Visión Global

El hambre tomó las calles de Caracas

El hambre tomó las calles de Caracas


Desde hace dos días, gente desesperada se sale de las colas de los supermercados para tomar el medio de las calles y exigir comida.

Al grito de “Queremos comida”, el fenómeno social se ha escenificado en Guarenas, Petare, La Urbina, La Dolorita, Catia, San Martín, avenida Fuerzas Armadas y hasta en la avenida Urdaneta, a escasos metros del Palacio de Miraflores.

En Petare, donde desde el martes se vienen registrando fuertes protestas, la acción del gobierno nacional en vez de atender los reclamos de la población, fue la de reprimir a los manifestantes.

Esta actitud violenta provocó la escenificación de una asamblea ciudadana en plena Autopista del Este, en el amanecer del miércoles.

En la asamblea, que los habitantes de estas urbanizaciones del este de Caracas denominaron “Cabildo”, suscribieron un razonado comunicado en el cual informaron que se declaraban en rebeldía, se acogían al artículo 350 de la Constitución Nacional, señalando que solo reconocían únicamente la autoridad de la Asamblea Nacional.

Este jueves, destacaron los sucesos de la avenida Fuerzas Armadas, donde la ciudadanía en horas de la mañana se lanzó a la calles, cuando se enteraron de que los supermercados había sido obligados a entregarle a las CLAP, la totalidad de los alimentos regulados.

El gobierno, con el fin de ocultar el desabastecimiento y la desesperación de la gente, optó por montar operativos de entregas de bolsas de comida “casa por casa”. Para lo cual facultó a los Consejos Locales de Abastecimiento y Producción; y ordenó a los comercios, a entregar los cargamentos apenas lo reciban.

Tantos los expertos en distribución de alimentos, como los asesores de los partidos políticos, han alertado que estos CLAP no tiene la capacidad, ni el conocimiento de logística, para garantizar el abastecimiento a los ciudadanos.

Por otra parte, advierten que esta modalidad incrementaría los niveles de corrupción y permitiría el desvío de productos de la cesta básica hacia los bachaqueros.

Esta decisión del gobierno, fue lo que habría producido las protestas en el centro de Caracas. Las cuales fueron reprimidas por efectivos militares y policiales, con la ayuda de colectivos y activistas del PSUV, que no escondieron su filiación, ni armamento, ni su complicidad entre si.

El saldo de las palizas fue difundido ampliamente por las redes sociales. En la gráficas ciudadanas, se puede ver como presuntos funcionarios del gobierno del Distrito Capital arremeten en contra de manifestantes y periodistas. Apreciándose el uso de barras de metal y pistolas automáticas.

En el caso de los periodistas, las agencias internacionales y los gremios profesionales denunciaron la agresión en las avenidas Fuerzas Armadas y Urdaneta –que incluyó el robo y destrucción de cámaras, grabadores y celulares- de no menos de 19 periodistas.

Las acciones represivas del gobierno, nacional y local, en el centro de Caracas, encendieron las alarmas de los defensores de los derechos humanos. Consideran que el gobierno no atiende el problema del desabastecimiento, sino que trata de resolverlo reprimiendo a los ciudadanos que manifiestan porque no consiguen qué comer.

Eduardo Martínez/VisionGlobal/@ermartinezd

 

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529