Visión Global

“El hambre es derrotable” por Bernardo Kliksberg

“El hambre es derrotable” por Bernardo Kliksberg


Bernardo Kliksberg.

Se debe fortalecer y no debilitar el apoyo a las estrategias que han dado resultado

El hambre que aflige a 805 millones de personas en el planeta, la pobreza extrema en más de mil millones, la desigualdad que según el reciente informe de Oxfam International llevó a que el 1% más rico sea dueño del 48% del producto bruto mundial, continuamente denunciadas por el Papa Francisco, requieren soluciones urgentes.

América Latina está haciendo fuertes esfuerzos al respecto, y ha alcanzado altos logros en hambre, que como subraya Raúl Benítez, Representante Regional de la FAO, la han colocado como “una referencia mundial”.

Es la primera región que cumplió la meta del milenio reduciendo el hambre a más de la mitad, de 15.3% (90-92) a un 6.1%.

En la base estuvo un nuevo enfoque más amplio ante el problema, en el que destaca Benítez, “La adopción de políticas y estrategias integrales para garantizar la seguridad alimentaria, el fortalecimiento de la agricultura familiar, el combate a la pobreza con énfasis en las zonas rurales, y el establecimiento de mejoras en los canales de comercio intrarregional y doméstico”.

Sin embargo, hay desafíos importantes. Hay 37 millones de personas con hambre, malnutrición, déficit de algunos micronutrientes básicos en niños y madres, aumenta el sobrepeso y la obesidad.

A ello se suma un contexto económico externo negativo que está afectando las economías latinoamericanas. Según Cepal la pobreza se estancó en un 28% en los últimos 3 años, 167 millones de pobres actualmente, y la indigencia subió del 11.3% en el 2012 al 12% en el 2014, pasando de 66 a 71 millones.

Para que prosiga avanzando la lucha contra el hambre se debe fortalecer y no debilitar el apoyo a las estrategias que han dado resultado.

Son muy relevantes al respecto las resoluciones que aprobó la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe en Costa Rica. Los 33 países acordaron “reafirmar nuestra firme determinación de erradicar la pobreza, el hambre y la desigualdad” y entre los acuerdos centrales aprobaron el Plan para la Seguridad Alimentaria, Nutrición y Erradicación del hambre 2025 elaborado por FAO, Cepal y Aladi. Al presentarlo José Graziano Da Silva, Director General de la FAO, en cuya gestión la institución renovó sus políticas con altos impactos, señaló que el Plan tiene cuatro pilares: coordinar estrategias a nivel nacional y regional, e incorporar el derecho humano a la alimentación, garantizar el acceso de todos a alimentos adecuados en lo que será clave el respaldo a la agricultura familiar, ampliar los programas de alimentación escolar, y encarar el cambio climático.

¿Qué garantías hay de que el plan funcione? Por lo pronto como resalta Benítez “lo que distingue a la región es el nivel de compromiso político que existe con la seguridad alimentaria”. Una América Latina que logre armar sobre el tema una gran concertación, entre políticas públicas, empresas socialmente responsables, y sociedad civil, puede terminar de mostrar a un mundo con “sed “de experiencias ejemplares que el hambre es derrotable.

Puede ampliarse en Amartya Sen, Bernardo Kliksberg “People First”, Eudeba 2014,

Publicado por El Universal el 11 de febrero de 2015

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529