Visión Global

El Explosivo Regreso De Carolina Petkoff En La Revista UB En Edición 13 Aniversario (+Fotos + Ufff)

El Explosivo Regreso De Carolina Petkoff En La Revista UB En Edición 13 Aniversario (+Fotos + Ufff)


Los temas que aborda Carolina Petkoff no son superficialidades de ”bomba sexy” Con el desparpajo y coquetería que le caracteriza, ella es la que nos pregunta a nosotros: cómo puede mejorar su canal de Youtube, cómo subir tal foto o editar tal video.

Dicen que preguntando se llega a Roma y nosotros sabemos que lo que se propone, lo consigue. Y si te lo piden así.

Se confiesa como tímida, pero no pasa la media hora de sesión cuando ya Carolina nos revela todo. Hasta sus inquietudes con las redes sociales y con las poses. Se ganó rapidito al “crew” en el estudio y caímos rendidos a sus pies. Se codea con nosotros, mortales, con total naturalidad, pero sabemos bien que ella es una reina, una diosa, algo divino. Lo exhala con cada aliento o carcajada. La boquita roja más tentadora de estas tierras.

—Tenemos conocimiento de que te gusta pilotear aviones

—¿Quién les dijo eso? Estaba estudiando para sacar la licencia de piloto pero todavía no la he obtenido. Quiero pilotear aviones privados, pero le hice un stop porque me fui a Estados Unidos y ahora que regrese, en enero, la retomo.

—¿Y de dónde salió esa idea de ser piloto?

—Me encanta, mi papá está un poco ligado a ese mundo y bueno no sé… Soy una persona que se levanta pensando: “quiero hacer esto”, y lo hace y ya. Soy muy cambiante con las ideas, de repente se me ocurre algo y lo hago. No soy como esas personas que se trazan una meta desde muy pequeños y en eso se enfocan. Si me gusta algo, y lo quiero hacer: lo hago.

—¿Te parece fácil o difícil. Lo recomiendas a otras personas?

—No tuve la oportunidad de montarme en un avión y hacer las horas de vuelo, porque no he terminado el curso teórico. Pero sé que me encanta, me emociona muchísimo. Me encanta verme en mi uniforme y quiero terminar. Además es una carrera muy fructífera si te vas por el camino indicado.

—¿Hablamos de dinero?

—Sí claro. (Cachín cachín).

Bueno… pero supongo que también te hace ilusión verte sobre las nubes.

—Sí, eso me llama la atención. También me motiva muchísimo cuando veo a otras mujeres que también son piloto. Espero culminarla y poder trabajar en eso.

—¿No te parece que es una carrera muy masculina? Las mujeres normalmente son asociadas a carreras de sobrecargo o azafata

—Bueno siempre me ha gustado lo masculino. No me gusta, como el común de las mujeres, el color rosado. Soy muy femenina pero me gusta marcar la diferencia. Me gustan cosas masculinas como las motos, por ejemplo. Me encantan

—¿Hay algún modelo de avión que quieras pilotear?

—Sé que me gustaría trabajar como piloto privado. Es mucho mejor (cachín-cachín), pero no tengo mucho conocimiento de aviones como tal.

—¿Y motos? ¿Qué motos tienes y cuál quisieras tener?

—Tenía hasta hace poco una Suzuki 600. Es alta, cilindrada. Es Racing, me encantan de ese tipo, porque me gusta mucho la adrenalina y la velocidad. Claro, he manejado varias marcas de motos, pero hasta ahorita esa es la que ha sido mía y que me ha gustado.

—¿No habrá alguna que te encanta, que hayas querido treparte pero todavía no hayas tenido el gusto?

—No. Cómo te dije hace un momento, no soy como el común de las mujeres. También tengo otro detalle, no me aferro mucho a las cosas. No tengo algo favorito, no tengo algo que me guste demasiado.

—¿Cuéntanos cómo va tu carrera de modelaje?

—Yo siempre me he enfocado en las fotos, más que la actuación y otras cosas que no son mi fuerte. De verdad, soy un poco penosa aunque la gente no lo crea. No soy tan extrovertida. Pero les adelanto que pronto viene un proyecto, quizás se enteren de más en diciembre o febrero. Estoy manejando esas dos fechas. Quizás la primicia o un “abre boca” lo pueda dar a conocer en diciembre. He estado un poco alejada de las fotos, las revistas y mi público y creo que esto les puede gustar. No puedo darles más detalles, pero UB será el primero en enterarse.

—¿Te gusta ser observada?

—(Risas) Depende. Yo soy un poco penosa, aunque no lo parezca. Quizás cuando ya me siento más en confianza y en calor, las cosas son diferentes.

—Pero al ser bomba sexy, me imagino que sientes placer al sentirte deseada.

—No es que siento placer cuando los otros me observan, sino que siento placer de probar hasta donde yo puedo llegar. Sentirme bella, sexy. Es más una satisfacción personal. Creo que aquí en Venezuela hay millones de mujeres hermosas y no me creo la más bella ni mucho menos. Es algo más personal.

—¿Qué factor incide en que te entregues a un hombre?

—Bueno ya estoy entregada a uno.

—Claro… pero imaginemos que lo atropella un carro de helado

—Carolina Petkoff en el lente, la sexy, la de la revista, la que muestra, es una cosa. Pero Carolina Petkoff en la calle, en el día a día, con su familia o con mi esposo soy completamente diferente. Soy muy sencilla. Con que me quieran, es suficiente. Que me hagan sentir bella me hace sentir segura y segura de la pareja que tengo. Pero no me es necesario.

—¿Disfrutas verte en el espejo?

—Me encanta, sí. Ver cuando estoy gordita, cuando tengo un rollito o cuando estoy más flaca.

—¿Qué puede accionar a Carolina Petkoff, qué te puede encender?

—(Risas) ¡Pero qué pregunta! No sé. Por la parte sexual, me enciende todos menos la cama. El carro, el mueble, la lavadora, la cocina. Odio la cama, me aburre y otra cosa que me hace sentir sexy, en cuanto a la vida normal y cotidiana, es que mi esposo me diga que me veo bella. Eso me hace sentir muy bien.

—Una recomendación para los lectores: ¿Qué caricia es perfecta para encender a una mujer?

—Me desvío un poco del tema y no te voy a decir qué caricia porque todas las mujeres somos distintas y así como a mí me pueden gustar unas caricias en el cuello a otra le puede gustar en otro lado. No se puede generalizar. Pero sobre cómo enamorar a una mujer y hacerla sentir bien, la clave es haciéndola reír. Haciéndola pasar un rato agradable, siendo tú mismo. Yo creo que eso hace que cualquier mujer se enamore de cualquier persona. Un hombre que quiera conocer a una mujer, no tiene que ser la mejor cita o el mejor sexo, sino que al día siguiente ella se pare recordándose de cada momento de la noche anterior. No siquiera tiene que haber sexo.

—Cuéntanos de tu rutina de ejercicio, ¿cómo haces para mantenerte tan bella?

—Voy al gimnasio todos los días, hago dos horas de cardio y tengo excelente entrenador. Pero lo más importante es la dieta.

—Alguna recomendación para las lectoras de UB para mantenerse bellas como tú.

—Lo primero es dormir sin maquillaje. Eso y ponerte cremitas hidratantes. Lo que todas las mujeres sabemos, pero no lo hacemos por flojera. Ya todo está dicho lo que tenemos es que interesarnos y cuidarnos.

—¿Qué le puedes decir a una persona que critica los desnudos?

—Que se relajen, que cada quien es libre de hacer con su vida y con su cuerpo lo que quieran. Imagínate, si no estamos nosotras por lo menos un hombre casado que tiene una esposa de hace mil años, tiene que distraerse en algo. Es mejor que se compre una revista y vea. No tiene porque haber tanto tabú porque una mujer se muestre como Dios la trajo al mundo. Es mostrar la belleza es mostrar como te gusta que la gente te vea, sexy y bonita. Siempre que sea como lo que hacen en UB sexy, artístico, no vulgar. Esto de acuerdo con lo sexy no lo vulgar. Creo que las mujeres que hacen lo mismo ue yo que es desnudarse frente a una cámara para deleitar a sus seguidores, no tiene porque sentirse mal. Cada quien elige lo que quiera hacer.

Redes Sociales

Carolina Petkoff | Instagram: carolinapetkoff – Twitter: @fanscaropetkoff

Fotografía: Alejandro Cremades | Instagram: doncremades – Twitter: @doncremades

Maquillaje y estilismo: Christian Gil | Instagram: christiangilzone

Dirección de arte: Erich Gordon | Instagram: goreccs – c4estudiovisual

Post-producción: Fernanda Del Pino | Instagram: fefadelpino

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529