Visión Global

El enigma del cuadro electoral en España

El enigma del cuadro electoral en España


La campaña electoral del pasado diciembre resultó decisiva para el voto de hasta el 36% de los ciudadanos, según el barómetro poselectoral del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) hecho público este martes. El 17,6% decidió durante la última semana a quién votar y el 9,3%, incluso, el mismo día de las elecciones. Las mayores dudas entre los votantes se produjeron entre votar a los partidos tradicionales o a los nuevos: fundamentalmente, entre el PP y Ciudadanos o entre el PSOE y Podemos, si bien los consultados también dudaron entre el PSOE y Ciudadanos y entre votar a cualquiera de los dos partidos emergentes. La encuesta revela también por qué Podemos e Izquierda Unida están negociando una coalición  electoral para concurrir a las próximas elecciones: las dudas entre votar a uno u otro partido fueron altas entre sus votantes.

El 62,8% de los encuestados afirma que tenía su voto decidido antes de que comenzara la campaña electoral, el pasado 4 de diciembre. Pero el restante 36% tomó su decisión influido por la campaña, que se alarga solo quince días antes de las elecciones, lo que da idea de cómo de importantes son los mensajes o la actuación de los partidos en la recta final de las elecciones, y de cómo pueden movilizar o desmovilizar al electorado. En el caso de Podemos, por ejemplo, que logró una “remontada” tras un sostenido desgaste en las encuestas, sus dirigentes suelen decir que con una semana más de campaña habrían mejorado mucho sus resultados.

La encuesta del CIS, realizada entre enero y marzo con 6.242 entrevistas, revela cómo las elecciones se dirimieron en gran medida en el eje de lo nuevo y lo viejo. Las mayores dudas de los votantes se produjeron entre votar al partido tradicional de centro derecha (PP) centro izquierda (PSOE) o el que vendría a ser su homólogo emergente: Ciudadanos, en el caso del PP, y Podemos, en el caso del PSOE. Así, un 17% dudó entre votar al PP o a Ciudadanos y un 11,6% dudó entre hacerlo entre el PSOE o Podemos.

No obstante, los electores también percibían como compatibles al PSOE y Ciudadanos (el 9,6% dudó entre ambos) y, a pesar de las diferencias mostradas por ambas formaciones durante las negociaciones de Gobierno, un 8,4% dudó entre decantarse por Podemos o por Ciudadanos. Este último porcentaje podría reducirse ahora, toda vez que los partidos de Pablo Iglesias y el de Albert Rivera se han demostrado incompatibles tras su llegada al Parlamento.

Entre los indecisos, destaca también que un alto porcentaje, de un 9,3%, dudó entre votar a Podemos o a Izquierda Unida-Unidad Popular, que ahora se encuentran en plena negociación para concurrir juntos a las urnas. Y un 6,2% tuvo dudas entre PP y PSOE a pesar de que los socialistas defienden que su proyecto es antagónico al de los populares.

El CIS postelectoral, que analiza el comportamiento de los votantes en las pasadas elecciones y suele ser muy esperado por los partidos políticos, incluye también un dato que apunta a una posible repetición del voto del pasado 20 de diciembre, aunque con matices. Hasta un 78,4% declara que volvería a votar lo mismo que votó de haber conocido los resultados del 20-D. En todo caso, eso no significa que vayan a votar de la misma forma este 26 de junio, porque hay que tener en cuenta que la encuesta se ha realizado entre enero y marzo, una horquilla muy amplia de meses en los que se han sucedido las negociaciones que solo hasta el final se han conocido que conducían a una repetición electoral. Las tripas del CIS no ofrecen, de forma contundente, la clave que ansían dilucidar las formaciones: a quién culpan los ciudadanos del fracaso de la formación de Gobierno y de la nueva cita electoral.

Elsa García de Blas/El País

 

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529