticado por el presidente Nicolás Maduro y que ha sido bloqueado por las autoridades para impedir que sea visto desde direcciones IP venezolanas-, la divisa estadounidense alcanzó ayer los 616,46 bolívares, mientras el tipo de cambio oficial para importar la mayoría de los alimentos y medicinas es de 6,30 bolívares.

DolarToday -la mayor referencia para el mercado negro venezolano de divisas- basa su tasa en operaciones que se hacen en la ciudad colombiana de Cúcuta, en la frontera con Venezuela.

En menos de dos meses, el precio de la moneda estadounidense subió 104% frente al bolívar en el mercado negro. El 13 de mayo pasado, el dólar perforó la barrera de los 300 bolívares. Una semana después, en sólo 24 horas, escaló de 355 a 402 bolívares. Y desde allí no detuvo su carrera alcista. Entre el 15 y el 19 de junio aumentó 39 bolívares. Y en la primera semana de julio, 61 bolívares. La moneda norteamericana superó los 500 bolívares el viernes pasado. En tan sólo una semana, sobrepasó otro techo psicológico: 600 bolívares.

En julio de 2014, el precio del dólar paralelo era de 79 bolívares, lo que implica un alza hasta la fecha de 680%.

El gobierno bolivariano mantiene artificialmente como tipo de cambio de referencia oficial el de 6,3 bolívares por dólar. Venezuela ha tratado de evitar formalmente una devaluación, pero ésta se produjo de forma más o menos disimulada, pero inexorable. La pérdida de valor del bolívar en un país considerado hiperinflacionario se aceleró y el valor real en el mercado paralelo de la moneda venezolana es ya de sólo el 1% de su teórico tipo de cambio oficial.

La pérdida de confianza en la gestión monetaria venezolana, la drástica caída de las reservas de divisas y la de la cotización del petróleo, la principal fuente de divisas para el país, aceleraron el desplome del valor del bolívar.

Nuevo sistema

El gobierno de Maduro lanzó el 19 de febrero pasado un nuevo esquema cambiario denominado Sistema Marginal de Divisas (Simadi) “para derrotar al mercado negro”, y que permite por primera vez en 12 años cambiar dólares de manera libre, aunque en cantidades limitadas y luego de un arduo proceso burocrático.

El Simadi, que arrancó con una cotización de 172 bolívares por dólar, cerró anteayer a 199,81 bolívares, según el Banco Central de Venezuela.

El país, altamente dependiente de las importaciones, sufre una sequía de divisas desde fines de 2012, agravada por la caída de los precios internacionales del petróleo, de donde proviene el 96% de las divisas del Estado.

Esta situación redujo al menos un tercio la cantidad de dólares disponibles este año para importar materias primas y productos esenciales como alimentos, medicinas o bienes de cuidado personal.

La menor entrega de divisas por parte del gobierno venezolano provocó deudas comerciales de miles de millones de dólares con proveedores internacionales e incidió en una escasez de por lo menos dos tercios de los rubros básicos, con una inflación de 56,2% en 2013 y 68,5% en 2014, según datos oficiales. Este año no se entregaron cifras del aumento del costo de vida en el país.

El dólar paralelo marcó su máximo nivel ayer después de que se conociera que Venezuela volvió a retirar reservas del Fondo Monetario Internacional (FMI) ante sus necesidades de liquidez por un valor de 1500 millones de dólares.

.

AFP y diario El País

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529